IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La tormenta Nicholas deja a cientos de miles de hogares sin luz en Texas y amenaza con inundaciones mortales

Las fuertes lluvias pueden provocar inundaciones repentinas en casi toda la costa texana y en zonas de Louisiana. Gran parte del área metropolitana de Houston, la más afectada, se encuentra sin electricidad.

La tormenta tropical Nicholas, que tocó tierra en Texas en la madrugada del martes en Texas como huracán de categoría 1, está provocando fuertes lluvias que pueden generar inundaciones mortales y ya dejó a más de 500,000 clientes sin electricidad, principalmente en el área de Houston.

Nicholas se fortaleció a su paso por las cálidas aguas del Golfo, poco antes de impactar en la parte oriental de la Península de Matagorda de Texas con vientos de 75 millas por hora (mph), de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), que advirtió que puede descargar hasta 18 pulgadas de lluvia.

Aunque fue degradado a tormenta tropical cuando enfiló hacia el interior del estado, "las fuertes lluvias de Nicholas afectarán a zonas de la costa superior de Texas, a través de Louisiana, el sur de Mississippi y el extremo sur de Alabama hasta mediados de esta semana", explicó el NHC en Twitter.

"El peligro de inundación por marejada ciclónica continúa a lo largo de la costa de Texas desde Sargent hasta Sabine Pass, incluyendo la bahía de Galveston, con posibles inundaciones que ponen en peligro la vida desde Sabine Pass hasta Rutherford Beach, Louisiana", precisó el centro meteorológico.

[Alrededor de 9 millones de personas en Texas y Louisiana se encuentran bajo riesgo de inundación por Nicholas]

Los pronósticos indican que caerán entre 6 y 12 pulgadas de lluvia y hasta 18 pulgadas en zonas aisladas, lo que podría propiciar peligrosas inundaciones como las que afectaron a Louisiana y la Costa Este tras el paso de Ida hace dos semanas.

A las ocho de la mañana, hora de la Costa Este, la tormenta se encontraba a unas 15 millas al sur-suroeste de Houston y tenía vientos máximos sostenidos de 60 millas por hora..

 
Cheri Daigle, una profesora jubilada, toma una fotografía mientras la tormenta tropical Nicholas se acerca a la costa de Texas, el lunes 13 de septiembre de 2021, en Galveston, Texas. AP

El embate de la tormenta ha generado además numerosos cortes en el suministro eléctrico, que afectan a más de medio millón de clientes en Texas, de acuerdo con la web www.poweroutage.us. En Louisiana, más de 93,000 abonados estaban en la misma situación.

La gran mayoría de hogares sin luz se encuentran en el área metropolitana de Houston, una zona de alto riesgo que podría sufrir inundaciones por séptimo año consecutivo, uno de los desafíos que genera la emergencia climática a las grandes ciudades costeras.

En 2017, el huracán Harvey dejó bajo el agua a unas 150,000 casas en esta zona de Texas.

La llegada de Nicholas afectó además el tráfico aéreo de la ciudad, donde decenas de vuelos tuvieron que ser cancelados.

Un surfista intenta remar entre las olas mientras el viento y la lluvia de Nicholas golpea la zona junto al dique en Galveston, Texas, el lunes 13 de septiembre de 2021.Jon Shapley/Houston Chronicle via AP

Antes del impacto de este sistema meteorológico, el gobernador de Texas, Greg Abbott, declaró el estado de emergencia en 17 condados que están en su trayectoria y movilizó equipos de rescate y recursos en el área de Houston y a lo largo de la costa del Golfo de Texas.

[Cómo y cuándo debe prepararse para un huracán o tormenta tropical]

"Esta es una tormenta que podría dejar fuertes lluvias, así como viento y probablemente inundaciones, en varias regiones a lo largo de la costa del Golfo. Les instamos a que escuchen las alertas meteorológicas locales y a que presten atención a las advertencias locales", dijo Abbot en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

Las autoridades locales también instaron a los ciudadanos a no conducir y alejarse de las líneas eléctricas caídas.

Se prevé que la tormenta avance hacia el este y pase sobre Louisiana entre el martes y el miércoles, trayendo hasta 14 pulgadas de lluvia a una zona que ya había sido anegada por las precipitaciones intensas de Ida.

El gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, declaró el domingo por la noche el estado de emergencia ante la llegada de la tormenta.

En México, las autoridades emitieron una alerta para las costas de Tamaulipas y además pronosticaron fuertes lluvias para los estados de Veravruz y Tabasco.

En lo que va de este año se han formado cinco huracanes en la cuenca atlántica, Elsa, Grace, Henri, Ida y Larry, de los cuales Grace, Ida y Larry alcanzaron la categoría mayor, 3 o más.

Con información de NBC, The Associated Press y Efe.