IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La pandilla de Haití pide un rescate de $17 millones por los misioneros secuestrados

El grupo fue secuestrado el sábado cuando viajaba en autobús después de visitar un orfanato, y está compuesto por cinco niños y doce adultos de una organización de Ohio.

La pandilla que secuestró a un grupo de 17 misioneros estadounidenses y canadienses en Haití ha pedido un rescate de un millón de dólares por cada uno de ellos, según comunicó el lunes un alto funcionario haitiano citado por el diario The Wall Street Journal.

Los 16 ciudadanos estadounidenses y un canadiense fueron secuestrados el sábado por la banda '400 mawozo' después de visitar un orfanato en Croix-des-Bouquets, un suburbio del noreste de la capital, Puerto Príncipe, según comunicaron las autoridades durante el fin de semana.

Un manifestante reclama al Gobierno del difunto presidente Jovenel Moïse que deje de apoyar a las bandas criminales del país, en una imagen tomada del 10 de diciembre de 2020.Dieu Nalio Chery / AP

El ministro de Justicia haitiano, Liszt Quitel, señaló el lunes que los misioneros estaban retenidos por la banda - que exige 17 millones de dólares por la liberación del grupo- en una casa segura a las afueras del suburbio, según informó el WSJ.

El FBI está investigando el secuestro de 16 misioneros estadounidenses en Haití durante el pasado fin de semana, informó este lunes la Casa Blanca.

[Quién se esconde detrás de 400 Mawozo, la peligrosa banda que ha secuestrado en Haití a misioneros estadounidenses]

La portavoz del Gobierno de EE.UU., Jen Psaki, explicó que el presidente del país, Joe Biden, ha sido informado y recibe actualizaciones sobre los esfuerzos del FBI y del Departamento de Estado para lograr la liberación de los ciudadanos de su país.

Psaki no quiso ofrecer más detalles sobre las gestiones del FBI y la cartera de Exteriores estadounidense, y se limitó a señalar que la embajada de EE.UU. en Puerto Príncipe se está coordinando con las autoridades locales para poner fin a este secuestro.

El FBI y la policía haitiana están en contacto con los secuestradores, y las negociaciones podrían llevar semanas según explicó Quitel al WSJ.

Los misioneros secuestrados están afiliados a Christian Aid Ministries, con sede en Ohio, que confirmó el secuestro el domingo en un comunicado, diciendo que el grupo secuestrado estaba formado por cinco hombres, siete mujeres y cinco niños, entre los que hay un bebé de 8 meses y menores de 3, 6, 14 y 15 años, según el ministro.

[Texas forma una barrera con patrullas policiales para frenar la entrada de más migrantes haitianos al país]

Dan Hooley, exdirector de campo de Christian Aid Ministries en Haití, declaró a la cadena CNN el domingo que se cree que todos los misioneros secuestrados estaban en un vehículo, y que algunos pudieron ponerse en contacto con el director local de la organización antes de que se los llevaran.


Unos jóvenes juegan al fútbol junto a los negocios que están cerrados debido a una huelga general en Puerto Príncipe, Haití, el lunes 18 de octubre de 2021. Matias Delacroix / AP

“Un par de compañeros enviaron inmediatamente un mensaje al director y le dijeron lo que estaba pasando. Y uno de ellos fue capaz de soltar un pin, y eso fue lo último que (la organización) escuchó hasta que los secuestradores se pusieron en contacto con ellos más tarde en el día”, contó Hooley.

La banda ha puesto el foco recientemente en las iglesias y los grupos religiosos, y en abril pasado secuestró a 10 personas, entre ellas varios religiosos, dos de ellos franceses, que fueron liberados a finales de ese mes en un caso que precipitó la dimisión del entonces primer ministro haitiano, Joseph Jouthe.

[Un grupo de haitianos deportados ataca a pilotos estadounidenses: tres agentes de ICE resultan heridos]

Justo después del secuestro del sábado, uno de los rehenes estadounidenses pidió ayuda en un mensaje publicado en un grupo de WhatsApp, aseguró al diario The Washington Post una fuente familiarizada con lo ocurrido.

“¡¡Por favor, recen por nosotros!! Nos han tomado como rehenes, han secuestrado a nuestro conductor. Recen, recen, recen. No sabemos a dónde nos están llevando”, indicaba el mensaje.

Las protestas paralizan Haití

Mientras las autoridades buscan la liberación de los misioneros, una huelga encabezada por los sindicatos locales y otras organizaciones paralizó buena parte de la vida diaria en Puerto Príncipe. Los conductores de transporte público se quedaron en casa, y las tiendas y escuelas permanecieron cerradas.

“La población ya no aguanta más”, declaró Holin Alexis, un chofer de mototaxi que participó en la huelga, a la agencia de noticias The Associated Press.

Las barricadas de neumáticos incendiados cerraban el paso en algunas calles de la capital y de otras ciudades, como Les Cayes, en el sur del país, y algunas personas arrojaron piedras hacia los conductores que ocasionalmente transitaban por el lugar.

[Un video muestra al supuesto comando que asesinó al presidente de Haití en su residencia]

Sólo un puñado de conductores de mototaxis, como Marc Saint-Pierre, recorrían las calles de Puerto Príncipe en busca de pasajeros. Dijo que fue atacado por trabajar el lunes, pero no tenía otra opción.

Un manifestante se toma una 'selfie' en una barricada en llamas colocada por manifestantes en Puerto Príncipe, Haití, el lunes 18 de octubre de 2021.Odelyn Joseph / AP

“Tengo hijos, y tengo que llevar alimentos a mi casa hoy”, declaró a AP.

La nación más pobre del hemisferio occidental nuevamente lidia con un aumento en los secuestros relacionados a las pandillas, los cuales habían disminuido en meses recientes, después de que el presidente Jovenel Moïse fuera asesinado en su residencia el 7 de julio y que un sismo de magnitud 7.2 cobrara la vida de más de 2,200 personas en agosto.

“Todo el mundo está preocupado. Están secuestrando a personas de todas las clases sociales”, dijo Méhu Changeux, presidente de la Asociación de Propietarios y Conductores de Haití, en declaraciones a la emisora radiofónica Magik9.

Dijo que el paro laboral continuaría hasta que el gobierno pueda garantizar la seguridad del pueblo.