IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un actor porno acusado de abusos sexuales irá a casa en lugar de a juicio. Es una “traición”, dicen víctimas

Ron Jeremy, una conocida figura del cine porno que fue arrestado en 2020 y encausado por más de 30 cargos de asalto sexual en 2021, será enviado a una “residencia privada” tras un fallo reciente.

El anuncio de que Ron Jeremy, conocida figura del cine porno, quien fue arrestado en 2020 y encausado por más de 30 cargos de agresión sexual en 2021, será enviado a una "residencia privada" debido a signos de "severa demencia", ha generado una ola de críticas de algunas de sus víctimas y figuras de esa industria.

Una de ellas es Alana Evans, una veterana del cine para adultos y presidenta del Adult Performance Artists Guild, quien testificó ante el gran jurado de Los Ángeles que encausó a Jeremy y ha trabajado durante años con algunas de las mujeres que acusaron a la legendaria figura de la industria porno.

Después de que el pasado enero una corte declarara a Jeremy mentalmente incompetente debido a su avanzado estado de demencia, era poco probable que el conocido actor fuera finalmente llevado a juicio.

La exestrella de la industria de filmes para adultos Ron Jeremy comparece en corte en Los Ángeles, el 26 de junio de 2020.
La exestrella de la industria de filmes para adultos Ron Jeremy comparece en corte en Los Ángeles, el 26 de junio de 2020. Getty Images

"Me siento traicionada porque en ningún momento durante el argumento de 'Ron sufre demencia' y el tema de la incompetencia, nunca dijeron que podrían enviarlo a casa. Siempre fue que iría a un centro [asistencial]", afirmó Evans, citada por Los Angeles Times. "Todas nos presentamos [en corte]. Todas contamos nuestras historias. Todas nos esforzamos en su caso, y me siento defraudada al 100% por el sistema", aseguró.

La decisión de poner en libertad a Jeremy fue tomada por un juez la pasada semana y, según el reporte del periódico, parece poner fin a una batalla legal de cuatro años en las que docenas de mujeres acusaron al más famoso de los actores porno de violarlas.

[Atacan a balazos a un grupo de periodistas que reportaba sobre la violencia en México]

Los supuestos abusos sexuales de Jeremy tuvieron lugar de manera aleatoria en bares de la Sunset Strip, en Los Angeles, y fueron denunciados por trabajadoras sexuales que lo conocían, amplió el rotativo.

En un caso, la estrella porno agredió sexualmente a una niña de 15 años durante una fiesta en una casa de Santa Clarita, indicaron los fiscales. Jeremy ha negado todas las acusaciones.

El adelanto de que Jeremy iba a ser liberado y permanecería en una instalación sin cámaras de seguridad molestó a muchas de las mujeres que lo acusaron y brindaron detalles de sus abusos en escenarios y fiestas, durante casi 30 años, amplió el diario.

De acuerdo con Tiffiny Blacknell, directora de comunicaciones de la oficina del fiscal de distrito del Condado de Los Ángeles, quien fue citada por Los Angeles Times, los fiscales presentaron una moción para que el juez reconsiderara el lugar al cual iba a ser enviado la exestrella del porno.

Una audiencia sobre el tema está programada para el jueves.

[Políticos, músicos y actores: una lluvia de demandas por abuso sexual cae sobre poderosas figuras de Nueva York]

Lianne Young, quien acusó por primera vez a Jeremy durante una entrevista con Los Angeles Times en 2020, dijo en un comunicado citado por el rotativo que estaba "profundamente consternada por la puesta en libertad de Ron Jeremy, responsable de violaciones en serie, basándose en el deterioro de su demencia. Aun reconociendo la importancia de abordar los problemas de salud, es crucial que el sistema judicial equilibre los derechos del acusado con la seguridad de la comunidad".

Amplió que "esta situación subraya la necesidad de considerar de manera cuidadosa las preocupaciones sobre seguridad de la ciudadanía", además de "la evaluación de las implicaciones legales y éticas que rodean la liberación de individuos que enfrentan serias acusaciones criminales".

Jeremy ha permanecido en la zona médica del centro penitenciario Twin Towers, en el centro de Los Ángeles, desde enero.

De acuerdo con registros de la corte, citados por el periódico angelino, la salud de la exestrella de la industria porno ha ido en declive al punto que fue puesto bajo el cuidado de una persona, está "esencialmente postrado en la cama" y no es una amenaza para el público, según un correo electrónico al que tuvo acceso Los Ángeles Times.

Hasta el momento, Jeremy no ha sido convicto de ningún delito.

[Hunter Biden acepta declarar ante un comité de la Cámara de Representantes]

Registros de la corte, citado por el periódico, indican que es improbable que se recupere de su demencia, por lo que no puede ser enviado a un hospital.

Ginger Banks, una actriz y defensora de los trabajadores sexuales que compiló más de 100 acusaciones contra Jeremy en 2017 dijo, mencionada por el rotativo, que "realmente no creo que [Jeremy] tenga la capacidad física de dañar a nadie, y "creo que el objetivo de nuestro sistema judicial debería ser evitar que la gente pueda hacer daño a otras personas hasta que sean rehabilitadas".

Sin embargo, Evans dijo, citada por Los Ángeles Times, que Jeremy se había "librado" de enfrentar la justicia por docenas de agresiones y que la actual situación no hará sino envalentonar a sus defensores dentro de la industria del cine para adultos, donde varios actores y productores siguen creyendo que es inocente.

Para Evans, que no sea condenado va a llevar aún más a los artistas de la industria porno a no denunciar los abusos.

"Creen absolutamente que esto lo absuelve –dijo a Los Ángeles Times– y eso es lo más alarmante. Esto sienta precedentes, sienta la pauta de que este comportamiento está bien".