IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Delta sigue su marcha hacia Louisiana, que se prepara para su sexto huracán en 2020, tras golpear Yucatán

No se han registrado víctimas fatales tras su paso por las costas mexicanas. Pero volverá a golpear, esta vez en el sur de Estados Unidos, fortalecido probablemente como un huracán de categoría 3 en algún momento del viernes.

Después de causar estragos en el noreste de la península de Yucatán este miércoles por la mañana, el huracán Delta se adentró por la tarde en el Golfo de México, donde se espera que recupere fuerza y alcance de nuevo la categoría 3, antes de tocar tierra en Louisiana este viernes.

Los potentes vientos de hasta 120 millas por hora (190 kilómetros por hora) que trajo Delta al estado mexicano de Quintana Roo derribaron cientos árboles y cortaron la energía eléctrica a miles de residentes de Cancún, Playa del Carmen y Puerto Morelos, entre otros centros turísticos de la región, informaron las autoridades.

El corresponsal de Noticias Telemundo Raúl Torres pudo constatar los daños en las calles de Playa del Carmen.

Más de 41,000 turistas fueron desalojados de los hoteles y más de 2,500 personas se refugiaron en las docenas de albergues dispuestos a lo largo de la Riviera Maya. Algunos visitantes todavía permanecían en los refugios por seguridad, pero se espera que regresen a sus hoteles en el transcurso de la tarde.

[El huracán Delta alcanza la categoría 4 rápidamente y va rumbo a Yucatán. Advierten que continuará a EE.UU.]

"Este huracán no estuvo tan fuerte como Wilma. Ese estuvo más fuerte porque se estacionó 48 horas y, aunque compramos despensa, sí nos hizo falta", dijo Candelaria Escobar al diario El Universal, residente de Puerto Morelos que recordó la destrucción que provocó Wilma, un huracán de categoría 5 que arrasó la costa del estado en 2005.

Cancún tras el paso del huracán Delta
Calle de Cancún, Quintana Roo, tras el paso del huracán Delta; el 7 de octubre de 2020.  Getty Images

No hubo reportes de muertos o heridos, dijo Carlos Joaquín González, gobernador del estado de Quintana Roo, quien redujo el nivel de alerta y decretó la reanudación de las actividades laborales.

“Afortunadamente, la parte más peligrosa del huracán ha pasado”, dijo González, y señaló que el gran problema eran los árboles caídos que habían destruido líneas eléctricas y bloqueado carreteras.

El Centro Nacional de Huracanes en Miami informó por la tarde que el huracán de categoría 2 se encontraba a unas 65 millas (110 kilómetros) al este-noreste de Puerto Progreso, justo en el extremo norte de la península.

[Cómo y cuándo debe prepararse para un huracán o tormenta tropical]

Actualmente Delta tiene vientos máximos sostenidos de 100 millas por hora (155 kilómetros por hora), pero se espera que se intensifique nuevamente antes de azotar la costa estadunidense del Golfo de México.

Un embarcadero en Cancún antes de la llegada del huracán Delta
Un embarcadero en Puerto Juárez, Cancún, en México, antes de la llegada del huracán Delta; el 6 de octubre de 2020.  AP

Una temporada “implacable” tiene a Louisiana esperando su sexto huracán

Los residentes de Louisiana ya se preparan para la llegada a las costas del estado del que sería el sexto huracán de la temporada de 2020, la más intensa que se haya registrado en el Atlántico con un total de 25 tormentas con nombre.

Delta podría tocar tierra al sur de Morgan City, Louisiana, posiblemente como una tormenta de categoría 3, en algún momento del viernes.

[Lo que debe hacer y lo que no durante y después del paso de un huracán]

"Esta temporada ha sido implacable", dijo el gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, quien volvió a recurrir a lo que se ha convertido en una de sus frases más socorridas del 2020: "Prepárense para lo peor. Y recen porque no sea tan malo".

Este año, Luisiana fue golpeada por huracanes de fuerza considerable, aunque también se salvó del embate de algunos.

El área suroeste del estado, alrededor de Lake Charles, que según los pronósticos se encuentra en la trayectoria actual de Delta, aún se está recuperando del huracán Laura de categoría 4 que tocó tierra el 27 de agosto.

 [El huracán Laura alcanza categoría 4 y causará una marejada ciclónica histórica “imposible de sobrevivir” y vientos “destructivos” en Texas y Louisiana]

Casi seis semanas después, unas 5,600 personas todavía permanecen alojadas en hoteles de Nueva Orleans, porque sus hogares están demasiado dañados para que los habiten. En los costados de las carreteras que pasan por Lake Charles, todavía se ven árboles caídos, techos arrancados y otros escombros que no se han podido recoger.

Los meteorólogos advierten que Delta podría llegar como un huracán de fuerza mayor (de categoría 3 o más).

La ciudad de Nueva Orleans se preparó durante días para la llegada del huracán Sally, que se desvió hacia el este y terminó tocando tierra en Alabama el 16 de septiembre.

El huracán Marco estaba previsto para tocar tierra en Louisiana justo antes de Laura, en lo que hubiera sido un histórico doble golpe consecutivo de no haber sido porque el sistema se disipó en la boca del río Mississippi.

Este miércoles, las ferreterías de Morgan City lucían abarrotadas por clientes que buscaban madera y herramientas para proteger sus hogares, que se encuentran en la trayectoria estimada de Delta.

"Los otros no me preocuparon, pero parece que somos el objetivo de este", dijo a The Associated Press el comprador Terry Guarisco, mientras un empleado de la tienda lo ayudaba a cargar su camioneta con madera contrachapada que planeaba usar para tapiar su casa por primera vez en esta temporada de huracanes.

Con información de The Associated Press, National Hurricane Center y El Universal.