IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Delta toca tierra en la península de Yucatán a pocas millas de Cancún. Amenaza el sureste de EE.UU.

Los efectos del huracán comenzaron a sentirse este martes por la noche en las ciudades turísticas de Cancún y Puerto Morelos, donde miles de personas han sido evacuadas y otras más se han refugiado en albergues.

Delta perdió fuerza tras tocar tierra en la madrugada de este miércoles en la península mexicana de Yucatán como huracán de categoría 2, con vientos máximos sostenidos de hasta 120 millas por hora (195 kilómetros por hora), pero sigue siendo un ciclón muy peligroso que también amenaza la costas del sureste de Estados Unidos.  

El punto de llegada ha sido cerca de Puerto Morelos, a pocas millas de la famosa localidad turística de Cancún. El Centro Nacional de Huracanes estadounidense (NHC, en inglés), alerta de sus condiciones “potencialmente catastróficas”; en particular por la potencia de sus vientos, que bajaron a 105 millas por hora, y la marejada que está provocando, según el último boletín.  

 

La potencia de Delta ha derribado árboles y tendidos eléctricos que ha dejado a miles de personas sin servicio en Playa del Carmen donde también se registran inundaciones, según constató el reportero de Noticias Telemundo Raúl Torres.

Un árbol arrancado de raíz por el huracán Delta en Cancún, México.AP

Miles de residentes y turistas en el noreste de la península de Yucatán, en México, han evacuado zonas de alto riesgo o se han refugiado en albergues y hoteles ante la inminente llegada del huracán Delta, que este martes alcanzó rápidamente la peligrosa categoría 4 con vientos sostenidos de hasta 130 millas por hora (215 kilómetros por hora).

 Turistas pasan la noche en el centro de convenciones de la ciudad de Cancún (México), este martes, tras ser habilitado como albergue y ser evacuados de sus hoteles ante la llegada del huracán Delta al estado de Quintana Roo (México).EFE / EFE

En la madrugada del miércoles, el huracán se debilitó a categoría 2, conservando sin embargo vientos poderosos de hasta 110 millas por hora (175 km por hora), antes de su llegada a territorio mexicano, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes estadounidense (NHC, en inglés). 

En ciudades turísticas del estado mexicano de Quintana Roo como Cancún, Playa del Carmen y Puerto Morelos los brazos exteriores del huracán comenzaron a sentirse con fuerza este martes por la noche, y los vientos estuvieron acompañados de intensas lluvias, que se espera alcancen una acumulación de seis pulgadas (15 cm).

“Hay que permanecer en casa. Las bandas del huracán Delta ya empiezan a tocar Quintana Roo. Entrará como categoría 4 aproximadamente a la 1 am [hora del Centro] en la parte norte de Cozumel y metiéndose entre Playa del Carmen y Puerto Morelos. Estimamos que al mediodía salga de Quintana Roo”, tuiteó el gobernador del estado, Carlos Joaquín.

[Cómo y cuándo debe prepararse para un huracán o tormenta tropical]

Según informó el NHC en la noche del martes, Delta provocará una marejada ciclónica a lo largo de la costa norte de la península de Yucatán, donde se encuentra Quintana Roo, de entre 9 y 13 pies sobre el nivel del mar (3 y 4 metros). Sin embargo, se prevé que el mar se alce hasta 18 pies (6 metros) debido al fuerte oleaje.

Un empleado del hotel Fiesta Americana Condesa tapia la ventana de un albergue instalado en el Intituto Tecnológico de Cancún, en preparación para la llegada del huracán Delta; el 6 de octubre de 2020.  AP

Ante la amenaza de una de las tormentas más poderosas de la temporada de huracanes 2020 en el Atlántico las reacciones de algunos visitantes de la zona fueron muy distintas.

