IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La sequía del río Colorado obliga a recortar el agua para Arizona, Nevada y México

El lago Mead está al 27% de su capacidad y el Gobierno prevé que caiga en los próximos meses, lo que puede afectar además a California, Wyoming, Utah, Colorado y Nuevo México.
/ Source: The Associated Press

El Gobierno federal anunció este martes un recorte de agua para Arizona, Nevada y México por la caída del caudal del río Colorado, que empezará a operar por primera vez en el conocido como Nivel 2 a partir de enero por las histórica sequía en el Oeste del país.

Las autoridades federales prevén que los niveles del lago Mead, el mayor embalse de Estados Unidos, se desplomarán aún más en los próximos años. Los recortes pondrán a los estados que dependen de su caudal bajo una presión extraordinaria para planear un futuro más caluroso y seco, haciendo frente además al alza de población.

El lago Mead tiene actualmente menos de una cuarta parte de su capacidad. Los siete estados que dependen directamente de ese agua no cumplieron el plazo federal para plantear propuestas para recortar su uso el año que viene. El río Colorado abastece a 40 millones de personas en el Oeste de Estados Unidos y el norte de México, y es una fuente hídrica clave para los agricultores.

[Esta franja de Estados Unidos sufrirá un calor extremo de hasta 125 grados en 2053]

La nueva proyección del Departamento del Interior anticipa que en enero el lago estará a menos de 1,050 pies por encima del nivel del mar, tras pasar el verano a 1,040, apenas el 27% de su capacidad.

El Nivel 2 implica que Arizona, Nevada y México verán reducido su caudal del río Colorado a partir de enero. California se libra por el momento (su Nivel 2 empieza a partir de 1,045 pies). Arizona sufrirá el mayor recorte, equivalente al 21% de su cuota anual del río, Nevada un 8%, y México un 7%.

“El sistema se está acercando a un punto de inflexión, y sin acción no podemos protegerlo”, aseguró este martes en conferencia de prensa M. Camille Calimlim Touton, comisionado de la Oficina de Reclamación.

Es probable que los recortes deban aplicarse durante mucho más tiempo, añadió por su parte el hidrólogo de la Universidad de Oxford Kevin Wheeler.

[El riesgo de una “mega inundación” en California se ha duplicado por la crisis climática, revela un estudio]

“La contribución que hace la ciencia es que es bastante claro que estas reducciones tienen que mantenerse hasta que la sequía haya terminado o nos demos cuenta de que en realidad tienen que empeorar y los recortes tienen que ser más profundos”, afirmó.

Los responsables del agua de Arizona, California, Colorado, Nevada, Nuevo México, Utah y Wyoming temen que el caudal del lago Mead —situado en la frontera entre Nevada y Arizona— se reduzca a un nivel peligrosamente bajo que podría incluso interrumpir el suministro de agua y la producción de energía hidroeléctrica.

Una embarcación hundida se encuentra en la orilla del Lago Mead, el 10 de mayo de 2022, cerca de Boulder City, Nevada.
Una embarcación hundida se encuentra en la orilla del Lago Mead, el 10 de mayo de 2022, cerca de Boulder City, Nevada. John Locher / AP

Los niveles de los embalses llevan años bajando —y más rápido de lo que los expertos preveían— debido a 22 años de sequía agravada por la crisis climática y la sobreexplotación del río. Las temperaturas abrasadoras y una menor cantidad de nieve derretida en primavera han reducido la cantidad de agua que fluye desde las Montañas Rocosas, donde se origina el río antes de serpentear 1,450 millas hacia el suroeste y desembocar en el Golfo de California.