IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Tejió un plan para secuestrar a su esposa. Pero los hombres que contrató se ahogaron cuando un policía los perseguía

El empresario Lawrence Michael Handley, de 53 años, se declaró culpable esta semana de secuestro y podría ser sentenciado hasta 35 años en prisión. Su plan criminal se vino abajo cuando los encargados de ejecutarlo se toparon con una autopista detenida.

Un empresario millonario de Louisiana se declaró culpable este jueves de haber planeado el secuestro de su esposa, una maquinación que fracasó cuando las dos personas contratadas para cometer el crimen se ahogaron mientras un policía los perseguía a través de la autopista interestatal.

Lawrence Michael Handley, de 53 años, llegó a un acuerdo con la fiscalía para declararse culpable de dos cargos de secuestro en segundo grado y un intento de secuestro en segundo grado por los que podría ser sentenciado a 35 años en prisión.

Los fiscales acordaron retirar dos cargos de conspiración, uno por cometer asesinato en segundo grado y otro por cometer secuestro agravado, que podrían haber conllevado una cadena perpetua. Así como un cargo por violar una orden de protección, otro por secuestro agravado y uno más por secuestro en segundo grado.

[“Yo vi cómo cocinaban a tu hermano”. Así funcionan las cocinas donde el narco desaparece a sus víctimas]

La sentencia se fijará en una fecha posterior, indicó el juez de distrito Scott Privatt.

Handley se encuentra encarcelado en Lafayette, Louisiana, desde agosto de 2017, cuando fue arrestado por haber contratado a dos hombres de Jackson, Mississippi, para secuestrar a su esposa a principios de esa semana.

El vecindario en Lafayette, Louisiana, donde se produjo el secuestro de la esposa de Michael Handley
El vecindario en Lafayette, Louisiana, donde se produjo el secuestro de la esposa de Michael Handley.Google Maps

Los sujetos, Sylvester Bracy y Arsenio Haynes, ambos de 27 años, fueron a la casa de la pareja (quienes ya no vivían juntos) en Lafayette cuando la esposa de Handley se hallaba con una vecina y una pariente adolescente.

Armados con pistolas automáticas forzaron la entrada de la casa y “esposaron a la esposa, le colocaron una bolsa en la cabeza y se la llevaron a la fuerza”, según los documentos de la corte. En el camino hacia Baton Rouge la amenazaron, la torturaron y abusaron de ella. A la amiga y la chica menor de edad las esposaron y las dejaron dentro de la casa.

Las cosas dieron un giro inesperado cuando Bracy y Haynes decidieron tomar el acotamiento para librar el tránsito detenido por un pedazo de maquinaria que había caído sobre la autopista. Un agente del Sheriff que estaba fuera de turno los vio y decidió seguirlos.

Cuando llegaron a la intersección con la autopista interestatal, trataron de eludir al agente dando una vuelta a la derecha, hacia un área pantanosa. Allí se atascó su vehículo, pero ellos decidieron tratar de escapar a pie y terminaron saltando hacia el Canal Intracostero. Sus cuerpos fueron hallados un día después cerca de ahí.

Las autoridades dijeron que la esposa de Handley fue encontrada viva en la parte de atrás de la camioneta que habían abandonado los dos sujetos.

A Handley lo hallaron en una habitación de hotel el 11 de agosto de 2017, había tratado de alquilar un avión para escapar. En un principio se declaró no culpable alegando demencia, pero esto no prospero en la corte.

En la comparecencia ante el tribunal el lunes de esta semana, Handley se sentó tranquilamente con las manos en grilletes y un mono a rayas mientras se manejaban otros casos y sus abogados y los fiscales negociaban. Tenía una larga barba gris y cabello canoso hasta los hombros.

[Dos sujetos patean a un hombre para robarle su celular en Nueva York]

“Lo más importante en una declaración de culpabilidad en un juicio es que no hay apelaciones”, explicó Privat.

El abogado defensor Kevin Stockstill dijo que los abogados de Handley confiaban en que podrían contrarrestar los argumentos de la fiscalía, pero que había una cadena perpetua sobre la mesa y querían asegurarse de que Handley tuviera una oportunidad de vida después de la prisión.

Handley se había hecho millonario invirtiendo en empresas de tecnología cuando tenía 30 años, pero empezó a beber en exceso y perdió la mayor parte de su dinero y se le prohibió ver a sus hijos.

Con información de The Associated Press.