IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un padre lanza 80,000 centavos al jardín de su exesposa y su hija para “avergonzarlas”. Pero ellas le dieron la vuelta

Una joven de 18 años se enorgullece de un acto de bondad que puede ayudar a muchas mujeres después de la “dañina” actuación de su padre.
/ Source: Telemundo

Para algunos cumplir 18 años significa poder votar o unirse al Ejército. Para Avery Sanford implicó tener que recoger un cargamento de 80,000 centavos que su padre le botó en el césped de su vivienda a ella y a su madre, como último pago de manutención infantil.

"Mi mamá salió y le dijo: '¿Qué estás tirando en mi jardín?", explicó Sanford a la emisora WTVR. "Ella no sabía quién era hasta que él le gritó: 'Es su pago final de manutención por los hijos", agregó.

A solo días de graduarse, Sanford estaba devastada por esta exhibición de su padre. Pero su madre y varios amigos recogieron las decenas de miles de centavos y decidieron donar los 800 dólares a un centro contra el abuso familiar.

["No me curen, quiero morirme": la súplica de una niña mexicana víctima de abuso doméstico]

"Es notable que madre e hija hayan tomado un acto de odio y lo hayan convertido en algo hermoso", le dijo a Noticias Telemundo Cathy Easter, directora del centro Safe Harbor donde donaron el dinero.

Safe Harbor le envió a Noticias Telemundo el video de la cámara de seguridad de la casa de Sanford, donde se puede apreciar cómo el padre llega con una SUV y un trailer con los centavos y los vierte sobre el césped y la calle. 

Easter añadió que la madre, al entregarles el video, les dijo que por favor disculparan su uso de malas palabras, "pero estaba literalmente muy alarmada. Soy una madre soltera con dos hijas y no sabía quién era. No lo he visto en 4 años", dijo respecto al padre de sus hijas.

Avery Sanford, su madre y varios amigos recogieron las decenas de miles de centavos y decidieron donar los 800 dólares a un centro contra el abuso familiar, Safe Harbor Shelter, en Virginia.Cortesía Safe Harbor Shelter

Además, su acto de bondad, en medio de su pena, siguió multiplicándose.

La prensa local reportó lo ocurrido y a raíz de eso llegaron miles de dólares más en donaciones al refugio, que desde 1998 ayuda a mujeres y niños que son abusados por sus parejas y padres. Esta situación se ha agravado con la pandemia y las cuarentenas, pues muchas mujeres estaban encerradas y atrapadas por meses con sus abusadores. 

El centro de ayuda le dijo al citado diario que desde lo ocurrido ha registrado un aumento de más de 5,000 dólares en donaciones, y algunas personas citan a Sanford y su familia como parte de la razón.

El teniente de policía del condado de Henrico, Matt Pecka, le dijo al diario que un oficial respondió el mes pasado alrededor de las 2:30 p.m. a "un incidente doméstico" en Glen Allen, Virginia, al norte de Richmond.

Las autoridades encontraron al llegar una gran "[cantidad] de centavos en la carretera de en frente", y la madre de Sanford les dijo que su exmarido era responsable de haberlos vertido ahí.

"No es solo mi madre a quien está tratando de avergonzar, también es a mi hermana y a mí", le dijo Sanford a WTVR, "me molesta y me pone muy triste que no haya pensado en eso antes de hacerlo".

El 21 de mayo era la fecha límite para que el padre de Sanford hiciera su último pago de manutención infantil, le explicó la madre a las directoras del refugio Safe Harbor.

La donación de la familia le vino muy bien a Safe Harbor, pues como miles de refugios que cumplen una labor similar, han sido víctimas de cortes presupuestarios a nivel local y federal.

[Las denuncias por violencia doméstica en EE.UU. aumentan durante la pandemia]

"El hecho de que estas donaciones lleguen en este momento es como un regalo del cielo", dijo Cathy Easter, "lamento mucho que la familia haya vivido esto, pero estoy muy agradecida de que se acercaran y eligieran hacer esto y compartir su historia".

En una entrevista con WTVR, el padre, quien no ha sido identificado, dijo que estaba frustrado y que no buscaba empeorar la situación entre él y su hija.

Sanford le dijo a la estación de noticias que si bien la decisión de su padre fue "realmente hiriente y dañina" para la familia, estaba orgullosa de que el dinero terminara yendo a una buena causa.

“Darle la vuelta y donar ese dinero a madres y niños necesitados, siento que eso realmente convierte esta situación en algo positivo”, dijo, "se puede aprender de esto".

Recursos para víctimas de violencia doméstica:

  • Línea nacional de violencia doméstica: 1-800-799-7233
  • Línea directa nacional para víctimas de agresión sexual de RAINN : 1-800-656-4673.
  • Línea directa nacional de abuso infantil Childhelp: 1-800-422-4453
  • Línea de ayuda de la Oficina de Salud de la Mujer: 1-800-994-9662

Con información de The Washington Post, WTVR