IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Una novia fugitiva de Georgia fue sensación nacional hace 16 años. Su vida ha dado un nuevo vuelco

En abril de 2005, tan solo cuatro días antes de contraer matrimonio, Jennifer Wilbanks desapareció sin dejar rastro. Su desaparición en Duluth desencadenó una búsqueda en todo el país. Hasta que tres días después de su misteriosa desaparición, fue hallada con vida en Albuquerque, Nuevo México. Esto es lo que ha sucedido desde entonces.
/ Source: Telemundo

Jennifer Wilbanks iba a tener una boda por todo lo alto, con 600 invitados y 28 damas de honor. Pero en abril de 2005, tan solo cuatro días antes de la esperada fiesta, la joven de entonces 32 años desapareció sin dejar rastro.

Su desaparición en Duluth, Georgia, desencadenó una búsqueda en todo el país y acaparó los titulares en la prensa escrita y en los programas de televisión. Se convirtió entonces en la “novia fugitiva”. Circuló también otra versión según la cual, John Mason, su prometido, la había matado.

Pero tres días después de su misteriosa desaparición Wilbanks fue hallada con vida en Albuquerque, Nuevo México.

[Un hombre con Alzheimer se enamora de su esposa por segunda vez y le pide matrimonio]

Había sido “secuestrada” y “agredida sexualmente” por un hombre latino y una mujer blanca mientras salía a correr, aseguró ella. Aunque más tarde admitió que todo esto era mentira y confesó que en realidad había huido en autobús por “problemas personales”.

La boda se canceló; los novios rompieron.

Y ella fue acusada penalmente por mentir a la policía, se declaró culpable de un delito grave de declaración falsa, recibió dos años de libertad condicional, 120 horas de servicio a la comunidad -que incluía cortar el pasto de edificios públicos- y asesoramiento constante en salud mental. El juez también la obligó a pagar a la Oficina del Sheriff 2,550 dólares para cubrir parte de los costes de su búsqueda, así como 13,259 a Duluth para pagar las horas extras que la ciudad realizó en su búsqueda.

[Esta pareja iba a celebrar su 67 aniversario de bodas, pero el coronavirus les quitó la vida con minutos de diferencia]

Hace 11 años Wilbanks se volvió a enamorar y se casó -como lo hizo también su exprometido-. Pero en abril se divorció, según informó la revista People que tuvo acceso a los documentos de la corte del condado de Hall.

Wilbanks vive ahora en Gainesville, Georgia, donde trabaja en una agencia de telecomunicaciones. “Espero que estén en un lugar mejor de los que estaban entonces” dijo la sargento de la policía de Albuquerque Trish Hoffman al medio citado en 2017.

Con información de AP.