IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Autorretrato de Frida Kahlo rompe récord y se vende en $34.9 millones

La pintura 'Diego y yo' se convirtió en la pieza de arte latinoamericano más cara de la historia. La casa de subastas Sotheby's reveló la identidad del comprador.

Un autorretrato de Frida Kahlo, la pintora mexicana del siglo XX reconocida por su manera única de sublimar el dolor a través del arte, se convirtió este martes en la pieza de un artista latinoamericano que más caro se ha vendido en una subasta, alcanzando los 34.9 millones de dólares.

El cuadro Diego y yo se vendió en la casa subastadora Sotheby's de Londres, sobrepasando con creces el valor del anterior cuadro más valioso para un artista mexicano, una pieza de Diego Rivera que se subastó en casi 10 millones de dólares en el 2018.

El empresario argentino Eduardo Constantini fue el comprador del autorretrato, confirmó Sotheby's a la agencia de noticias Efe.

La casa de subastas especificó que Constantini, un reconocido coleccionista de arte y fundador del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA), compró la obra para su colección privada, y no para la pinacoteca argentina.

Recientemente, Constantini adquirió para el MALBA otras obras de arte de importantes artistas hispanos, como Omi Obini (1943), del cubano Wifredo Lam, por la que pagó 9.6 millones de dólares, y Armonía (Autorretrato sugerente) (1956), de la española Remedios Varo, por 6.2 millones de dólares, ambos precios históricos para estos pintores.

La pieza que se vendió este martes fue terminada por Kahlo en 1949, cinco años antes de su muerte, en un momento en el que el dolor físico con el que vivía se había intensificado y su relación con Rivera sufría, según ha explicado a nuestra cadena hermana NBC News la historiadora del arte Natalia Zerbato, quien estudia la vida y obra de Kahlo en la Universidad Nacional Autónoma de México.

La pintura de Frida Kahlo, 'Diego y yo', mostrada en la casa de subastas Sotheby's el 21 de octubre de 2021.Matt Dunham / AP

En esta obra Kahlo se muestra a sí misma derramando tres lágrimas y sobre estas, a la altura de su frente figura la imagen de Rivera, quien está representando con tres ojos.

"Esta es una importante obra de su periodo tardío, cuando su dolor físico se había intensificado y su pintura se volvió errática. Se ve menos equilibrada y elegante", dijo al diario The New York Times Adriana Zavala, curadora de la exhibición de Kahlo en el jardín botánico de Nueva York en 2015.

[Inauguran la exposición ‘Las calaveras de Frida’ en Ciudad de México]

Para el experto en arte mexicano y latinoamericano Gregorio Luke, la obra de Kahlo se ha vuelto tan emblemática en los últimos años porque simboliza la fusión de culturas.

Kahlo nació en 1907 en la Ciudad de México, hija de un inmigrante judío húngaro germano y una mujer indígena. A sus seis años Kahlo enfermó de poliomielitis, por lo que su pierna derecha quedó más corta que la izquierda. Pero su vida se complicó aun más a los 18 años, cuando un accidente de tránsito lesionó su espina dorsal, confinándola a una cama durante varios meses, en los que comenzó a pintar.

“Creo que la popularidad de Frida se debe a que es multicultural. Ella es multirracial. Ella personifica esto más que cualquier otro artista”, dijo a NBC News Luke, el exdirector del Museo de Arte Latinoamericano en Long Beach, California.

Creo que la popularidad de Frida se debe a que es multicultural"

Gregorio Luke Experto en arte mexicano

Antes de la subasta, Sotheby’s ya estimaba que el cuadro se vendería en un rango de entre 30 y 50 millones de dólares, no solo por su nivel artístico, también porque las obras de las artistas del siglo XX se han revalorizado y habido un profundo interés por las artistas latinoamericanas de la corriente surrealista.

"Ofrecer la obra [Diego y yo] en nuestra noche de venta moderna de noviembre lleva el mensaje de la reciente expansión de la categoría de lo moderno para incluir una mayor representación de artistas subrepresentados, en particular de mujeres artistas, y obliga a repensar cómo han sido valoradas históricamente en las subastas", declaró en un comunicado la presidenta de ventas de arte de Sotheby's, Brooke Lampley.