IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Muere un hombre en Louisiana atacado por un caimán cuando caminaba por las calles inundadas por el huracán Ida

Las autoridades han advertido sobre el peligro que supone la fauna salvaje debido a la crecida de las aguas. El hombre perdió un brazo en el ataque y pudo ser rescatado por su esposa, pero ella fue a buscar ayuda y cuando regresó había desaparecido.

Un hombre que vivía en una zona de Louisiana devastada por el huracán Ida fue dado por muerto tras ser atacado este lunes por un caimán y no poder recibir ayuda debido a los estragos de la tormenta.

Una mujer, cuyo nombre no fue revelado, denunció que su esposo, de 71 años, salió de su casa en la ciudad de Slidell, al norte de Nueva Orleans, para hacer unas compras en un almacén situado debajo de su casa, según informó el capitán Lance Vitter de la oficina del sheriff

Mientras caminaba entre la crecida de las aguas, que le llegaban a la altura de la rodilla, su esposa oyó un espantoso ruido, según relata el diario The New York Times

 

 

[Las imágenes catastróficas que dejaron en Louisiana los poderosos vientos y las lluvias de Ida]

Al abrir la puerta, vio cómo un caimán le atacaba, de acuerdo con un comunicado de la policía de la parroquia de Saint Tammany.

El hombre perdió un brazo como consecuencia de la mordedura. Pudo ser rescatado de las aguas, y su esposa lo llevó a la vivienda para atenderlo con su kit de primeros auxilios, pero el servicio 911 de emergencias no estaba disponible en esos momentos, así que decidió salir en busca de ayuda, remando una milla en una piragua. 

Cuando regresó a casa, el hombre había desaparecido.

["Pensé que no íbamos a sobrevivir". El huracán Ida golpea a la pequeña comunidad de LaPlace] 

La policía utilizó vehículos preparados para moverse en aguas crecidas y lanchas con el fin de intentar localizar a la víctima, pero hasta el momento no ha habido suerte y se presume que falleció.

Los daños provocados por el huracán Ida en una tienda en la ciudad de Nueva Orleans, en Louisiana.REUTERS

El sheriff Randy Smith advirtió a los residentes a estar muy atentos a la hora de caminar por zonas inundadas, ya que la fauna silvestre también ha sido desplazada por el paso del huracán Ida. Los caimanes y otros animales pueden haberse acercado a los barrios como consecuencia de la tormenta.