IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un hombre mata a su exesposa y a su hijo al "enfurecerse" porque "estaban dejando las luces encendidas demasiado tiempo"

El presunto asesino llamó al 911 alegando que baleó a su familia en defensa propia pero la policía en Florida dudó de su testimonio y mostró una foto del sospechoso como evidencia.

Por Marlene Lenthang - NBC News

Un hombre de Florida que acababa de divorciarse mató a tiros a su exesposa y a su hijo adulto tras "enfurecerse" porque alguien había dejado las luces de casa encendidas, según las autoridades locales.

Michael D. Williams, de 47 años, fue arrestado este domingo y acusado de dos cargos de asesinato en primer grado por la muerte de Marsha Ebanks-Williams, de 48 años, y Robert Adams, de 28, según anunció la Oficina del Sheriff del condado de Volusia (que incluye Daytona Beach, justo al norte de Orlando).

Williams llamó al teléfono 911 de emergencias a las 8 de la tarde y dijo que había disparado a su familia en defensa propia en la ciudad de DeLand, en la casa que todavía compartía con Ebanks-Williams tras su divorcio en junio tras 10 años casados, según las autoridades.

[Tres años de cárcel para un expolicía de Minneapolis por el asesinato de George Floyd]

Cuando los agentes llegaron a la casa, en el vecindario de Daytona Park Estates, encontraron a Williams en un auto frente a la cochera. Se entregó sin oponer resistencia. Hallaron a las dos víctimas en el interior de la casa, junto a dos niños de 5 y 6 años ilesos.

Los menores habían viajado desde Tallahassee a ver al su padre y fueron probablemente testigos de los asesinatos, según el sheriff.

Los detectives determinaron que Williams perdió los estribos tras discutir con su exesposa sobre el recibo de luz, según relató el agente Brian Henderson

Williams contó a los agentes que había cortado la luz de la casa y había colocado un candado al panel eléctrico el domingo antes de irse. Cuando regresó, descubrió que Ebanks-Williams y Adams habían quitado el candado para restaurar la electricidad y habían puesto un candado nuevo.

“Michael estaba molesto porque creyó que estaban dejando las luces encendidas demasiado tiempo y colocó un candado en la caja que está afuera de la casa, el cual cortaron Marsha y su hijo”, dijo Henderson durante una conferencia de prensa el lunes. “Se molestó y eso causó la discusión que finalmente resultó en que estas dos personas fueran asesinadas a tiros”, agregó.

[Jugaron a la lotería y prometieron que se repartirían el premio. Ahora están “en la Luna” tras ganar $1,337 millones]

Williams le dijo a los investigadores que lo golpearon en la cara, pero según Henderson cuando lo encontraron estaba ileso.

Durante la rueda de prensa del lunes, Henderson sostuvo una foto de Williams que tomaron tras su detención y dijo: “Esto no parece el rostro del alguien que sufrió un ataque violento como para que les disparara varias veces”.

Michael D. Williams, tras su detención.
Michael D. Williams, tras su detención.Oficina del Sheriff del condado de Volusia

“Esto fue un acto sin ningún sentido, una discusión sobre el pago de la luz. Se enfureció y cometió este acto de violencia", opinó.

Las tensiones en el hogar habían estado aumentando en los últimos meses, según las autoridades. Los exesposos siguieron viviendo juntos tras su divorcio, aunque tenían planes de vender la casa y dividir las ganancias, dijo Henderson.

El departamento del sheriff había respondido anteriormente a al menos a cinco llamadas por disputas en el hogar en esos meses. En ninguno de esos casos hubo amenazas de violencia, según dijeron.

[Celebramos el Día Nacional de Nueva York con un recorrido por sus calles y sus gentes]

Henderson calificó la relación de “tóxica” y reveló que Ebanks-Williams había llamado a la Oficina del Sheriff el domingo para recibir asesoría legal, pocas horas antes de que la mataran.

Williams cuenta con antecedentes penales por cheques falsos, violencia doméstica, agresión a un agente de la ley y abuso infantil.