IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

"Perdí todos mis ahorros": residentes de Texas cuentan la pesadilla de recibir facturas de la luz por miles de dólares tras la tormenta

El gobernador del estado, el republicano Greg Abbott, aseguró el sábado que su Administración se está “moviendo rápidamente para resolver este problema”.

A Scott Willoughby, un veterano residente en un suburbio de Dallas, Texas, la tormenta invernal extrema que ha vivido ese estado esta semana y los graves problemas de suministro energético en consecuencia le han dejado una pesadilla adicional: un factura de la luz de más de 16,700 dólares. 

Este hombre de 63 años ha contado al diario The New York Times que él fue uno de los pocos en Texas en no sufrir el apagón masivo que ha dejado a millones de personas sin electricidad hasta por días. Pero lo que de inmediato podía parecer una gran suerte, pronto se convirtió en un gran disgusto. Willoughby tuvo que vaciar su cuenta para poder sostener el costo de la factura. "Perdí todos mis ahorros", dijo. 

Este veterano no es el único que tiene un problema parecido: en los últimos días, las quejas de texanos que se han encontrado en sus facturas de la luz sorpresas indeseables se han multiplicado. Tal y como Willoughb, muchos son clientes de una compañía de Houston llamada Griddy.

[En fotos: así se resguardaron del frío en una tienda de muebles de Houston, Texas]

Los precios de esta empresa suelen depender del mercado y, por lo tanto, son vulnerables a cambios repentinos en la demanda. Con la tormenta, el gasto de electricidad se ha disparado, llegando a costar hasta más de 9,000 dólares por megavatio/hora, en comparación con el promedio estacional de 50 dólares por megavatio/hora.

Tendidos eléctricos en Houston, Texas, el martes 16 de febrero de 2021.AP Photo/David J. Phillip

Julio Garcia es un hombre de 29 años que también vive en Dallas. Normalmente su factura de la luz de Griddy es de unos 60 dólares mensuales, pero este mes ya alcanzó los 2,795 dólares, según contó a nuestra cadena hermana NBC News. 

“Antes de la tormenta me mandaron un email para avisarme que me buscara otro proveedor”, explicó. Él lo hizo, y le dijeron que le cambiarían a la nueva compañía el lunes pasado. Sin embargo, el cambio no se produjo hasta el jueves: “Me quedé atascado pagando precios al por mayor lunes, martes, miércoles y jueves, que terminaron siendo de más de 2,000 dólares”. 

Ahora, agregó, está evaluando cómo pagar ese dinero, porque, de momento, esa suma excede sus posibilidades. “Estoy tratando de ver si alguien hizo algo al respecto de estos precios altos, si habrá alguna ayuda o algo así”, dijo. Y añadió que la situación lo hace sentir ”agotado mentalmente”. “Es como si no pudiera lidiar más con esto”, explicó.

[Alexandria Ocasio-Cortez recauda 4 millones de dólares para Texas, después de criticar a Ted Cruz por su viaje a México]

Una experiencia similar es la que ha vivido DeAndré Upshaw, de 33 años, quien también reside en Dallas. Según contó el sábado a la cadena CNN, su factura de este mes ronda los 7,000 dólares. Descubrirlo, dijo, “ha sido muy chocante”, dijo. 

Upshaw agregó que intentó cambiar su plan energético, pero todavía no lo ha conseguido. “Estamos en el medio de una tormenta, la gente no tiene luz, no tiene agua, lo último de lo que deberías preocuparte es tener que pagar facturas astronómicas por los consumos”, afirmó, y agregó que conoce a otra gente en situación parecida que tiene “cuentas completamente quedamas” y ahora “no puede pagar el alquiler”. 

Él, por el momento, ha cambiado su tarjeta de crédito asociada a la cuenta de Greedy por una que tiene un tope de pagos, de manera que no se le pueda quitar todo el dinero que debe. Ahora está a la espera de una solución. 

Griddy explicó esta semana en su web que, en cuanto empezó a detectar el problema de la subida de los precios, sugirió a sus clientes que se pasaran temporalmente a algún otro proveedor que ofrece tarifas fijas. 

[Autoridades de Texas piden hervir el agua de la llave por la ruptura de las tuberías por las nevadas]

La compañía además atribuyó lo sucedido a las decisiones de los reguladores estatales (la Comisión de Servicios Públicos de Texas —PUCT, por sus siglas en inglés) de establecer un precio fijo de la electricidad en el máximo de 9 dólares por kilovatio durante la fase de emergencia energética por la tormenta. 

El administrador de la red eléctrica del 90% del estado, el Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT, en inglés), de hecho no estaba preparado para las gélidas condiciones de las últimas dos semanas: la red eléctrica primaria se vio afectada por una demanda de energía fuera de lo común.

NBC News reportó el viernes que también usuarios que no se sirven de la red de ERCOT han tenido problemas en los precios con otras compañías. 

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, mantuvo este sábado una reunión con otros líderes del estado para abarcar el asunto. “Tenemos la responsabilidad de proteger a los texanos de los picos en sus facturas energéticas”, dijo en un comunicado. “Nos estamos moviendo rápidamente para resolver este problema”, agregó. 

[¿Cómo funciona el sistema eléctrico en Texas y por qué está fallando?]

Griddy comunicó el viernes que ya “empezó a interactuar con ERCOT y la PUCT en busca de ayuda para el cliente” y que “sigue trabajando en esto para poder “acreditar a los clientes por cualquier alivio recibido, dólar por dólar”. 

CNN dijo que contactó con PUCT para obtener comentarios sobre esta situación, pero no obtuvo respuesta inmediata a fecha del sábado. 

Con información de The New York Times, CNN, y NBC News