IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Dos hermanos baten récord de equilibrismo al caminar sobre una cinta de 2,800 pies de largo en Yosemite

Moisés y Daniel Monterrubio, hermanos que se mudaron a San Francisco hace cinco años, afirman haber hecho historia al recorrer a pie la cinta más alta y larga atada entre dos montañas tanto en el Parque Nacional Yosemite como en California.

Dos hermanos de San Francisco aseguran que han batido un récord al recorrer a pie la cinta más alta y larga atada entre dos montañas tanto en el Parque Nacional Yosemite como en California.

A principios de este mes, ellos y un grupo de amigos pasaron casi una semana tendiendo una sola cinta de 853 metros (2,800 pies) de largo desde Taft Point al oeste a través de una serie de barrancos que se hunden 488 metros (1,600 pies), según informó el periódico San Francisco Chronicle.

Moisés y Daniel Monterrubio, hermanos que se están formando para ser técnicos de trabajos verticales, llevaban un año pensando en cruzar ese vacío.

[Superman bate un nuevo récord de ventas: un cómic de 1938 se vende por más de $3 millones]

"Cada vez que salíamos, pensábamos en ese recorrido", explicó Moises Monterrubio, de 26 años, al Chronicle.

El highlining, un deporte de equilibrio extremo en el que se usa una cinta de nylon de unos pocos milímetros de grosor que se ancla entre dos puntos, se tensa y sirve como una especie de barra.

Completar una línea significa caminar con cuidado paso a paso de un extremo al otro mientras se usa un arnés de cintura que se une a una anilla de acero de 3 pulgadas alrededor de la cinta. En una caída, el deportista permanece atado, pero tienen que volver a levantarse para mantener el equilibrio o balancearse hacia un punto de anclaje mientras están colgando boca abajo.

En la última década este deporte se ha vuelto muy popular y ha contado con marcas de equipos y patrocinios.

En el transcurso de seis días a principios de este mes, los Monterrubio se sirvieron de la ayuda de 18 amigos y compañeros de montaña para alcanzar su meta: prácticas desde el fondo del valle, descenso en rápel desde los acantilados y maniobras a través de innumerables árboles.

[Subasta récord ¿Quién compró unas viejas zapatillas Nike por 437.000 dólares?]

Finalmente, pusieron sus anclajes: un conjunto de rocas de granito en Taft Point y un tronco de árbol viejo y grueso en el otro punto.

“Fue bastante intenso y peligroso. Pero lo hicimos realidad”, señaló Monterrubio.

El grupo recibió permiso por adelantado del personal del parque nacional, dijo.

Una persona se asoma por encima del borde del acantilado de Taft Point en el Parque Nacional Yosemite, California, el 18 de mayo de 2015.Marcus Yam / Los Angeles Times via Getty Images / Los Angeles Times via Getty Imag

La cinta más larga recorrida en Yosemite había sido una de 954 pies (291 metros) que se extendía desde Taft Point hasta un punto al este. La nueva cinta tenía casi tres veces esa longitud.

Todo se estableció al atardecer del 10 de junio: se estableció la cinta y los hermanos estaban listos.

Daniel, de 23 años, caminó primero por la cinta y se cayó tres o cuatro veces con el viento, pero logró cruzar. Luego Moisés, que también cayó dos veces, se atascó en la cinta sobre el paisaje escarpado.

[Mueren 21 corredores de un ultramaratón de montaña en China por condiciones climáticas extremas]

Los amigos se turnaron durante cuatro días, y la mayoría de ellos también cayeron. El orgullo de un highliner es atravesar un recorrido sobre la cinta sin resbalarse.

Moisés caminó sobre la cinta en 37 minutos sin caerse ninguna vez. También lo hizo su compañero y mentor Eugen Cepoi.

“La parte más gratificante fue ver a todos mis amigos emocionados por haberlo hecho. Valoro eso más que haber cruzado", dijo Moisés.

Con información del San Francisco Chronicle y AP