IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

“Despiadado” y “adicto al sexo”

“Despiadado” y “adicto al sexo”, se describió a sí mismo Ariel Castro en los interrogatorios

Por Natacha Herrera Miami - Ariel Castro, el hombre acusado de raptar y violar a las tres mujeres liberadas a principio de esta semana, confesó en los interrogatorios que él era “adicto al sexo” y “despiadado”, y que además no podía controlar sus impulsos, según reportó WKYC, la estación local de NBC en Cleveland.

Castro también declaró a las autoridades detalles de cuándo secuestró a Michelle Knight, Amanda Berryy Gina DeJesus. Explicó cómo se encontró con cada una de ellas y hasta cómo vestían al momento del rapto.

Ninguno de los secuestros fueron planificados, si no más bien delitos cometidos ante oportunidades presentadas, según indicó la fuente cercana al caso. Castro nunca diseñó un plan de escape, aunque expresó que no pensaba que lo fueran a descubrir tan rápido.

De acuerdo a la información obtenida por WKYC, el acusado no ha demostrado remordimientos por sus actos, salvo el de haber sido capturado. Sin embargo, dijo que la policía perdió la oportunidad de arrestarlo, aunque no se aclara cuándo esto pudo haber sido.

Se sabe que en el 2004 la policía de Cleveland lo visitó en su casa de Seymour Avenue, donde ya en esa época mantenía cautivas a dos de las tres mujeres, para investigar la negligencia cometida por este al dejar a un niño en un ómnibus en la época cuando conducía un autobús escolar.

Por otra parte, las autoridades descubrieron una nota suicida en la vivienda, donde Castro culpa a las muchachas por haber sido ellas quienes se montaron en su carro en primera instancia y no haber sido más cautelosas. En la nota, según reveló la fuente, el acusado escribió que de ser descubierto dejaba su dinero y posesiones a las mujeres. Mencionó, además, que en su infancia él fue abusado físicamente.

Este jueves Ariel Castro fue acusado formalmente por secuestro y violación. La jueza le puso una fianza de ocho millones de dólares.