Economía y trabajos principal preocupación en EEUU

Sondeo de MSNBC/Telemundo y Marist: Los latinos, al igual que el público en general, señalan a los trabajos y la economía como los principales factores para votar en 2016

 Los latinos, al igual que el público en general, señalan a los trabajos y la economía como los principales factores para votar en 2016, según sondeo. Hillary Clinton ganaría la elección.


Los trabajos y la economía son las principales preocupaciones de los estadounidenses cuando decidan por quien votarán en las elecciones presidenciales de 2016, según una encuesta de MSNBC/Telemundo y la Casa Marista. El 28% de todos los electores, y el 25% de los hispanos, dijeron que el tema económico es su principal preocupación.
 
En la misma encuesta, Hillary Clinton fue escogida como la primera en las preferencias de los encuestados ante cualquiera de los precandidatos republicanos, con ventaja para el caso de más de diez puntos ante Donald Trump quien encabeza hoy la contienda republicana.
 
El segundo factor de importancia para el público en general es el terrorismo, el cual ha doblado en porcentajes en relación a una encuesta previa de septiembre -de 6% a 15%-. La encuesta se realizó antes de los hechos de San Bernardino, por lo que es posible que hoy, ante el impacto de lo sucedido, la importancia del tema del terrorismo pueda ser incluso mayor.
 
Llama la atención que para los latinos son los temas de educación e inmigración los que siguen en importancia, luego de los trabajos y la economía (19% y 18% respectivamente). 
 
Por otro lado, la encuesta confirma lo relativamente bien ubicada que está Hillary Clinton con el público latino. Un 51% de este público la ve de manera positiva, lo cual explica en parte la ventaja que la ex secretaria de estado saca entre los latinos puesta a competir con cualquiera de los potenciales rivales republicanos. 
 
Entre el público en general, únicamente un 41% tiene una opinión positiva de Clinton.
 
Aun cuando hay ciertas diferencias entre los porcentajes que Clinton obtiene entre el público en general y los latinos en particular, la también ex primera dama y ex senadora por Nueva York gana siempre no importando quien sea el rival republicano
 
Ante Trump, por ejemplo, Clinton obtiene un 52% de las preferencias de los encuestados contra el 41% del empresario de bienes y raíces. Entre los latinos inscritos para votar, estos porcentajes se amplían con Clinton consiguiendo un 69% de las preferencias y Trump el 27%.
 
Contra el senador por Texas, Ted Cruz, quien en algunas de las últimas encuestas ha subido al segundo lugar de las preferencias de la contienda republicana, Clinton también gana, en este caso por una ventaja de siete puntos porcentuales con 51% a 44% respectivamente. Con los latinos Clinton igualmente derrota a Cruz 61% a 34%.
 
Las diferencias a favor de Clinton se reducen cuando compite contra el ex gobernador de la Florida Jeb Bush, el senador de la Florida Marco Rubio y el neurocirujano retirado Ben Carson.
 
Contra Bush, quien en este momento se encuentra en quinto lugar en la mayoría de encuestas de los precandidatos republicanos, Clinton también ganaría la eventual contienda presidencial sólo que en este caso únicamente por 4 puntos porcentuales con 49% y 45% respectivamente. Con los latinos, sin embargo, Clinton aventaja a Bush por más del doble de las preferencias: 61% a 26%.
 
Contra Rubio, quien al igual que Cruz ha ido subiendo en las encuestas, Clinton obtiene el 48% de las preferencias de los encuestados contra el 45% del senador. Con los latinos, Clinton también gana sobre Rubio, 57% a 38%.
 
Es Carson, quien en los últimos días ha experimentado un descenso en las encuestas, en parte debido a sus deslices en el terreno de política exterior, quien mejor da la batalla contra Clinton. La aspirante demócrata apenas le ganaría a Carson por un punto porcentual -48% a 47%- (un empate técnico según las encuestas). Con los latinos, Clinton igualmente derrotaría fácilmente a Carson 61% a 35%.
 
Los resultados de la encuesta en general ponen a los republicanos en un dilema: ante la candidatura de Clinton por el partido demócrata, son Carson, Rubio o Bush los mejor posicionados para dar la batalla.
 
El problema es que al menos hoy es Trump quien lleva la delantera. Si votan por su favorito, la encuesta señala que perderían fácilmente la elección. Pero tendrían posibilidades contra Clinton si optan por irse por uno de los otros candidatos, los que hasta hoy, sin embargo, no han podido desplazar a Trump.
 
En términos del voto latino el panorama tampoco es favorable a los republicanos. Clinton gana ampliamente el voto latino contra cualquiera de los republicanos, siendo Rubio el que más cerca queda, aunque todavía por una distancia de 19 puntos porcentuales. 
 
Un detalle al menos de alivio para los republicanos: aun con esta diferencia de 19% en el caso de Rubio, las cosas no son tan malas si se considera que el 38% que conseguiría el senador por la Florida es casi el porcentaje mínimo del voto latino que según los expertos cualquier candidato republicano debe obtener en la elección para tener posibilidades de ganar la presidencia.