IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un hombre de California ha comido dos veces al día en un parque de diversiones por $150 al año

Dylan, un ingeniero eléctrico de California, calcula que ha consumido más de 2,000 comidas en Six Flags en un periodo de 7 años y que, en promedio, ha pagado 50 centavos de dólar por cada una.

Durante siete años, Dylan, un ingeniero eléctrico de 33 años originario de Santa Clarita, California, ha comido diario, almuerzo y cena, con 150 dólares al año tras comprar un pase anual para el parque de atracciones Six Flags. Así pagó sus préstamos estudiantiles y se compró una casa, contó el joven a Mel Magazine, que solo lo identifica por su primer nombre. 

Su dieta a base de hamburguesas, papas fritas, pizzas y refrescos empezó en 2014 cuando notó que desde la ventana de su oficina podía ver las montañas rusas de Six Flags Magic Mountain. Su trabajo estaba a cinco minutos en auto, así que trazó un plan para ir en su descanso a cenar y aprovechar las opciones que ofrecía su membresía. 

Ese primer año fue difícil, asegura. “No era nada saludable”, reconoce.

Aunque no tiene un número exacto, Dylan calcula que son más de 2,000 comidas las que ha consumido en Six Flags y que, en promedio, ha pagado 50 centavos de dólar por cada una. 

Con los años el menú varió y trató de probarlo todo. Desde ensaladas de carne asada, hamburguesas de frijoles, helados, churros y pretzels. También opciones festivas como hot dogs de Acción de Gracias.

“Acabé comiendo demasiados y ahora no puedo ni oler los hot dogs de pavo sin tener náuseas”, asegura. 

Es tan habitual verle por el parque que los trabajadores le reconocen y saludan.

[Empleados de McDonald’s realizan huelga contra el acoso sexual y la violencia en los restaurantes]

También ha animado a sus amigos. Con ellos ha revisado y reseñado el menú del lugar por sabor, número de calorías, cuánto tardan los platillos en cocinarse y qué tan lejos está el puesto de venta desde el estacionamiento, porque en días ajetreados las filas de turistas les obligan a conformarse con opciones más rápidas como las “bolas de pollo”.

Dylan cree que las ha comido al menos 150 veces. “A cinco por porción, son unas 750. No sé si podría volver a probarlas”, aseguró.

Visitantes hacen fila en un puesto de comida en el parque temático Six Flags Magic Mountain en Valencia, California. Foto de archivo. 1 de abril de 2021.Bloomberg / Bloomberg via Getty Images

Al casarse redujo el número de veces que come en Six Flags. Ahora va tres o cuatro semanales, excluyendo cenas y los sábados y domingos. 

De acuerdo a su sitio oficial, Six Flags “cuenta con 27 parques en Estados Unidos, México y Canadá”. Las membresías más caras, hoy, cuestan desde 9,99 hasta 18,85 dólares mensuales, es decir, aproximadamente 120 y 227 dólares anuales. 

“Todos los niveles de afiliación ofrecen descuentos en la comida, que van desde el 5% en el nivel Gold Plus hasta el 50% en el nivel Diamond Elite. Los socios también reciben importantes descuentos en los Pases de Comida para Socios”, se lee en el portal.

Los Member Dining Pass (Pases de Comida para Socios), como los que Dylan usó, se venden como complemento a la membresía y sus precios oscilan entre los 4,25 y 9,99 dólares mensuales. 

Dylan no es el único que los ha aprovechado para ahorrar dinero. De acuerdo al sitio web de comida y cultura pop, The Takeout, tras reproducir la historia original del joven de California alguien les contactó. 

“Solo quiero compartir con ustedes que actualmente estoy haciendo lo mismo pero combinándolo con vivir en una furgoneta para ahorrar aún más dinero”, reza el correo electrónico que el remitente MANCHILDvsLIFE les envió. Este usuario incluso ha documentado sus consejos en YouTube. 

Dylan por su parte, aseguró que seguirá sacándole provecho a su membresía. “Acabamos de comprar una casa aquí, así que no me voy a ninguna parte (...) Mientras sigan cambiando el menú, soy feliz”, dijo a Mel Magazine.