IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Muere Diego Armando Maradona, estrella del fútbol y uno de los mejores deportistas de la historia

El astro argentino falleció de un paro cardiorrespiratorio en su casa en Argentina con 60 años.
/ Source: Telemundo

El astro mundial del fútbol Diego Armando Maradona falleció este miércoles a los 60 años en su casa en Buenos Aires, Argentina.

El exjugador y técnico sufrió un paro cardiorrespiratorio en su residencia en Tigre, en la que se había instalado luego de someterse a una cirugía cerebral a principios de noviembre. 

Maradona fue un mito en vida gracias al fútbol y a su personalidad, y su partida sumerge a Argentina en un duelo sin consuelo con un pesar palpable en las redes y las calles. “Ha muerto el fútbol”, resumió con la voz cortada el periodista deportivo Horacio Pagani en vivo en el canal TyC Sports, uno de los tantos relatores que quebraron en cámara al intentar dar la noticia

[¿Quién fue el jugador argentino Diego Armando Maradona?]

A lo largo de su carrera, ‘El Diego’ fue endiosado, amado, y respetado por muchos, pero también juzgado, criticado y cuestionado.

Su repentina muerte hace resurgir, sin embargo, la idolatría por su gambeta única, y los mensajes de despedida y en su honor se multiplicaron en minutos, desde presidentes de América latina, hasta jugadores de todas las banderas. 

El Gobierno argentino decretó tres días de duelo nacional. Maradona será velado además a partir de mañana en el ingreso de la Casa Rosada, la residencia oficial del presidente en Argentina, según reportan medios locales. 

“Nos llevaste a lo más alto del mundo. Nos hiciste inmensamente felices. Fuiste el más grande de todos. Gracias por haber existido, Diego. Te vamos a extrañar toda la vida”, dijo en su cuenta de Twitter el presidente Alberto Fernández.

La Asociación del Fútbol Argentino, a través de su presidente Claudio Tapia, manifestó su “más profundo dolor” por el fallecimiento de la leyenda. 

La noticia de su muerte la confirmó su abogado Matías Morla pasado el mediodía del miércoles. Luego, llegaron a la residencia donde estaba alojado Maradona su exesposa, Claudia Villafañe, y sus hijas Dalma y Giannina, según dieron a conocer medios locales.

Poco después, Morla escribió en su cuenta de Twitter: “Nos veremos pronto, amigo. Hasta siempre Comandante. Te voy a extrañar”. 

Una despedida masiva

En las puertas de la residencia, se agolparon los fanáticos sobre la tarde mientras se improvisó una conferencia de prensa. Mientras, en el resto del país, los argentinos rendían su humilde tributo de distintas maneras. 

El Gobierno argentino dijo que esperaba hasta un millón de personas en el velatorio abierto al público.

Las autoridades de al menos tres dependencias se han coordinado para fijar cordones de seguridad para mantener la distancia social, a medida que las personas avanzan sobre la Avenida de Mayo hacia la entrada de la Casa Rosada en Balacre 25.

"Estoy organizando todo para que no haya aglomeración de gente y que se permanezca el menor tiempo posible en el lugar cerrado", dijo el presidente, Alberto Fernández, según recogió el diario La Nación.

[En imágenes: la vida de gloria y miseria de Diego Armando Maradona]

El jugador argentino Leonel Messi, también un grande del fútbol mundial, y quien también ha vestido la camiseta 10, dio su pésame por Instagram. "Un día muy triste para todos los argentinos y para el fútbol. Nos deja pero no se va, porque el Diego es eterno. Me quedo con todos los momentos lindos vividos con él".

Maradona, cuando era entrenador de la selección Argentina, celebra la victoria de su equipo sobre Nigeria con Lionel Messi, después del partido del Grupo B de la Copa Mundial de 2010, en el estadio Ellis Park en Johannesburgo, el 12 de junio de 2010.REUTERS/Jerry Lampen

Un adiós a 'El Pibe de Oro'

El ídolo de fútbol, de orígenes humildes, fue famoso por el llamado gol de la 'Mano de Dios' que hizo en el partido de su país contra Inglaterra en los cuartos de final de la Copa del Mundo de 1986. 

En ese mismo juego, Maradona hizo uno de los mejores goles en la historia de los mundiales: ‘El Barrilete Cósmico’ dejó en el camino a la red a varios rivales, incluido el arquero, y le dio la victoria a Argentina. 

Su estilo de juego, único y fascinante, le permitió cautivar a fanáticos en todo el mundo a lo largo de sus dos décadas de carrera. Maradona llegó a ser elegido por la FIFA como el “mejor futbolista popular del siglo XX”. Aunque su reputación se vio empañada por sus adicciones y una serie de escándalos en su vida personal, en Argentina fue siempre idolatrado como el 'Pibe de Oro'.

 

La camiseta argentina con el número 10 se convirtió en su marca personal, tal como ocurrió con Pelé, considerado el mejor jugador brasileño de todos los tiempos y su rival en las últimas décadas. 

Al igual que otros grandes jugadores del mundo, Pelé expresó su dolor por la muerte de Maradona, diciendo en Twitter que él había perdido a “un querido amigo” y el mundo, a una leyenda. "Algún día, espero, jugaremos fútbol juntos en el cielo", agregó.

 

 

Polémico en esencia, Maradona mostró sin tapujos su apoyo a regímenes de izquierda y populistas, como a Fidel Castro, en Cuba, y Hugo Chávez, en Venezuela. 

“Mucha tristeza, nos ha dejado la leyenda del fútbol, un hermano y amigo incondicional de Venezuela”, publicó en Twitter el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y luego compartió un video de una de las tantas visitas del ídolo al país. El expresidente de Bolivia Evo Morales destacó por su parte que Maradona “una persona que sentía y luchaba por los humildes”.

Sus altibajos y adicciones 

El exjugador del Barcelona, Napoli y Boca Juniors sufrió a lo largo de su vida distintos problemas de salud derivados en gran parte de su adicción a las drogas, especialmente la cocaína. Tras su retiro estuvo al borde de la muerte en 2000 y 2004. Si bien dejó de consumir drogas, lo hizo a costa de un tratamiento con varios psicofármacos.

Maradona, quien se desempeñaba como técnico del equipo argentino Gimnasia y Esgrima La Plata, fue operado el pasado martes 3 de noviembre de un edema craneal que se le detectó un día antes al ser internado por una descompensación.

Luego de salir del sanatorio tras ser dado de alta, había sido trasladado al barrio de San Andrés, en el norte de Buenos Aires, donde alquiló una casa para continuar con su recuperación bajo la custodia de su familia y médicos.

Con información de Clarín, La NaciónAssociated Press y EFE.