IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un policía atropella a un hombre, esconde el cadáver en su auto y acude a pedir consejo a su madre. Su padre lo denunció

En lugar de llamar al 911, el agente de Nueva Jersey escapó primero del lugar y luego regresó por el cuerpo para llevarlo a casa de su familia. Fue arrestado cuando volvió a la carretera.

Un policía de Newark, en Nueva Jersey, ha sido arrestado por el atropello mortal de un hombre que caminaba por el arcén de una autopista. En vez de llamar al teléfono 911 de emergencias, el agente llevó presuntamente el cuerpo a casa para que su madre le diera un consejo, hasta que su padre lo reportó, según las autoridades.

Louis Santiago, de 25 años, estaba fuera de servicio en la madrugada de 1 de noviembre cuando, manejando un Honda Accord de 2005 y acompañado por Albert Guzmán, también de 25 años, se desplazó por motivos aún sin aclarar hacia el arcén derecho de la autopista Garden State Parkway y atropelló al enfermero Damian Dymka, de 29 años, según un comunicado de la Oficina del Fiscal del Condado de Essex.

En lugar de llamar al 911, los hombres huyeron del lugar, pero más tarde regresaron por el cuerpo del enfermero y lo metieron en el auto. Fueron a la casa de Santiago en Bloomfield para hablar con su madre, Annette Guzmán, de 53 años, y discutir qué hacer, y después volvieron de nuevo al lugar del accidente, según la Fiscalía.

Al enterarse de lo ocurrido, el padre de Santiago, teniente del departamento de policía de Newark, llamó al 911 para informar.

[Una enfermera embarazada pierde su bebé de 8 meses tras ser atacada por un paciente]

Cuando la policía estatal llegó, el hombre muerto estaba en el asiento trasero del auto de Santiago, según agregó la Fiscalía.

Santiago se enfrenta ahora a varios cargos criminales por la muerte de Dymka, que vivía en Garfield, Nueva Jersey. Entre estos se incluyen homicidio con vehículo, abandono de la escena de un accidente con resultado de muerte, profanación o traslado de restos humanos, manipulación de pruebas físicas, obstrucción y mala conducta oficial.

La madre de Santiago y su compañero de viaje, Guzmán, fueron acusados de profanar restos humanos, obstaculizar la detención y conspirar para obstaculizar la detención y manipular pruebas.

El abogado que representa a Santiago, Patrick Toscano, aseguró a la cadena de noticias CNN que la docena de delitos de los que se acusa a su cliente “son infundados". "Realmente no hubo ningún acto homicida intencional o imprudente cometido por el oficial Santiago en ningún momento”, aseguró Toscano.

Los tres acusados han sido puestos en libertad a la espera de su comparecencia ante la corte.