[La temporada de huracanes se preveía intensa: será aún peor]

"No estoy demasiado preocupado. Quiero decir, viajo mucho, así que no es gran cosa para mí, sé que estas cosas pasan. El mundo es así y no puedes cambiar a la madre naturaleza", dijo Gael a Noticias Telemundo, un turista que vacacionaba en uno de los resorts de Cancún.

Para turistas como Luis y Blanca, que se hallaban en refugio de un hotel en Puerto Morelos, se trataba de una situación más bien angustiante, aunque confiaban en la respuesta de las autoridades.

“Tengo un poco de temor, pero estamos seguros de que nos van a cuidar, pues aquí en el hotel nos están dando todas las prevenciones”, dijo Blanca a Noticias Telemundo.

[Lo que debe hacer y lo que no durante y después del paso de un huracán]

Una alerta de huracán estaba vigente para algunas zonas de México como Cozumel, también se activó una advertencia de tormenta tropical para las Islas Caimán y Cuba.

Desde Tulum hasta Cancún, las comunidades dependientes del turismo aún estaban sufriendo los efectos de la tormenta tropical Gamma y ahora experimentan lo peor de la tormenta.

El martes las personas hicieron largas filas en supermercados, almacenes de madera y estaciones de servicio en Cancún, mientras los residentes se apresuraban a buscar provisiones. Las autoridades advirtieron que los residentes deberían tener agua y comida para varios días.

El huracán Delta, abajo a la derecha, gana fuerza en su rumbo hacia las Islas Caimán el martes por la mañana.AP / AP

"Hemos tomado las medidas preventivas necesarias, compramos alimentos no perecederos y la mayor cantidad de agua que se pueda para una semana. Protegimos las ventanas y todo lo que pueda ser un riesgo para los vecinos, y nos estamos informando sobre cómo evoluciona el huracán", dijo al diario El Universal Carlos Gómez, para quien será su primer ciclón después de cuatro años de residir en Quintana Roo.

Las autoridades mexicanas comenzaron la evacuación de turistas y residentes de las zonas costeras a lo largo de la Riviera Maya. El gobernador Joaquín dijo que los autobuses estaban trasladando a las personas fuera de la isla Holbox y que todos los hoteles de Puerto Morelos estaban transportando a sus huéspedes a los refugios gubernamentales.

[El huracán Laura alcanza categoría 4 y causará una marejada ciclónica histórica “imposible de sobrevivir” y vientos “destructivos” en Texas y Louisiana]

Los hoteles de Cancún ya habían sido informados de sus refugios designados y estaban transportando a sus huéspedes. Algunos hoteles que tenían exenciones porque sus estructuras estaban calificadas para soportar huracanes importantes se estaban preparando para albergar a sus huéspedes.

La alcaldesa de Cancún, Mara Lezama Espinosa, dijo que la ciudad había abierto más refugios para darles a las personas más espacio debido a la pandemia de COVID-19. Instó a las personas para que se trasladaran a los refugios.

Un embarcadero en Puerto Juárez, Cancún, en México, antes de la llegada del huracán Delta; el 6 de octubre de 2020.  AP

Marisol Vanegas, secretaria de Turismo de Quintana Roo, dijo que actualmente hay 40,900 turistas en todo el estado. Debido a la pandemia de COVID-19, ese número es una fracción de los visitantes que la región suele tener en temporadas normales. La economía de la zona quedó devastada por los meses de cierre impuestos por el Gobierno mexicano.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo el martes que 5,000 efectivos federales y personal de emergencia se pondrán a disposición del gobierno de Quintana Roo para ayudar en los esfuerzos por la tormenta.

Una vez que salga de México, se espera que Delta se potencie sobre el Golfo de México, con vientos de hasta 130 millas por hora, categoría 3 a medida que se acerca a Estados Unidos. Está previsto que el huracán llegue a territorio estadounidense el viernes y podría desencadenar fuertes lluvias en el sureste del país.

Con información de AP, NBC News, el Centro Nacional de Huracanes y El Universal.