Detienen durante dos semanas a joven francesa que cruzó por accidente frontera entre Canadá y Estados Unidos

Cedella Roman, una joven francesa, fue detenida en cuando cruzó accidentalmente los límites fronterizos entre Canadá y Estados Unidos.
frontera eeuu canada
La foto de archivo muestra el puesto fronterizo de Estados Unidos en la frontera con Canadá entre Vermont y Quebec, Canadá, en Beecher Falls, Vermont.AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Cedella Roman, una joven francesa,  estuvo detenida durante dos semanas en una instalación del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos tras haber cruzado de manera accidental desde Canadá a Blaine, Washington.

El 21 de mayo, Román corría por una playa en British Columbia, Canadá, cuando la marea comenzó a subir y la hizo cambiar de rumbo. Mientras regresaba para visitar a su madre, que vive en el mismo lugar, aparecieron dos agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de los Estados Unidos.

“Un oficial me detuvo y comenzó a decirme que había cruzado la frontera ilegalmente. Le dije que no lo había hecho a propósito y que no entendía lo que estaba sucediendo", dijo Roman a la canadiense CBC News. "Me dije a mí misma: 'Bueno, pude haber cruzado la frontera, pero probablemente solo me den una multa, o me van a decir que regrese a Canadá, o me advertirán”, agregó.

Pero los agentes la detuvieron y la enviaron al Centro de Detención del Noroeste de Tacoma, operado por el Departamento de Seguridad Nacional y ubicado a más de 124 millas al sur de la frontera de Estados Unidos y Canadá.

Relacionado: La Patrulla Fronteriza entró a inspeccionar un autobús pero ella les recitó la ley y los obligó a irse

"Me metieron en los vehículos con barras y me llevaron a sus instalaciones. Me pidieron que pusiera mis pertenencias personales junto a mis joyas. Me registraron por todas partes", dijo.

Roman le dijo a CBC News que desde la instalación se le permitió contactar a su madre, Christiane Ferne, quien rápidamente viajó hasta el lugar para llevar el pasaporte de su hija y el perrmiso de estudio y mostrárselos a los empleados, quienes le indicaron que tenía que enseñárselos a los funcionarios canadienses de inmigración.

Roman fue puesta en libertad el 6 de junio, dos semanas y dos días después de cruzarpor accidente la frontera, cuando los funcionarios de inmigración de Estados Unidos y Canadá aprobaron su reingreso a este último país.