¿Cuál será el impacto del anunciado cierre de las oficinas de USCIS en el extranjero?

"Esto creará más atrasos, en un sistema ya con retrasos", dijo una abogada de inmigración.

A activistas y abogados de inmigración como Nada Sater les preocupa que la administración de Trump esté "creando una catástrofe más grande" si sigue adelante con sus planes de cerrar permanentemente casi dos docenas de oficinas de campo de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) en todo el mundo.

"Esto afectará a los refugiados, a los militares que solicitan la ciudadanía, al programa de reunificación familiar", dijo a NBC News Sater, una abogada de inmigración con sede en Miami.

La agencia de inmigración dijo el martes que estaba en "discusiones preliminares" para trasladar las cargas de trabajo de oficinas internacionales a oficinas en Estados Unidos, dijo la portavoz de la agencia Jessica Collins en un comunicado.

Los Servicios de Ciudadanía e Inmigración, que forman parte del Departamento de Seguridad Nacional, actualmente operan 23 oficinas internacionales en América Latina, Europa y Asia.

 Estas oficinas generalmente manejan solicitudes de visa familiar, adopciones internacionales y otras tareas, como ayudar a los ciudadanos estadounidenses que desean traer a parientes no ciudadanos a EEUU, procesar solicitudes de refugio y habilitar solicitudes de ciudadanía en el extranjero, según el sitio web de la agencia.

Las oficinas internacionales también pueden procesar las naturalizaciones de los miembros del servicio militar estadounidense que aún no son ciudadanos. Los oficiales de USCIS en el extranjero también buscan fraude en las solicitudes de visa y brindan asesoramiento técnico sobre inmigración a otros funcionarios del gobierno.

Los funcionarios de la agencia afirman que el cierre de las oficinas de campo internacionales ahorraría millones de dólares cada año.

Enrique Gutiérrez y John Santos, directores de medios del Comité Nacional Demócrata, rechazaron esa afirmación. "La explicación del gobierno de que la medida es un esfuerzo para recortar los gastos del gobierno no se sostiene, ya que los fondos de USCIS provienen principalmente de las tarifas pagadas por las personas que utilizan sus servicios", dijeron en una declaración.

USCIS planea trasladar los servicios internacionales a las oficinas de la agencia en EEUU y a consulados y embajadas estadounidenses en el extranjero.