IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Florida lucha contrarreloj para evitar una catástrofe medioambiental de aguas residuales. Estos es lo que se sabe hasta ahora

Equipos trabajan sin descanso para vaciar el gran estanque con agua y desechos líquidos de la planta, ubicada muy cerca de la bahía de Tampa en el condado de Manatee, y evitar así "un desastre", como lo han descrito las autoridades estatales.

Una fuga en un depósito de aguas residuales una planta de fosfato cerrada amenaza con contaminar Tampa Bay, Florida, provocando una catástrofe medioambiental. Las autoridades trabajan sin descanso para evitarlo tras expresar su preocupación por una posible ruptura total del embalse.

Más de 300 casas y múltiples negocios han sido evacuados en el área, mientras los funcionarios estatales están trabajando en la zona y el gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, declaró el estado de emergencia para los condados de Manatee, Hillsborough y Pinellas.

DeSantis visitó este domingo la zona donde se encuentra la planta en desuso desde 2001 y sus estanques de retención, uno de los cuales, que contiene entre 700 y 800 millones de galones (entre 2,600 y 3,000 millones de litros) de líquido, presenta grietas y filtraciones y hay peligro de que se rompa y libere su contenido.

"Estamos tratando de prevenir y, si llega a ser necesario, de responder a una situación realmente catastrófica de inundación", declaró el gobernador en una rueda de prensa con autoridades del condado Manatee y del Departamento de Protección Medioambiental de Florida (DEP, por su sigla en inglés).

Esto es lo que se sabe hasta ahora de lo ocurrido:

¿Qué es Piney Point?

Es una planta de fabricación de fertilizantes propiedad de la compañía HRK Holdings y en desuso desde 2001. Algunos de los productos industriales de que se utilizaban todavía se almacenan allí, como agua contaminada o yeso fosforado, una sustancia que se guarda en pilas y se monitorea por su radiactividad. La gestión de esos materiales es cara la planta es de propiedad privada.

¿Cuáles han sido los últimos movimientos para evitar la fuga?

DeSantis ha movilizado recursos estatales para evitar una fuga catastrófica de cientos de millones de galones de aguas residuales en hogares y negocios cercanos y han duplicado la velocidad a la que se vierten las aguas residuales en la Bahía de Tampa.

Quedan aproximadamente 300 millones de galones de aguas residuales en el depósito dañado. La Guardia Nacional de Florida transportó más bombas de agua al área y los funcionarios esperan poder duplicar el bombeo de 33 millones de galones diarios a cerca 70 millones. 

¿Qué se está descargando en Tampa Bay desde la planta?

El líquido del estanque sur de la planta de fosfatos es agua de mar del drenaje de un puerto cercano mezclada con agua del proceso industrial de la planta y agua de lluvia, el DEP.

"Este agua cumple con los estándares de calidad para las aguas marinas con la excepción de su ph (nivel de acidez) y los niveles de fósforo, nitrógeno y nitrógeno amoniacal. Es ligeramente ácida, pero no a un nivel que pueda preocupar", señala la web.

Es algo con lo que no concuerdan grupos ecologistas como Sierra Club, una de las organizaciones ambientales de mayor influencia en el país.

El desagüe del estanque se canaliza a través de un riachuelo hasta la bahía de Tampa, en el Golfo de México.

El bombeo del agua del estanque se estaba haciendo hasta ahora a un ritmo de aproximadamente 22,000 galones (83,200 litros) por minuto y se estimaba que el estanque se vaciaría en 10 o 12 días.

¿Cómo afecta esto al agua potable?

El agua potable es "completamente segura para beber", según un comunicado emitido el domingo por el condado de Manatee.

"El sistema de distribución de agua es un sistema cerrado sin ninguna forma de que entre el agua de la inundación. Tampoco existe ninguna amenaza para nuestra principal fuente de agua potable, el lago Manatee", afirmó la presidenta de la Comisión del Condado, Vanessa Baugh. 

Noah Valenstein, secretario del DEP, aclaró que el agua de Piney Point no afecta al agua subterránea y que el organismo está monitoreando activamente los movimientos del agua.

Depósito en Piney Point, Florida
Un depósito de una extinta planta de fosfato al sur de Tampa, donde una fuga de aguas residuales forzó la evacuación de cientos de hogares y amenaza con inundar el área y la Bahía de Tampa con agua contaminada, en Piney Point, Florida, el 4 de abril de 2021.REUTERS/Drone Base

¿Quién es el responsable de los problemas en Piney Point?

Will Robinson, representante republicano, señaló la dificultad de encontrar una solución permanente porque la propiedad ha cambiado de propietario varias veces, los debates infrutuosos entre los políticos y sobre si los impuestos públicos deberían gastarse en limpiar esta propiedad privada.

"Ese es el problema", dijo Robinson. “Es un acertijo increíblemente desafiante porque tienes un propietario, es una propiedad privada, este propietario la compró con pleno conocimiento de las condiciones ambientales. Entonces, es el contribuyente, debido a las ineficiencias de la situación financiera del propietario, el que tiene que intensificar y limpiar el sitio", explicó.

“Todos se dan cuenta de que esto es un problema ahora”, dijo a Florida Politics Boyd, quien comenzó hace 10 años a poner el foco en Piney Point la Cámara de Representantes

¿Desde cuándo sucede este problema?

El administrador en funciones del condado Manatee, Scott Hopes, subrayó que el problema de los estanques de la planta de fosfatos viene de "décadas" atrás y es necesario encontrar una "solución permanente" cuando se resuelva la emergencia actual.

Hopes dijo que los modelos indican que si se llega a romper totalmente la balsa, en menos de una hora se producirá el equivalente a un muro de 20 pies (6.1 metros) de agua.

La organización ecologista Sierra Club lleva años pidiendo a los estadounidenses que reclamen a sus congresistas legislación para prohibir los depósitos del desecho "radioactivo" liquido que se produce al procesar las rocas de las que se extraen los fosfatos.

Según Sierra Club, en EE.UU. hay más de 70 de esas "monstruosidades" en forma de estanques que pueden medir una milla (1.6 kilómetros) de ancho por 200 pies (61 metros) de alto y contienen "miles de millones de toneladas del agua radiactiva del proceso".

Están repartidos por Arkansas, Florida, Idaho, Illinois, Iowa, Louisiana, Mississippi, Missouri, Carolina del Norte, Texas, Utah y Wyoming y ha habido "numerosos casos documentados de contaminación del agua subterránea, socavones y fugas" a causa de esos depósitos de desechos.

¿Qué ocurrirá después?

Boyd y el representante Will Robinson, ambos republicanos por Bradenton, ya presentaron una legislación (la HB 4057) que busca seis millones de dólares en asignaciones del estado con una aportación local de la misma cantidad. Los fondos se utilizarían para investigar la mejor manera de deshacerse de 800 millones de galones de aguas residuales industriales sin tratar, según apunta Florida Politics. 

La solicitud inicial de financiación establece planes para un estudio de viabilidad sobre métodos alternativos de almacenamiento. Los dos políticos creen que una opción sería almacenar el agua bajo tierra, un proyecto que costaría entre 12 y 15 millones, según Boyd.

Michele Rayner-Goolsby, demócrata por San Petersburgo que representa el área de Palmetto, afirmó que está hablando con científicos de la Universidad de Florida y otros expertos sobre soluciones a largo plazo. Eso puede incluir el uso de cáñamo como cultivo de limpieza de nutrientes en el sitio.

Con información del USA Today, EFE, Florida PoliticsTampa Bay Times y AP.