IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Esperan más lluvias y encontrar más fallecidos en Kentucky, ya golpeado por inundaciones mortales

El gobernador se comprometió a darles alojamiento a los residentes desplazados y a pagar los funerales de más de dos docenas de víctimas, al tiempo que advirtió de la llegada de más lluvias. Hasta el momento hay 37 personas desaparecidas.

Por Julianne McShane — NBC News y The Associated Press

El gobernador de Kentucky, Andy Beshear, prometió el apoyo del estado para asegurar el alojamiento de los residentes afectados por las inundaciones y pagar los funerales de las más de dos docenas de víctimas antes de que se lleguen más lluvias fuertes esta semana.

“Los próximos dos días van a seguir siendo duros pero les prometo que la vida mejorará”, dijo Beshear en una conferencia de prensa el domingo. “Conseguiremos que todo el mundo sea contado y tenga algún tipo de vivienda, y retiraremos los escombros y avanzaremos”, añadió.

Al menos 26 personas han muerto como consecuencia de las fuertes tormentas que provocaron deslizamientos de tierra e inundaciones repentinas sin precedentes, dijo Beshear. Entre los fallecidos hay cuatro niños, hermanos de entre los 2 y 8 años.

Hasta 37 personas estaban en paradero desconocido, según un informe diario de FEMA, la Agencia Federal de Gestión de Emergencias.

Un barrio residencial de Jackson, Kentucky, el 30 de julio de 2022.
Un barrio residencial de Jackson, Kentucky, el 30 de julio de 2022.Michael Swensen / Getty Images

Además, el Servicio Meteorológico Nacional informó que era posible que se produjeran más inundaciones repentinas en algunas zonas de los Apalaches el domingo y el lunes con el paso de las últimas tormentas. Las tasas de lluvia de 1 a 2 pulgadas por hora eran posibles en algunas de las mismas áreas que fueron inundadas la semana pasada.

Una docena de refugios estaban abiertos para las víctimas de las inundaciones en Kentucky con 388 ocupantes el domingo, según FEMA.

En una aparición el domingo en el programa Meet the Press de la cadena NBC News, Beshear dijo que sabe “de varios cuerpos adicionales” y que el recuento de muertos seguirá aumentando, ya que las zonas afectadas han recibido entre 8 y 10 1/2 pulgadas de lluvia.

“Con el nivel de agua, vamos a encontrar cuerpos durante semanas, muchos de ellos barridos a cientos de metros, tal vez a más de un cuarto de milla de donde se perdieron”, dijo Beshear.

En un video de YouTube publicado el domingo, el gobernador dijo que sus colaboradores estaban al tanto de “cuerpos adicionales que se han recuperado”, pero que no podían “confirmar esas muertes en este momento”.

En la conferencia de prensa, Beshear dijo que la región se enfrentaba a un “riesgo moderado de lluvias excesivas” y que algunas zonas podrían sufrir inundaciones repentinas. Varios condados permanecían bajo advertencias y avisos de inundación el domingo y en los próximos días, según el Servicio Meteorológico Nacional.

El gobernador dijo que las lluvias esperadas “afectan a la moral de las personas que han visto esta cantidad de lluvia”. “Esperamos, y ciertamente no creemos que para la región, [que] vaya a causar inundaciones masivas adicionales, pero tenemos que estar preparados”, advirtió.

Los funcionarios de rescate han tenido dificultades para llegar a las zonas más afectadas, algunas de las cuales se encuentran entre las más pobres del país.

En la conferencia de prensa, el gobernador se emocionó al describir cómo el mal servicio de telefonía móvil y la falta de recuento de la población dificultan la determinación del número de personas desaparecidas.

“Me gustaría que tuviéramos una cifra firme y real de las personas que están desaparecidas”, aseguró.

La Guardia Nacional ha llevado a cabo más de 1,000 rescates mediante puentes aéreos, agregó Beshear.

En medio de las quejas de que los hoteles, moteles y refugios de la zona están llenos, Beshear dijo en la conferencia de prensa que el Gobierno estatal planea trabajar directamente con los hoteles para financiar las habitaciones, y que los funcionarios están estableciendo un refugio en el Parque Estatal Resort Buckhorn Lake.

“Nuestro compromiso es que vamos a conseguir que todo el mundo vuelva a ponerse en pie, cada persona, sin importar el tiempo que tarde y sin importar lo que cueste”, afirmó Beshear.

El gobernador instó a la gente a donar ropa nueva y agua potable, así como enviar dinero al Fondo de Ayuda para las Inundaciones del Este de Kentucky, que, según dijo, pagará los funerales de las víctimas.

“La gente no debería tener que pasar por un proceso de reembolso que lleva meses cuando está llorando a un ser querido”, dijo el gobernador. “Sin formularios, sin solicitudes, trabajaremos directamente con las funerarias”.

FEMA anunció el viernes que el presidente, Joe Biden, emitió una declaración de desastre mayor, haciendo que la asistencia federal esté disponible para el estado.

El sábado, Biden dijo que añadió la Asistencia Individual a esa declaración con el fin de ayudar más a las familias desplazadas.

Además, 80 trabajadores de FEMA están en el terreno y el gobernador planea solicitar más, dijo el juez ejecutivo del condado de Perry, Scott Alexander, en la conferencia de prensa.

“No va a ser una reconstrucción fácil, pero estoy aquí para decirles que la Mancomunidad de Kentucky va a estar con ustedes todos los días hasta que esté totalmente reconstruida”, dijo Beshear.