IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Testigos describen el terror y "las lesiones horrorosas" del tiroteo en el desfile del 4 de julio en Chicago

Un doctor aseguró que vio "el tipo de heridas que probablemente se ven en tiempos de guerra, el tipo de heridas que solo suceden cuando las balas pueden despedazar cuerpos".

Por Natasha Korecki, Zachary Schermele y David K. Li - NBC News

HIGHLAND PARK, Ill. — Letham Burns quería llegar temprano al desfile del 4 de julio en Highland Park.

Justo cuando se estaba instalando para observarlo y disfrutar de la festividad con su amigo y sus cinco hijos, Burns, que practica el tiro como deporte competitivo, escuchó un sonido reconocible.

“Se oyeron de 20 a 30 rondas”, dijo. “Definitivamente fue semiautomático, en una cadencia rápida”, agregó.


Elementos de seguridad buscan a un sospechoso tras un tiroteo masivo en el desfile del 4 de Julio, el lunes 4 de julio de 2022, en Highland Park, Illinois, un suburbio de Chicago.
Elementos de seguridad buscan a un sospechoso tras un tiroteo masivo en el desfile del 4 de Julio, el lunes 4 de julio de 2022, en Highland Park, Illinois, un suburbio de Chicago.Nam Y. Huh / AP

Burns le gritó a los niños: “¡Disparos! ¡Vuelvan al coche! ¡Muévanse!”. Estaban a unas 150 yardas de donde estaba el atacante, apostado sobre el tejado de un negocio, disparando indiscriminadamente a la multitud con un rifle de “alta potencia”, según la policía.

Todos los entrenamientos para un tiroteo que los niños habían recibido en la escuela valieron la pena, aseguró Burns. Mantuvieron la calma y salieron rápidamente. De vuelta en casa, quisieron ir a la piscina, pero los helicópteros sobrevolaban el lugar. Y el asesino seguía suelto.

“Es una zona donde viven muchas personas judías. Esperamos que no sea algo instigado por otra cosa que la enfermedad mental”, dijo Burns.

[“Se veía una persona con un rifle”: testigo narra el horror vivido durante tiroteo en desfile]

Testigos del tiroteo, que dejó al menos seis muertos y 38 heridos en Highland Park, un próspero suburbio de Chicago, describieron una escena de confusión que dio paso al pánico y el horror.

Kristen Carlson, quien se refugió en la casa de su madre con sus dos hijos mayores a pocas cuadras del lugar, contó que mientras las familias y los asistentes al desfile huían, podía “ver el terror en sus rostros”. Carlson refugió a otros en el patio trasero de la casa de su madre en la cuadra 600 de Highland Park.

“La gente simplemente corrió, y simplemente dejaron sus cosas, y fue aterrador”, le dijo a Hallie Jackson de MSNBC. “Ya no vivo aquí, pero tengo miedo de subirme a mi auto y volver a casa, así que nos estamos escondiendo aquí”, añadió.

Los funcionarios de la ciudad instaron a las personas que estaban cerca del lugar a buscar refugio debido a un incidente de "atacante activo" porque el asesino, descrito como un hombre blanco de poco más de 20 años, seguía prófugo.

El Dr. David Baum, que asistió al desfile, le dijo a NBC Chicago que los cuerpos que vio “no eran una imagen que alguien que no sea médico pueda procesar fácilmente”.

[Protestas y toque de queda por la muerte de un joven negro en Ohio acribillado de 60 disparos por policías]

“Tenían heridas horribles, el tipo de heridas que probablemente se ven en tiempos de guerra, el tipo de heridas que solo suceden cuando las balas pueden despedazar cuerpos”, afirmó. “Estos cuerpos estaban muertos. Los cubrieron de inmediato y trataron de sacar de ahí a otras personas”, añadió.

Baum dijo que varios profesionales médicos se quedaron para ayudar a tratar a las víctimas.

Otros testigos relataron un ambiente de confusión al inicio de la masacre alrededor de las 10:00 am, hora del centro. Algunos creyeron que los disparos eran fuegos artificiales.

“Pensé que era parte del desfile”, dijo Gabriella Martínez a NBC Chicago. “Luego, literalmente como un segundo [después], todos comenzamos a entrar en pánico”.

Larry Bloom dijo que otros asistentes al principio creyeron que los disparos eran parte de la exhibición de uno de los carros alegóricos.

“Estaba gritando y la gente gritaba. Entramos en pánico, y simplemente se estaban dispersando, y yo, sabes, no entendía. Sabes, sucedió demasiado rápido”, afirmó.

[Estas hermanas migraron a EE.UU. pero no llegaron a su destino. Una fue deportada. La otra murió en el camión]

Adrienne Drell, residente de Highland Park, no escuchó disparos, pero se confundió al ver que la banda de la escuela secundaria de Highland Park repentinamente rompió la formación y huyó.

“Pensé que era una manera ensayada de dispersarse. Se echaron a correr y pensé, ‘¿Eh?”, relató a NBC News Drell, un periodista jubilado.

“Y un tipo se me acercó y me dijo: ‘¡Tienes que salir de aquí!’ Luego, un policía con un perro grande se me acercó y me dijo: ‘¡Fuera de aquí! ¡Sal de aquí!”.

Amairani García le dijo a NBC Chicago que corrió con su hija a un McDonald’s cercano y se escondió allí hasta que un primo pudo refugiarlas en un lugar “seguro”.

“No te lo esperas. Hoy en día, no nos sentimos seguros”, afirmó García.

Otro residente de Highland Park, Eduardo González, dijo que habría ido al desfile si su esposa no hubiera tenido que trabajar.

La dejó en su trabajo y luego condujo de regreso a casa. No mucho después, desde el interior de su casa, escuchó gritos afuera y vio una multitud corriendo afuera de su casa. Una mujer que pasó corriendo le gritó: “¡Hay un atacante armado!”

[Vuelos cancelados, retrasos y miles de pasajeros varados en el Día de la Independencia]

González se mudó del vecindario de Edgewater en Chicago a Highland Park hace un año.

“Tal vez unas tres veces al año escuchabas un disparo ocasional [en Chicago]”, contó González. Hizo un gesto hacia el mar de vehículos militares y de emergencia al otro lado de la calle de su casa.

“Nunca vimos algo así”, aseguró.