IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Una familia hispana fue baleada por exigir sus papas fritas. Ahora demanda al restaurante y exige una compensación

Anthony Ramos, su esposa embarazada y su hija de 6 años pidieron un combo en un restaurante de la cadena Jack in the Box, en Houston, en 2021. La empleada que los atendió no se tomó bien el reclamo.

Imagínese reclamar porque faltan unas papitas fritas en el combo que ordenó en un restaurante de comida rápida y que, en lugar de entregárselas, la persona que le atiende saca un arma y le dispara a través de la ventanilla del drive thru.

Eso fue lo que le ocurrió el 3 de marzo de 2021 a una familia hispana en un establecimiento de la franquicia de restaurantes Jack in the Box en Houston (Texas), según una demanda que los clientes presentaron a mediados de este mes contra el restaurante.

Anthony Ramos se había mudado de Florida a Houston por trabajo ese año cuando recibió en un aeropuerto a su esposa, Jeraldin Ospina, y su hija de 6 años, y todos se fueron en el mismo auto a comprar comida. La mujer estaba embarazada en ese momento.

Pagaron un combo, pero en su pedido faltaban las papas fritas. Tras reclamar, se desató una acalorada discusión con Alonniea Ford, la empleada que les entregó la orden a través de la ventanilla del drive thru, explicó en un comunicado el abogado de la pareja, Randall L. Kallinen.

Ninguno de los ocupantes resultó herido.

Alonniea Ford carga el arma de espalda a los clientes, de acuerdo a las imágenes de la cámara de vigilancia del restaurante.
Alonniea Ford carga el arma de espalda a los clientes, de acuerdo a las imágenes de la cámara de vigilancia del restaurante.Randall Kallinen

En un video publicado por los demandantes este mes, se aprecia el intercambio entre Ford y la familia: cuando llegan, cuando reclaman, cuando la trabajadora parece cargar un arma plateada, cuando empeora la discusión y finalmente cuando ella saca el arma por la ventanilla y dispara al vehículo en el que la familia huye despavorida.

["Mataron a un niño inocente". Arrestan a dos pandilleros por un tiroteo mortal en Nuevo México: se equivocaron de camioneta]

De acuerdo con documentos judiciales citados por la estación local de la cadena NBC News, Ford se negó a completar la orden y los clientes pidieron hablar con la persona a cargo del restaurante, pero “el mánager no acudió ni intentó mediar para resolver la situación”.

Durante la discusión, la empleada les tiró salsa de tomate, hielo y otros productos hacia dentro del vehículo, según la demanda. Después les disparó. Cuando la familia llegó a un lugar seguro llamaron a la policía.

“Fue muy muy aterrador. Usualmente soy una persona muy precavida, protectora, pero en ese momento estaba abrumado”, aseguró Ramos citado por la estación local. “Nunca había tenido una experiencia así antes, estaba atónito”.

La familia ha pedido se les indemnice por el incidente y por las consecuencias físicas, emocionales y económicas que ha tenido. Los demandantes también exigen que el restaurante cambie sus políticas de contratación.

“Jack-In-The-Box necesita realizar una revisión de los antecedentes de sus empleados para no exponer a sus clientes a alguien que intentará matarlos”, afirmó el abogado Kallinen.

La empleada fue acusada inicialmente por el cargo de conducta mortal con un arma de fuego, pero se redujo la acusación a asalto agravado con un arma mortal. Se declaró culpable de este último delito en 2022, según los abogados de la familia. Cumplió seis días y de cárcel y un año bajo libertad condicional.

La mujer había sido condenada por realizar amenazas terroristas en 2012.

Jack in the Box se negó a comentar sobre el litigio en curso, de acuerdo a la afiliada, “particularmente aquellos que incluyen a dueños independientes de franquicias”. El restaurante en Houston es propiedad de A3H Foods General Partner, LLC.