“Mi primo resbaló, intenté agarrarlo y se me fue”: un niño cuenta lo que vivió tras el paso de Hanna por México

El primer huracán de la temporada 2020 en el Atlántico dejó al menos cuatro muertos tras su paso por el noreste mexicano y varias personas desaparecidas, entre ellas menores.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Hanna, el primer huracán de la temporada 2020 en el Atlántico, posteriormente degradado a depresión tropical, dejó una estela de destrucción tras su paso por el noreste de México: al menos cuatro personas murieron, miles resultaron damnificadas y cuatro adultos y cuatro niños desaparecieron tras caer en aguas turbulentas.

Los cuerpos de una niña de 7 años y su madre fueron hallados en Saltillo, Coahuila, cerca de la ciudad de Monterrey. La camioneta en la que viajaban fue arrastrada por las aguas de un río desbordado, después de que se quedaran sin gasolina. La corriente se las llevó, según reportaron diarios mexicanos.

Algunos de sus familiares consiguieron escapar de la camioneta, entre estos una niña de 11 años que se aferró a la rama de un árbol, según los reportes en medios.

[No, los vientos de Hanna no tumbaron una parte del muro fronterizo: las imágenes son de junio]

Con la mayor parte de los cuerpos de agua, incluidos cauces de ríos, arroyos, canales y recolectores fluviales a máxima capacidad, los equipos de rescate recibieron más de 1,200 llamadas de auxilio tan solo en Nuevo León, según Miguel Ángel Perales, director de Protección Civil de ese estado.

“El riesgo de que una persona esté en la calle es muy alta”, advirtió el funcionario en un mensaje transmitido en Facebook el lunes por la mañana.

Una de esas llamadas fue la de una mujer que acababa de dar a luz en su casa. Fue trasladada a un hospital por los rescatistas. “Es un varoncito”, dijo una de las rescatistas que sostenía al recién nacido en brazos.

Además, tres personas fueron reportadas como desaparecidas en Monterrey.

En la ciudad fronteriza de Reynosa, Tamaulipas, una mujer murió tras sufrir un ataque epiléptico en el patio de su casa, que se encontraba inundado por las lluvias intensas, reportó el diario La Jornada. Y tres niños desaparecieron en un vecindario cercano después de caerse de la rama de un árbol al agua del río desbordado.

[Imágenes de los destrozos ocasionados por Hanna en el sur de Texas]

Un niño describe cómo el río se llevó a su primo en el noreste de México tras el paso de la tormenta Hanna.Noticias Telemundo

Un niño que atestiguó cómo su primo era arrastrado por la corriente habló del trágico suceso con Noticias Telemundo, según lo reportó la corresponsal Maricruz Gutiérrez.

“Fuimos a buscar mi chancla. Mi primo, que se llama Neto, se resbaló y se fue… Intenté agarrarlo, y se me fue”, dijo el niño.

También en Reynosa, un hospital de maternidad resultó dañado por los torrenciales aguaceros y se requirió usar bombas para extraer el agua, informaron las autoridades. Algunas pacientes tuvieron que ser trasladadas a pisos superiores y otras fueron llevadas a otros hospitales, señaló Pedro Granados, director de protección civil del estado de Tamaulipas.

[La tormenta tropical Hanna ocasiona estragos al noroeste de México]

Hanna tocó tierra como tormenta categoría 1 la noche del sábado con vientos de 90 millas por hora, cerca de Port Mansfield, que se ubica a unos 130 millas al sur de Corpus Christi.

Tras su paso, arrojó hasta 16 pulgadas de lluvia en algunas partes del sur de Texas y el norte de México.

En Matamoros, colindante con Brownsville, Texas, la lluvia empapó un campamento de refugiados con aproximadamente 1.300 personas, incluidos recién nacidos y ancianos, que llevan meses esperando comparecer ante una corte de inmigración de Estados Unidos.

Con información de Vanguardia, La Jornada y The Associated Press.