IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Se compró un Lamborghini con la ayuda financiera por el COVID-19. Ahora enfrenta 9 años de cárcel

El hombre, de 30 años, recibió casi 1 millón de dólares como apoyo para sus empresas ficticias. Lo gastó en un reloj Rolex, un Lamborghini Urus y una noche en un club de striptease.

Un hombre de Texas fue sentenciado este lunes a 9 de años de prisión luego de que se descubriera que creó empresas ficticias para aplicar al programa de ayuda financiera por la pandemia del coronavirus y gastó el dinero recibido en lujos y excesos.

En junio de 2020, Lee Price III, de 30 años, recibió casi 1 millón de dólares como apoyo para continuar con sus supuestos negocios, pero lo gastó en cuestión de días.

El dinero que estaba destinado para los supuestos empleados de una de sus empresas ficticias, Price Enterprises, le sirvió al estafador para que se comprara un reloj Rolex por 14,000 dólares,  un Lamborghini Urus 2019 de cerca de 233,000 dólares y para una noche en un club de striptease de Houston en el que gastó 2,000 dólares, reporta el diario The Washington Post.

Price se ha declarado culpable de fraude y lavado de dinero.

Este es el auto que el hombre se compró con la ayuda financiera.Vincent Thian / AP

"El señor Price espera que otros aprendan con este hecho que no hay dinero fácil", dijo Tom Berg, su abogado, al diario citado. "Tiene el resto de la condena de 110 meses para reflexionar, arrepentirse y reconstruir su vida", agregó.

En marzo de 2020, durante el inicio de la pandemia, se aprobó un paquete de ayuda por el coronavirus de 2 billones de dólares, creado para que las empresas cubrieran gastos como el pago del personal y el alquiler.  

Aprovechando que muchos de los préstamos eran condonables, Price empezó a enviar en mayo de 2020 sus solicitudes de ayuda a varios bancos de Estados Unidos. Un banco de Boston aprobó su pedido y le dio 937,500 dólares para que cubriera los sueldos de los inexistentes 50 empleados de su negocio.

[“Dios mío, dios mío, creo que esto es una estafa”. Así nos engañan a través de mensajes de celular para robarnos dinero e información]

Los investigadores descubrieron después que tal empresa no existía y que no declaraba ningún ingreso al estado.

Según la denuncia, otro prestamista de California aprobó a Lee un préstamo de 752,452 dólares después de que presentara una solicitud con una empresa de otro nombre, cuyo director ejecutivo era un hombre muerto.

Pero Lee no ha sido el único que se ha aprovechado de las ayudas federales.

[¿Cómo pueden los inmigrantes detectar una estafa y evitar fraudes? Una abogada lo explica]

El Departamento de Justicia ha acusado a más de 150 personas de fraude y ha incautado más de 75 millones de dólares obtenidos ilegalmente, según las autoridades.