IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Más de 14 millones siguen bajo alerta por las inundaciones históricas en el Noreste

Es un evento sumamente raro y atípico en la zona. La buena noticia es que este lunes no se esperan lluvias tan fuertes como las del domingo, que dejaron a una mujer fallecida en Nueva York.

Al menos una persona ha muerto en Nueva York por inundaciones repentinas tras días de intensas lluvias en el noreste del país, que han obligado a miles a evacuar y aún tienen a más de 14 millones bajo alerta.

“Se esperan inundaciones repentinas riesgosas y generalizadas por lluvias excesivas en Nueva Inglaterra hasta el martes por la mañana; El riesgo más alto es para Vermont, donde se esperan afectaciones en las rutas de tránsito”, advirtió el Servicio Meteorológico Nacional.

En el valle del Hudson en Nueva York cayeron más de 10 pulgadas de lluvia tan solo el domingo, la cantidad promedio que suele caer en los tres meses del verano, reportó nuestra cadena hermana NBC News.

Un auto volcado al lado de la Ruta 32 en Hudson Valley, Nueva York, el 10 de julio de 2023.
Un auto volcado al lado de la Ruta 32 en Hudson Valley, Nueva York, el 10 de julio de 2023.Paul Kazdan / AP

Imágenes muestran las impresionantes afectaciones por las lluvias, que han dejado desde autos sumergidos y árboles caídos hasta socavones en autopistas.

Uno de los lugares más afectados fue el valle del Hudson en Nueva York, donde los rescatistas encontraron el cuerpo de una mujer de unos 30 años afuera de su casa inundada. La fuerza de la ríada desprendió rocas que chocaron con la casa de la mujer y dañaron parte de la pared, dijo un funcionario del condado de Orange, Steven Neuhaus, a The Associated Press.

“Ella estaba tratando de abrirse paso (a través de la inundación) con su perro”, dijo Neuhaus, “cuando se vio abrumada por olas del tipo de un maremoto”.

El funcionario dijo que muchos caminos y puentes fueron arrasados. Los funcionarios creían que todos estaban bien, pero estaban tratando de comunicarse con las personas para asegurarse de que estuvieran bien.

Equipos de rescate de los estados de Carolina del Norte, Michigan y Connecticut se unieron a las tareas de auxilio en Vermont, donde poblaciones enteras han quedado sumergidas y aisladas del resto.

Mike Cannon, de Búsqueda y Rescate Urbanos de Vermont, dijo a The Associated Press que las áreas montañosas de Green Mountains en los condados del sur y centro del estado habían sido las más afectadas.

Las aguas retroceden en Highland Falls tras inundación, el 10 de julio de 2023.
Las aguas retroceden en Highland Falls tras inundación, el 10 de julio de 2023.John Minchillo / AP

Los rescatistas se dirigieron a Londonderry y Weston, dos poblados que quedaron incomunicados para revisar la situación en la que están sus residentes. Las autoridades evacuaron un parque estatal en Plymouth y monitoreaban los niveles de varias presas.

El sistema de lluvias de lento avance llegó a Nueva Inglaterra este lunes por la mañana, después de golpear Nueva York y Connecticut el domingo.

El Servicio Meteorológico Nacional en Burlington, Vermont, dijo que una alerta de inundación permanece en vigor para todo el estado hasta el martes por la noche. Mientras tanto, continúan los avisos sobre el riesgo de ríadas en buena parte de Nueva Inglaterra.

“Se han desarrollado lluvias intensas y generalizadas capaces de producir inundaciones considerables o catastróficas. Los derrumbes de carreteras están en curso y se espera que aumenten en extensión y gravedad en el transcurso del día”, indicó el Servicio Meteorológico Nacional.

Las autoridades calculan que la tormenta ya ha causado daños valuados en decenas de millones de dólares. En Nueva York, la gobernadora demócrata Kathy Hochul dijo en una conferencia de prensa el lunes que la tormenta dejó “autos flotando en nuestras calles” y arrojó una cantidad “histórica” de lluvia.

“Nueve pulgadas de lluvia en esta comunidad”, declaró Hochul durante una sesión informativa en una calle enlodada de Highland Falls. “Están diciendo que este fue un evento que solo pasa una vez en 1,000 años”.

Hochul anunció un estado de emergencia el domingo para el condado de Orange. Eso incluyó la ciudad de Cornwall, cerca de la Academia Militar de West Point, donde muchas carreteras se inundaron y fueron cerradas.

La tormenta también interrumpió los viajes aéreos y ferroviarios. Hasta la madrugada del lunes, hubo cientos de vuelos cancelados en los aeropuertos Kennedy, LaGuardia y Newark y más de 200 cancelaciones en el aeropuerto Logan de Boston, según el sitio web Flightaware. Amtrak suspendió temporalmente el servicio entre Albany y Nueva York. En Vermont, se cerraron unas 25 carreteras estatales.

El gobernador de Vermont, Phil Scott, dijo que se necesitaban equipos de rescate de fuera del estado.

“Esta es una situación en la que se necesita de la ayuda de todos”, afirmó en una conferencia de prensa el lunes. “No hemos visto lluvias como esta desde Irene, y en algunos lugares, superará incluso eso”.

Scott se refería a la tormenta tropical Irene en agosto de 2011, cuando el estado recibió 11 pulgadas (28 centímetros) de lluvia en 24 horas. Irene mató a seis personas en el estado, arrancó casas de sus cimientos y dañó o destruyó más de 200 puentes y 805 kilómetros (500 millas) de carreteras.

Scott declaró el estado de emergencia el domingo. Algunos campistas y personas atrapadas en sus casas fueron rescatadas en el centro y sur de Vermont, dijo Mark Bosma, vocero de la oficina estatal de manejo de emergencias.