IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Una pareja de Texas descubrió preocupada que su maleta pesaba demasiado en el aeropuerto. Su perrita era la culpable

Jared y Kristi Owens se disponían a facturar su equipaje cuando fueron alertados por la aerolínea de que tenía sobrepeso: "Fue simplemente surrealista", explicaron al abrir la maleta y descubrir el motivo.

Una pareja de Texas que viajaba de vacaciones a Las Vegas, Nevada, se encontró en el aeropuerto con un pasajero inesperado en su equipaje: su perro chihuahua.

Durante el proceso de facturación, Jared y Kristi Owens fueron informados de que su maleta pesaba más de lo permitido y se les ofreció dos opciones: pagar el sobrecargo o tratar de trasladar parte de sus enseres a su equipaje de mano, según informa la estación de la cadena NBC en Dallas, Texas.

Decididos a no pagar la penalización, abrieron la maleta frente al mostrador para trasladar su enseres y se encontraron dentro a su perrita Icky, de cinco libras de peso, que se había escondido en una bota, según contó Jared al diario The Washington Post.

"Fue simplemente surrealista", aseguró Kristi, "¿de verdad estamos viendo a nuestra perra en nuestra maleta ahora mismo? ¿Está sucediendo esto?". 

[Por qué tenemos lazos más profundos con algunos perros que con otros]

Al momento de cerrar la maleta, ninguno se dio cuenta de que su perrita se había acomodado en ella. Su carácter calmado hizo imposible que sus dueños descubrieran su presencia de camino al aeropuerto. 

"No dijo ni pío", señaló Kristi.  

Ambos se preocuparon por que la aerolínea Southwest, con la que viajaban a Las Vegas, sospechara de que su intención era camuflar a su perrita en el equipaje y así evitar pagar las tasas para animales que viajan en cabina. 

Sin embargo, la empleada que les atendió fue muy comprensiva con la situación y hasta se ofreció a cuidar del animal con el fin de que pudieran seguir adelante con sus vacaciones, aseguraron. 

Icky finalmente se quedó en tierra: un familiar acudió a recogerla al aeropuerto, a la espera de que sus dueños regresaran de vacaciones.