IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Este hombre soñaba con casarse con un anillo especial. Encontró un diamante en un parque estatal

Desde la escuela había soñado cómo sería su anillo de compromiso, pero le faltaba lo más importante: lo consiguió en el único parque del mundo donde se pueden buscar gemas.

Un hombre del estado de Washington hizo el descubrimiento de su vida cuando encontró un diamante de dos quilates mientras buscaba piedras pequeñas en un parque nacional de Arkansas.

A Christian Liden, de 26, se le había ocurrido desde que cursaba el grado octavo de secundaria que, llegado el momento, personalizaría el anillo de compromiso que le daría a su futura novia.

Por años se le dificultó encontrar un lugar donde pudiera buscar diamantes en Estados Unidos, hasta que alguien le ofreció una sugerencia.

[Un hombre con Alzheimer se enamora de su esposa por segunda vez y le pide matrimonio]

"Estaba en el trabajo hablando con un compañero acerca de mi idea y él me dijo ‘bueno, ¿por qué no lo intentas en Arkansas?", relató Linden en entrevista con el programa Today de NBC.

Linden planificó entonces su viaje al parque estatal Crater of Diamonds, el único yacimiento de diamantes en el mundo donde los turistas pueden excavar y llevarse a casa sus hallazgos.

Christian Liden mustra el diamente de  2.2 quilates que encontró en el Parque Estatal Crater of Diamonds, en Arkansas. Arkansas Department of Parks, Heritage and Tourism

Debido al turismo minero, el parque se ha convertido en un atractivo para los amantes de la aventura y las piedras preciosas. Con esa información, Liden y un amigo acamparon por varios días mientras se dedicaban a buscar las gemas con su propio equipo de extracción.

En tan solo tres días encontró lo que había ido a buscar: un diamante amarillo de más de dos quilates, que fue certificado por el parque. 

[Los cortes de energía por cambios bruscos de temperatura han aumentado un 60% desde 2015]

Al llegar a casa, le pidió la mano a su novia desde hace cinco años, Desirae Klokkevold, quien aceptó la propuesta.

"Saqué el anillo de mi bolsillo y se lo entregué, pero le advertí que era temporal hasta que consiguiera a alguien que lo pudiera pulir y diseñar", comentó Linden.

Por ahora, la pareja no ha fijado una fecha exacta para la boda.

Con información de Today y The Washington Post