Laura se degrada a tormenta tropical tras provocar cuantiosos daños y muertos en Louisiana y Texas

Los efectos del huracán, que tocó tierra en la madrugada del jueves en Louisiana, también afectan el este de Texas. Hay más de medio millón de evacuados.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo

El huracán Laura se degradó a tormenta tropical, con vientos de 70 millas por hora, tras tocar tierra como categoría 4 en el suroeste de Louisiana, cerca del límite con Texas, alrededor de las 2 am, hora de la costa Este. Trajo consigo marejadas ciclónicas definidas por los expertos “imposible de sobrevivir” y vientos que pueden producir “daños catastróficos”.

Se trata de uno de los huracanes más devastadores en alcanzar Estados Unidos y aún es extremadamente peligroso, alertan los expertos.  

Laura es también el huracán más intenso que haya tocado tierra en Louisiana en 164 años.

El punto en el que Laura tocó tierra está cerca de Cameron, Louisiana. La tormenta tiene ahora vientos máximos sostenidos de 70 millas por hora,  después de llegar a rozar la categoría 5 (a partir de las 157 millas por hora). 

Sin embargo, es posible que se produzcan tornados en partes de Louisiana, Arkansas y el oeste de Mississippi.

 

El presidente Trump dijo este jueves en una sesión informativa de la Administración Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA en inglés), que probablemente examinará los daños causados ​​por el huracán Laura durante el fin de semana.

El presidente informó que consideró retrasar su discurso de aceptación de la Convención Nacional Republicana esta noche, dependiendo de la gravedad de la tormenta, pero seguirá adelante con los planes iniciales.

“Resultó que tuvimos un poco de suerte, fue muy grande, fue muy poderoso, pero pasó rápido, así que todo está según lo programado”, afirmó Trump.

El recorrido previsto del huracán Laura por Estados Unidos.NBC News

El gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, informó este jueves en conferencia de prensa que al menos cuatro personas perdieron la vida en el estado como consecuencia del paso del huracán.

Todas las muertes se produjeron por caídas de árboles, de acuerdo a Edwards. 

Una de las víctimas es una adolescente de 14 años, que murió en Vernon.

En Iota, el sheriff de Acadia, K.P. Gibson, confirmó la muerte de un hombre de 60 años también por la caída de un árbol.

Los otros dos decesos se produjeron en Jackson.

En Texas se ha reportado una muerte, pero el gobernador de ese estado, Greg Abbott, no ha podido confirmar ese fallecimiento.

“Esquivamos la bala”, dijo Abbott sobre el paso del huracán Laura por ese estado, aunque alertó a la población sobre los potenciales tornados e inundaciones que se pronostican a medida que la tormenta recorre territorio texano.

El gobernador, que hizo un recorrido en avión sobre las zonas afectadas por Laura, informó que el condado Orange ha sido el más afectado por la fuerza de Laura y que declaró 62 condados como zona de desastre, al igual que hizo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Vamos a ayudarlos a reconstruir”, afirmó Abbott sobre los daños que han sufrido los damnificados por Laura, que ha dejado a más de 160,000 viviendas sin electricidad.

Asimismo destacó que las órdenes de evacuación “salvaron y minimizaron la pérdida de vidas”. “Hay que escuchar a las autoridades sobre cuando es el mejor momento para regresar”, instó Abbott a la población con el fin de evitar tragedias.

Además anunció que Texas "movilizará sus recursos para ayudar a nuestros vecinos", en referencia a los cuantiosos daños que la tormenta ha dejado en Louisiana.

En ambos estados más de 500,000 viviendas están afectadas por apagones.

El Centro Nacional de Huracanes pronostica que la tormenta siga avanzando por Texas en la jornada del jueves, alcance Arkansas por la noche y sobre el Valle central de Mississippi el viernes. También se espera que alcance Nashville, Tennessee, e incluso azote a la ciudad de Boston en los próximos días.

Videos en las redes sociales muestran como fuertes vientos y lluvia azotaron un edificio alto en Lake Charles, Louisiana, donde pasó el ojo de Laura, reventando ventanas y tirando vidrios y escombros al aire y al suelo

Un edificio destruido tras el paso del ojo del huracán Laura por el suroeste de Louisiana en la madrugada de este jueves.AFP via Getty Images / AFP via Getty Images

Las autoridades habían implorado en las horas precedentes a los habitantes del área más afectada, en las costas de Louisiana y Texas, para que buscaran refugio en lugares más seguros. Más de medio millón de personas recibieron órdenes de evacuación. Sin embargo, no todos lo hicieron, según reporta la agencia de noticias The Associated Press. 

"Parece que está en modo bestia total, que no es lo que uno querría ver al estar en su camino", dijo sobre Laura Brian McNoldy, investigador de huracanes de la Universidad de Miami. Cientos de miles de personas se vieron afectadas por cortes de luz en Louisiana y Texas.

El secretario de Seguridad Nacional, Alex Azar, emitió una declaración de emergencia para Louisiana y Texas, a medida que Laura se acerca. 

En Lake Charles, algunas personas que no fueron evacuadas están pidiendo ayuda.“La gente está llamando pero no hay forma de llegar a ellos”, dijo por teléfono a AP Tony Guillory, presidente del jurado de la policía de la parroquia de Calcasieu, quien se refugia en un edificio del gobierno de la ciudad. 

Guillory dijo que espera que las personas varadas puedan ser rescatadas más tarde el jueves, pero teme que carreteras bloqueadas, líneas eléctricas caídas e inundaciones provocadas por Laura se interpongan en el camino. Funcionarios agregaron que las misiones de búsqueda y rescate y las evaluaciones de daños comenzarían cuando las condiciones lo permitieran.

El gobernador de Louisiana aseguró que el estado cerró la Interestatal 10, desde los alrededores del puente de Atchafalaya en las afueras de Lafayette hasta parte de Texas, porque se espera que varios tramos dentro de esa área se inunden.

Algunas de las personas que decidieron dejar sus casas para refugiarse se encontraron este miércoles sin un lugar donde quedarse, según AP. Las autoridades de Texas evitaron abrir refugios masivos debido al temor de que puedan darse contagios de coronavirus, ya que la pandemia aún genera mucha preocupación en la zona. 

Los evacuados fueron entonces destinados a hoteles, pero varios se encontraron sin plaza en Austin y en las afueras de Dallas. La emisora KXAN, afiliada local de NBC, reportó en la tarde del miércoles que las autoridades de Austin preveían abrir un centro de congresos como refugio para las personas necesitadas. 

Laura llegó a Estados Unidos después de matar a casi dos docenas de personas en la isla Hispaniola, incluidas 20 en Haití y tres en República Dominicana, donde provocó cortes de electricidad y provocó intensas inundaciones.

Con información de NBC News, AP, KXAN y CNN.