IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un "acto atroz" en el caso Breonna Taylor: salen a la luz nuevos detalles sobre el operativo policial

Las autoridades revelaron documentos que cuestionan la redada que llevó a cabo de la policía de narcóticos en casa de la joven negra de 26 años, que murió durante el operativo de marzo, tiroteada por la policía.

Por Bruce Schreiner, Rebecca Rreynolds Yonker y Piper Hudspeth Blackburn - AP News

Las autoridades policiales de Louisville revelaron nuevos detalles sobre el caso Breonna Taylor, la paramédico negra de 26 años que fue baleada en su casa en marzo durante una redada policial, con nuevos documentos que plantean dudas sobre por qué las autoridades irrumpieron en casa de Taylor.

Ese evento, a partir de una orden de cateo que no estaba dirigida contra Taylor misma, resultó en la muerte de la joven tras una ráfaga de disparos policiales.

Los archivos policiales publicados este miércoles revelan que Taylor tuvo contacto en el pasado con un hombre que era sospechoso de tráfico de drogas, pues la joven había salido antes con él. Aunque ella había roto la relación, el que esta hubiera existido meses antes motivó a la policía a identificar el hogar de Taylor como un supuesto lugar de interés para cateo.

Pero los mismos documentos recién revelados indican que la policía no tenía por seguro que Taylor seguía teniendo contacto con el hombre bajo sospecha, Jamarcus Glover, como para justificar irrumpir en el hogar de la mujer. "Ya no tengo nada que ver con Bre", dijo el mismo Glover en un audio tomado el 13 de marzo, el día de la redada, según revelan los documentos recién hechos públicos.

[Le llueven las críticas al primer fiscal negro de Kentucky tras el fallo en el caso de Breonna Taylor]

El teniente Dale Massey, miembro del equipo SWAT (unidad de policías de élite) en Louisville que llegó a la escena, describió la manera en la que se ejecutó la orden de cateo como un "acto atroz".

Massey declaró a los investigadores que él y otros miembros de la unidad sintieron que había sucedido "algo realmente malo" después de entrar en contacto con otro oficial de policía tras la redada.

Las declaraciones de Massey forman parte de un extenso testimonio y de otras pruebas recién reveladas que arrojan luz, meses después, sobre la investigación interna de la policía de Louisville en torno a la muerte de Taylor.

Entre el fallecimiento de la joven y las investigaciones resultantes, miles de manifestantes han salido a las calles en Louisville y en otras partes del país para exigir responsabilidades sobre la muerte de Breonna Taylor.

También para expresar su frustración por el fallo de un gran jurado respecto a los agentes que balearon la joven, que no fueron acusados de homicidio.

Taylor recibió varios disparos después de que la policía la despertara al entrar en su hogar.

["Nunca tuve fe": la familia de Breonna Taylor critica al fiscal general y exige hacer públicas las transcripciones de su investigación]

Cuando la policía entró por la puerta con un ariete, despertaron de golpe a Taylor y a su novio en ese momento, Kenneth Walker, quien disparó una vez desde la habitación al no entender quién estaba irrumpiendo en el apartamento. Walker ha dicho que preguntó muchas veces quién era y que no recibió respuesta.

El argumento de los oficiales sobre por qué dispararon tantas balas es que estaban repeliendo una supuesta agresión por el disparo de Walker.

Aunque entre los documentos hechos públicos no fue incluido el audio de las conversaciones personales que los agentes mantuvieron durante la redada mientras tenían activadas sus cámaras corporales. Supuestamente porque esas conversaciones "no tenían nada que ver con la escena o el caso", alegó la policía, aunque a decir de los familiares de Taylor con esas grabaciones se pudiera comprobar si los oficiales siquiera indicaron que era la policía tocando a la puerta.

El gran jurado del caso, que imputó a uno de los agentes por "acciones imprudentes y riesgosas" porque abrió fuego hacia una ventana de las vecinas de Taylor sin ver contra quién disparaba, después sugirió que el fiscal en Louisville nunca les dio a entender que podían estudiar el caso como uno de homicidio.

Un integrante del gran jurado exigió entonces que se revelaran las transcripciones de sus deliberaciones, y de ahí salieron a la luz los documentos sobre el porqué de la redada en la que Taylor fue baleada a muerte.

[Muere un hombre tras recibir disparos en un parque de Louisville, Kentucky, durante una protesta por el caso de Breonna Taylor]

El oficial Brett Hankison, que fue despedido, fue el único oficial acusado por el gran jurado.

La orden de cateo contra el departamento de Taylor fue aprobada como parte de la investigación de narcóticos que giraba en torno a Glover, pero no se encontraron drogas en la casa de la mujer baleada. 

El nombre de Taylor surgió en el caso sobre narcóticos, al menos en parte, porque había pagado varias fianzas desde 2017 hasta enero de 2020 para Glover y otro acusado, Darreal Forest, en montos que llegaron a los 5,000 dólares, según los archivos policiales publicados.

El abogado de la familia Taylor, Sam Aguiar, señaló que la publicación de los archivos estaba “muy atrasada”.

"Creemos que la opinión pública va a entender aún más por qué estamos tan frustrados con la forma en que se desarrolló esta investigación y con por qué no hubo responsabilidad penal", indicó el letrado.

Aguiar también argumentó sobre la relación entre Taylor y Glover: “No se ve nada en estos archivos que denote algún tipo de conexión entre ellos dos durante la gran mayoría de febrero y marzo. Así que todavía surge la pregunta: ¿qué les hizo decidir ir a la casa de Taylor?", explicó.

[La ciudad de Louisville llega a un acuerdo de compensación con la familia de Breonna Taylor]

Los archivos revelados por el gran jurado incluyen cartas de investigación, transcripciones de entrevistas, videos de cámaras corporales de oficiales, archivos de audio y video de entrevistas, así como informes de la unidad de escena del crimen y órdenes de registro.

Algunos elementos fueron retenidos por razones legales o de privacidad. Las fotos y videos explícitos del cuerpo de Taylor fueron publicadas con elementos "borrosos, por respeto" a la víctima y sus deudos, explicó la policía.

El asesinato de Taylor surgió el miércoles durante el debate de campaña entre el vicepresidente del presidente Donald Trump, Mike Pence, y Kamala Harris, compañera de fórmula del candidato demócrata Joe Biden.

Harris condenó los asesinatos de Taylor, y también de George Floyd en Minnesota, y habló sobre las protestas contra la injusticia racial que Trump ha descrito como "disturbios" cuando pidió ley y orden.

"Nunca vamos a tolerar la violencia, pero siempre debemos luchar por los valores que apreciamos", argumentó Harris en el debate televisado a nivel nacional. La candidata dijo que no creía que se hubiera hecho justicia en el caso de Taylor, y añadió que si la candidatura demócrata ganaba las elecciones de noviembre prohibiría los estrangulamientos policiales, declarando que Floyd estaría vivo hoy si existiera tal impedimento.

Pence señaló que se le parte el corazón por la familia de Taylor, pero que confía en el sistema judicial de Estados Unidos. Dijo que era "notable" que Harris, como exfiscal general, cuestionara la decisión del gran jurado de no acusar a ningún oficial de asesinato.

[Denuncian que la fiscalía ofreció al exnovio de Breonna Taylor una reducción de condena si la inculpaba en un caso de drogas]