IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden aumenta los aranceles a productos exportados por China, que amenaza con "tomar medidas" en esta guerra comercial

Las subidas arancelarias afectarán a autos eléctricos, baterías, semiconductores y algunos productos de acero y aluminio a partir de este mismo año, según informó la Casa Blanca.

Por Gabe Gutiérrez - NBC News

El presidente, el demócrata Joe Biden, anunció el martes una subida de aranceles valorada en 18,000 millones de dólares que afectará a productos exportados por China, incluidos vehículos eléctricos, en un intento, según la Casa Blanca, de combatir lo que cree prácticas comerciales desleales y para "proteger" empleos en Estados Unidos

Esta medida intensificará lo que algunos expertos consideran una guerra comercial con China en busca de la supremacía mundial en término económicos.

La Casa Blanca informó de que la tasa arancelaria para los vehículos eléctricos se cuadruplicará, pasando del 25% al 100% este año. El principal fabricante chino de vehículos eléctricos, BYD, vende estos automóviles a partir de 10,000 dólares en otros países, pero no están disponibles en Estados Unidos precisamente por esta guerra.

“China está implementando la misma estrategia que ha usado antes para impulsar su propio crecimiento a expensas de los demás, [...] inundando los mercados mundiales con exportaciones que están infravaloradas debido a prácticas desleales”, dijo Lael Brainard, asesor económico de la Casa Blanca, en una llamada a periodistas.

“China es demasiado grande como para jugar con sus propias reglas”, agregó.

[Trump sugiere que los inmigrantes chinos vienen a EE.UU. para formar un “ejército”. Sus motivos son muy distintos]

El régimen chino ha negado la acusación como “infundada” y ha acusado a Estados Unidos de trabar la competencia comercial, asegurando que “se opone sistemáticamente a los aumentos unilaterales de aranceles” que, en su opinión, violan las normas de la Organización Mundial del Comercio. 

El Ministerio de Exteriores chino agregó que “tomará todas las medidas necesarias para salvaguardar sus derechos e intereses legítimos”, según dijo su portavoz, Wang Wenbin, en una rueda de prensa celebrada en Beijing antes del anuncio de los aranceles.

Biden, que lleva semanas adelantando la decisión, pidió en abril que se triplicaran los aranceles sobre el acero y el aluminio chinos.

La Casa Blanca especificó hoy las siguientes subidas arancelarias:

  • Algunos productos de acero y aluminio pasarán del 0-7.5% al 25% este año, y las piezas de baterías subirán del 7.5% al 25%.
  • Las baterías de iones de litio para vehículos eléctricos pasarán del 7.5% al 25% este año, mientras que las baterías de iones de litio para vehículos no eléctricos aumentarán del 7.5% al 25% en 2026.
  • Otros minerales críticos pasarán de cero al 25% este año.
  • Las células solares pasarán del 25% al 50% este año.
  • Las jeringuillas y agujas pasarán de cero al 50% este año.
  • Determinados equipos de protección individual, incluidas ciertas mascarillas y respiradores, pasarán del 0-7.5% al 25% este año.
  • Los semiconductores pasarán del 25% al 50% en 2025.
  • El grafito natural y los imanes permanentes pasarán de cero al 25% en 2026.
  • Los guantes médicos y quirúrgicos de caucho pasarán del 7.5% al 25% en 2026.

Aunque algunos economistas sostienen que el alza de los aranceles suele ser contraproducente y eleva los precios y la inflación a largo plazo, el Gobierno insistió en que eso no sucederá en este caso.

[Estados Unidos supera a China como el país del mundo con más millonarios y multimillonarios]

“No hay impacto inflacionario por estas medidas”, dijo un alto funcionario en la llamada con periodistas, “se enfocan sobre todo en sectores estratégicos en los que acumulamos inversión interna”.

El oficial argumentó que un arancel general del 10% supondría un riesgo mayor a los consumidores. El expresidente Donald Trump, virtual candidato republicano en las elecciones de noviembre frente a Biden, ha planteado la idea de un arancel del 10% sobre todas las importaciones.

Otro alto oficial que participó en la llamada con los periodistas, dijo: “Los esfuerzos restrictivos de la Administración anterior no se emparejaron con incentivos afirmativos para que las empresas realizaran inversiones en sectores estratégicos. No incluía un esfuerzo diplomático para que países afines que se rigen por las mismas reglas se unieran a nosotros para enfrentar las prácticas comerciales de China. Así que esta es una estrategia muy diferente en la que los aranceles no son una medida aislada”.

[El director del FBI advierte al Congreso sobre una amenaza de China a la infraestructura de EE.UU.]

La campaña de Trump ha criticado la subida de aranceles planeada por Biden. “Tras pasar gran parte de su presidencia luchando para deshacer las políticas comerciales de Trump, el fracaso de Biden para proteger a los fabricantes estadounidenses está volviendo a atormentar a su gestión, y los estadounidenses que trabajan duro saben que es muy poco y muy tarde”, dijo Karoline Leavitt, vocera de la campaña de Trump, en un comunicado enviado por correo electrónico. “Los hombres y mujeres olvidados saben que Trump es el único que ha sido y será duro con China”, agregó.

El Gobierno de Biden busca cumplir dos metas difíciles: quiere reducir el costo de la energía limpia en Estados Unidos y proteger la fabricación estadounidense al mismo tiempo "Tiene dos objetivos contrapuestos”, indica Alex Durante, experto de la Tax Foundation, un grupo de investigación con sede en Washington, que agrega: “Los aranceles, en general, son una mala política económica. Creo que la Administración debería alejarse de ellos”.