Donald Trump pudiera ganar la candidatura republicana, según encuesta

Donald Trump obtiene el 35% de las preferencias, según NBC News y Survey Mokey
donald trump
Donald Trump, irrumpió en la carrera presidencial de los Estados Unidos con dichos cuestionables sobre latinos, inmigrantes, mujeres y otras actitudes polémicas. Aun así, según las encuestas lidera entre los precandidatos republicanos.Tom Pennington / Getty Images

Donald Trump sigue adelante en las preferencias de los votantes republicanos a nivel nacional, aventajando a su más cercano perseguidor por 17 puntos porcentuales, en momentos en que faltan menos de cuatro semanas para la primera votación donde se elegirá a los candidatos presidenciales de 2016.

Trump obtiene el 35% de las preferencias, según una encuesta de NBC News y el sitio de internet “SurveyMonkey”, seguido por el senador por Texas, Ted Cruz con el 18% y el senador por la Florida Marco Rubio con el 13%.

Jeb Bush, el ex gobernador de la Florida y quien hasta mediados del año pasado antes de que Trump declarara su candidatura era considerado el gran favorito para ganar la primaria republicana, consigue hoy apenas el 6% de las preferencias.

Ben Carson, el neurocirujano retirado y quien por varias semanas en el pasado otoño encabezó la contienda republicana o al menos estuvo dando la pelea por el primer lugar con Trump, obtiene hoy únicamente el 9% de las preferencias.

Se supone que Carson ha bajado en las encuestas debido a que desde que se dieron los ataques terroristas en Paris y San Bernardino, el tema de la seguridad nacional adquirió más importancia para los electores, área en la cual el médico no parecía moverse con fluidez o gran conocimiento.

Otro dato favorable para Trump de la encuesta es que el 49% de los encuestados señalaron que independiente de a quien apoyan, creen que es Trump quien ganará la nominación presidencial republicana.

Sólo un 22% piensa que será Cruz y un 11% que será Rubio. Igualmente, de los que dijeron apoyar a Trump, el 51% señaló que “está absolutamente cierto” que votará por el magnate -es decir que no piensa cambiar de opinión-.

Un 36% de los que apoyan a Cruz dijo lo mismo y un 26% de los que apoyan a Rubio. Lo de Trump en cierto sentido no sorprende ya que el magnate de bienes y raíces ha estado por el último medio año en primer o segundo lugar de las encuestas republicanas.

Lo que llama la atención sin embargo, es que hoy, debido a la cercanía con las primeras votaciones -habrán ‘caucuses’ en Iowa el uno de febrero y primaria en New Hampshire el 8 de febrero-, las encuestas adquieren mayor peso ya que se supone que los encuestados se han formado -o están por terminar de formarse- una idea más completa de los candidatos.

Lo de Trump entonces a estas altura es algo más que una sorpresa. Según la encuesta, pudiera ganar la candidatura republicana. Una de las pocas salvedades a los resultados de la encuesta vis a vis Trump es que ésta se realizó a nivel nacional -vía internet y entrevistando a más de tres mil personas- y sucede que el “caucus” de Iowa es una de las elecciones más locales que puedan darse en el proceso presidencial estadounidense.

Para que un candidato gane el “caucus” de Iowa tiene que convencer a sus seguidores a que vayan a un determinado recinto de votación -una iglesia, una escuela, etc.- y ahi expresen su apoyo al candidato. Una de las grandes interrogantes es si los seguidores de Trump, muchos de los cuales son gente nueva en las elecciones, que nunca han votado o asistido a un caucus, irán esa noche del “caucus” a dar su apoyo a Trump.

Para que este apoyo se materialize se necesita un gran trabajo de organización de la campaña de cada candidato para asegurarse que esa misma persona que ha dicho en una encuesta que está por Trump -o por el candidato que sea- y que ha asistido a sus mitines, tendrá la voluntad de ir al caucus bajo el clima frío y de seguro con nieve de Iowa.

El senador Cruz por su lado, no obstante que va en un relativamente lejano segundo lugar a nivel nacional, confía en que ahí en Iowa, precisamente por lo extenso de su organización, particularmente con los evangélicos, ganará el “caucus”. En cualquier caso, debido a lo complicado que es Iowa pareciera que la batalla está entre Trump y Cruz.

Y que el resto de candidatos sólo aspiran a quedar en un decente tercero o cuatro lugar y enfocar de inmediato sus baterías a la primaria en New Hampshire.

Por hoy sin embargo, en la misma semana en que Trump comenzó a poner al aire sus primeros comerciales de televisión sobre su campaña -no ha gastado mucho, argumenta el magnate, debido a la publicidad gratis que recibe por la atención que le da la prensa-, la encuesta nacional lo pone en primer lugar.

Y todavía más, aun con todo lo controversial que es Trump, casi la mitad de los republicanos -ese 49% citado antes- cree que él será el candidato presidencial.