IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Vecinos lo reportaron por su conducta y la policía halló a una mujer desmembrada en su apartamento

Cuando las autoridades llegaron al vecindario ubicado en Orlando, Florida, el hombre estaba desnudo en el estacionamiento y se negó a identificarse. Sospecharon que se encontraba bajo la influencia de alguna droga o que sufría de algún episodio de salud mental, pero al entrar a su vivienda vieron que la sala estaba llena de sangre.

Un hombre de 37 años se enfrenta a un cargo de asesinato en primer grado tras ser arrestado el jueves 31 de julio por presuntamente matar a una mujer que fue hallada parcialmente desmembrada en un apartamento en Orlando.

Agentes de la oficina del sheriff del condado de Orange, Florida, acudieron varias veces a un complejo residencial, tras recibir las llamadas sospechosas de un hombre. En una de ellas se le oyó decir “Voy a sacar el diablo que llevas dentro”, mientras supuestamente estaba asfixiando a una mujer, de acuerdo con documentos judiciales.

[La inmigración no aumenta el crimen en Estados Unidos, como falsamente señala el Gobierno de Texas para justificar un muro fronterizo]

La policía volvió a desplazarse el jueves a la zona de viviendas luego de que unos vecinos avisaran que un hombre deambulaba por el estacionamiento gritando y “acosando a varios residentes”. 

El hombre fue identificado como Arthur Creese, el mismo que llamó el martes y quien se encuentra actualmente detenido en la cárcel del condado de Orange sin fianza.

Imagen de Arthur Creese, tras ser arrestado el 29 de julio del 2021 por la Oficina del Alguacil del condado de Orange, Florida. Orange County Incarcerations

Los oficiales descubrieron que Creese llevaba días entrando y saliendo de uno de los apartamentos. Aunque su nombre no figura como residente, la oficina de arrendamiento del complejo residencial confirmó a la policía que sí vivía allí, de acuerdo con una declaración jurada.

El mismo jueves, agentes tuvieron que volver al lugar tras ser alertados de que un hombre estaba en el estacionamiento desnudo y examinando el interior de los vehículos aparcados en la zona. 

Las autoridades confirmaron que se trataba de nuevo de Creese y que estaba “posiblemente bajo la influencia de drogas desconocidas o sufriendo una crisis nerviosa de alguna enfermedad mental".

Tras detenerle y llevarle a un hospital, la policía regresó para intentar localizar a la titular del contrato del alquiler del apartamento del que entraba y salía Creese, una mujer de 32 años llamada Turquoise Raegina Samuel.

[Este crimen atroz era “el ejemplo perfecto de un misterio sin resolver”. Pero Google entregó al culpable]

Según un informe, la oficina de arrendamiento facilitó la entrada a los agentes tras detectar sangre en el exterior de la vivienda. Una vez dentro, hallaron a una mujer “que había sido parcialmente desmembrada”, cubierta por una sábana en una habitación llena de sangre.

Los vecinos confirmaron a la policía haber oído a una mujer gritar la noche del miércoles, pero nadie llamó al 911, de acuerdo con la declaración jurada.

Con información de Click Orlando y WFTV