IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un hombre blanco “adicto al sexo” es acusado de los tiroteos en Atlanta que dejaron ocho muertos, incluidas seis mujeres de ascendencia asiática

La mayoría de las víctimas fueron mujeres de ascendencia asiática y el ataque ha sido catalogado por las autoridades como un "acto de odio". El acusado, de 21 años, dijo a los investigadores que los locales contra los que abrió fuego eran "una tentación que quería eliminar".
/ Source: Telemundo

Un hombre blanco de 21 años ha sido acusado de perpetrar los tres tiroteos mortales ocurridos el martes en la noche en salones de spa del área metropolitana de Atlanta, Georgia, que causaron la muerte de ocho personas, dijeron las autoridades este miércoles. 

Robert Aaron Long enfrenta ocho cargos de asesinato y uno de asalto agravado y no tendrá derecho a fianza, tras admitir haber llevado a cabo el ataque que causó la muerte de seis mujeres de ascendencia asiática y otras dos personas de raza blanca, según las autoridades.

Los investigadores dijeron que el acusado negó cualquier motivación racista o política para cometer el ataque y aludió a una supuesta “adicción al sexo” de la que culpó a los negocios contra los que abrió fuego. 

Un memorial es improvisado afuera de uno de los negocios atacados en Atlanta.AP

La Oficina del Sheriff del condado de Cherokee declaró que el atacante "dio indicios de que tiene algunos problemas, potencialmente adicción sexual" y dijo que aún están esclareciendo las motivaciones del tiroteo. 

La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, dijo que los spas son "negocios que operan legalmente" y que las autoridades no pretender "culpar ni avergonzar a las víctimas".

"Ayer fue un día trágico en todo nuestro estado", dijo Bottoms. "Un crimen contra cualquier comunidad es un crimen contra todos nosotros".

[Esta madre denunció la desaparición de su hijo y no mostró remordimiento cuando se conoció la terrible verdad]

Las autoridades identificaron a las víctimas que murieron en el condado de Cherokee como Delaina Ashley Yaun, de 33 años, Paul Andre Michels, de 54 años, Xiaojie Tan, de 49 años y Daoyou Feng, de 44 años. Hubo un sobreviviente que fue identificado como Elcias R. Hernandez Ortiz, de 30 años de edad. 

El presunto asesino era un “usuario frecuente” de estos locales, según las autoridades y representaban "una tentación que él quería eliminar". Los investigadores aseguraron que pudo haber muchas más víctimas que lamentar de no haber sido atrapado rápidamente. 

En entrevista con las autoridades, el atacante aseguró que se dirigía a Florida y que allí iba a cometer crímenes similares al de Atlanta.

[Asesinato-suicidio en Pennsylvania: tres muertos tras una pelea entre vecinos que paleaban nieve]

El hombre fue detenido en el condado de Crisp, a unos 125 kilómetros al sur de Atlanta luego de que las autoridades rastrearan sus movimientos a través de GPS. Su vehículo fue visto en dirección sur en la I-75, y un policía de Georgia utilizó una maniobra, en la que se utiliza un coche de policía para detener físicamente a otro vehículo. 

Dos altos funcionarios de los cuerpos de seguridad dijeron a NBC News que la pistola de 9 mm utilizada por Long fue comprada legalmente el martes, antes del tiroteo. 

Robert Aaron Long fue arrestado como sospechoso de los tiroteos en spas de Atlanta.AP

El FBI se sumó a la investigación de los ataques, que comenzaron este martes alrededor de las 5:00 pm, cuando cuatro personas fueron asesinadas en Acworth, un suburbio al norte de Atlanta. Menos de una hora después, cuatro mujeres murieron en otros dos tiroteos en esa ciudad, en el condado de Cherokee. 

La oficina del Sheriff de Cherokee recibió un llamado por disparos en el local Youngs Asian Massage, ubicado en Acworth, Georgia. Al llegar, los agentes hallaron a cinco personas con heridas de bala, dos de ellas estaban muertas y las otras fueron trasladadas al Hospital Wellstar Kennestone. Dos de los heridos murieron posteriormente.

[Su hijo apareció muerto y torturado en una playa. Esta latina pasará el resto de su vida en prisión en Texas]

Aproximadamente 45 minutos después del tiroteo en el condado de Cherokee y a 30 millas de distancia, la policía de Atlanta respondió a una denuncia de un robo en Piedmont Road en la parte noreste de la ciudad.

Las autoridades descubrieron a tres mujeres muertas por aparentes heridas de bala y, mientras estaban en la escena, recibieron una llamada de disparos al otro lado de la calle, donde se encontró a una mujer muerta dentro de un negocio, dijo la policía de Atlanta.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el miércoles que el presidente, Joe Biden, había sido informado durante la noche sobre el "horrible tiroteo en Atlanta". "Los funcionarios de la Casa Blanca han estado en contacto con la oficina del alcalde y seguirán en contacto con el FBI", dijo.

[Se disparan las agresiones contra adultos mayores de origen asiático]

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur dijo a NBC News que cuatro de las mujeres que murieron eran de origen coreano, pero sus nacionalidades aún no han sido verificadas. 

Durante una visita a Corea del Sur, el secretario de Estado, Antony Blinken, se refirió a los tiroteos y dijo que este tipo de violencia no tenía cabida en Estados Unidos ni en ningún lugar.

"Defenderemos el derecho de nuestros conciudadanos estadounidenses y coreanos a estar seguros y a ser tratados con dignidad", afirmó.

Agentes afuera de una sala de masajes en Atlanta tras un tiroteo el 16 de marzo de 2021.AP

Dado que los tiroteos se produjeron en salones de masaje y spas, la policía de Atlanta dijo la noche del martes que enviaron agentes a negocios similares y que se incrementaron las patrullas.

En la ciudad de Nueva York ocurrió lo mismo: la policía desplegó agentes antiterroristas en las comunidades asiáticas por precaución.

[Arrestan a dos hombres acusados de agredir al policía que murió durante el asalto al Capitolio]

La alcaldesa de Seattle, Jenny Durkan, calificó la violencia en Atlanta como un "acto de odio" y dijo que ella y el jefe de policía, Adrian Diaz, están tomando medidas adicionales para proteger a las comunidades asiático-estadounidenses de Seattle, incluyendo patrullas policiales adicionales.

Después de los asesinatos, el senador Raphael Warnock, demócrata de Georgia, dijo que estaba rezando por las familias de las víctimas y la comunidad. "Mi corazón está roto esta noche tras la trágica violencia en Atlanta que cobrado ocho vidas. Una vez más vemos que el odio es mortal. Rezando por las familias de las víctimas y por la paz de la comunidad", tuiteó.

"Toda nuestra familia está rezando por las víctimas de estos horribles actos de violencia", tuiteó el gobernador de Georgia, Brian Kemp, añadiendo su agradecimiento por la rápida detención del sospechoso.

Con información de NBC News, The Washington Post.