IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Los incendios forestales en California alcanzan a las secuoyas gigantes: intentan protegerlas

Este sábado el Servicio Meteorológico Nacional emitió una alerta debido a las condiciones críticas del incendio en el parque nacional de California, debido a que las llamas no han podido ser controladas y continúan afectando a los enormes árboles.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió una alerta este sábado por las condiciones críticas del incendio en el parque nacional de Sequoia, en California, donde dos incendios provocados por un rayo se fusionaron el viernes y continuaban avanzando hacia el bosque. 

El fuego alcanzó el extremo occidental del Bosque de los Gigantes, donde quemó cuatro secuoyas conocidas como los 'Cuatro Guardianes' que protegen la carretera de entrada al bosque de 2,000 secuoyas.

Aún no se ha determinado el alcance de los daños causados por el fuego en los áboles.

Los bomberos han envuelto la base del General Sherman y otros árboles del Bosque de los Gigantes,  con una manta de aluminio resistente al fuego del tipo utilizado en los refugios de emergencia de los bomberos forestales y para proteger los edificios históricos de madera, dijo la portavoz de los bomberos Katy Hooper.

El General Sherman es el árbol más grande del mundo por su volumen: cuenta con 52,508 pies cúbicos (1,487 metros cúbicos), según el Servicio de Parques Nacionales. Tiene una altura de 275 pies (84 metros) y una circunferencia de 103 pies (31 metros) a nivel del suelo.

[Miles de personas son forzadas a huir de Lake Tahoe mientras el incendio Caldor se extiende en California]

Los bomberos envuelven el histórico árbol General Sherman, que se estima que tiene entre 2,300 y 2,700 años de antigüedad, con mantas a prueba de fuego en el Parque Nacional Sequoia el jueves.Servicio de Parques Nacionales vía AFP - Getty Images

Los incendios, conocidos en conjunto como el Complejo KNP,  han quemado 28 millas cuadradas (72 kilómetros cuadrados) de terreno forestal. El humo bajo que había ahogado el aire y limitado el crecimiento del fuego en los últimos días se levantó, y las ráfagas de viento aumentaron la actividad especialmente cerca del Bosque de los Gigantes, dijo Hooper.

Las llamas ahuyentaron a los bomberos que estaban envolviendo las secuoyas en aluminio y limpiando la vegetación en el suelo del bosque lo que podría permitir que el fuego intenso se acerque cada vez más a los árboles, dijo Hooper.

​Una cuadrilla de bomberos estaba evaluando las condiciones de los 'Cuatro Guardianes' el sábado por la mañana para determinar si los bomberos pueden regresar con seguridad y continuar el trabajo, añadió.

Los incendios obligaron a evacuar el parque esta semana, así como partes de Three Rivers, una comunidad al pie de la colina de unos 2,500 habitantes fuera de la entrada principal del parque. Las cuadrillas han estado excavando una línea entre el fuego y la comunidad.

Árboles de Sequoia en Lost Grove a lo largo de Generals Highway mientras el complejo KNP arde a unas 15 millas de distancia el viernes 17 de septiembre de 2021.AP/Noah Berger

El Servicio Meteorológico Nacional emitió una advertencia de bandera roja hasta el domingo, diciendo que algunas ráfagas y una menor humedad podrían crear condiciones para la rápida propagación del incendio.

Los oficiales de bomberos no esperaban el tipo de crecimiento impulsado por el viento que en los últimos meses convirtió los incendios de Sierra Nevada en monstruos que devoraron cientos de hogares.

["Todo ya se fue": hablan los afectados en California por el monstruoso incendio Dixie]

Las secuoyas gigantes están adaptadas al fuego, lo que puede ayudar a su desarrollo, liberando las semillas de sus conos y creando claros que permiten el crecimiento de las secuoyas jóvenes. 

Pero estos fuegos tienen una extraordinaria intensidad que, alimentada por el cambio climático, puede abrumar a los árboles.

"Una vez que el fuego arde dentro del árbol, se produce la muerte", dijo Jon Wallace, jefe de la sección de operaciones del Complejo KNP.

Los incendios ya han quemado varias secciones con árboles de hasta 61 metros de altura y 2,000 años de antigüedad.

Al sur, el fuego Windy creció hasta alcanzar los 50 kilómetros cuadrados en la reserva Tule River y en el Monumento Nacional de las Secuoyas Gigantes, donde ha quemado el bosque de secuoyas de Peyrone y amenaza a otros.

[Más de 200 personas atrapadas en un incendio cerca de un embalse en California son rescatadas en helicópteros]

El fuego también ha llegado a Long Meadow Grove, donde hace dos décadas el entonces presidente Clinton firmó una proclamación que establecía el sendero de las 100 secuoyas gigantes como monumento nacional.

Los encargados de atender la emergencia aún no han podido determinar el alcance de los daños causados a los bosques, que se encuentran en zonas remotas y de difícil acceso. 

Según el Servicio de Parques Nacionales, el año pasado el incendio Castle mató entre 7,500 y 10,600 secuoyas. Se calcula que eso supuso entre el 10% y el 14% de todas las secuoyas del mundo.

La histórica sequía vinculada al cambio climático está haciendo que los incendios forestales sean más difíciles de combatir. Sólo en California han muerto millones de árboles. Los científicos afirman que el cambio climático ha hecho que el oeste sea mucho más cálido y seco en los últimos 30 años y seguirá haciendo que el tiempo sea más extremo y los incendios forestales más frecuentes y destructivos.

Este año, más de 7,000 incendios forestales en California han dañado o destruido más de 3,000 viviendas y otros edificios y han quemado más de 7,770 kilómetros cuadrados de terreno, según el Departamento de Bosques y Protección contra Incendios de California.