IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un vecino balea a unos padres y a su hija de 6 años porque una pelota cayó en el patio de su casa en Carolina del Norte

La policía tiene a un sospechoso bajo custodia, que se entregó en Florida. Fue identificado como Robert Louis Singletary, de 24 años.
/ Source: The Associated Press

Un hombre de Carolina del Norte fue arrestado este jueves y acusado de disparar contra una madre, un padre y su hija de 6 años luego de que una pelota de baloncesto se coló por equivocación en el patio de su casa.

Robert Louis Singletary, de 24 años, se entregó en Tampa, Florida, después de una amplia operación de captura que empezó el martes en la noche, dijo Adam Gaub, director de Comunicaciones del Condado Gaston, en Carolina del Norte.

El incidente ocurrió después de que un grupo de menores acudiera a recuperar una pelota de baloncesto que había rodado hasta el patio de Singletary, según informaron vecinos y la familia. Se trata del más reciente en una serie de tiroteos provocados por circunstancias tan triviales como llamar a la puerta errónea, girar el auto en la entrada de una casa, o subir por equivocación al auto de un extraño.

Singletary huyó tras el tiroteo del martes cerca de Gastonia, una ciudad de 80,000 habitantes al oeste de Charlotte.

Singletary, que estaba en libertad bajo fianza tras ser acusado de un ataque con un martillo a una mujer en diciembre, recibió cuatro cargos de asalto con un arma mortal con la intención de matar causando lesiones graves, y un cargo de ser un delincuente en posesión de un arma de fuego, indicó el portavoz del condado, Adam Gaub, en un correo electrónico.

[El novio de la mujer baleada en Nueva York cuando su auto daba la vuelta en una casa describe sus últimos instantes de vida]

El jefe de la policía local, Stephen Zill, declinó explicar los motivos del tiroteo alegando que la investigación estaba en curso. Pero un vecino, Jonathan Robertson dijo que el ataque ocurrió después de que algunos niños del vecindario fueron a recuperar una pelota de baloncesto que había rodado hacia el patio de Singletary.

Dijo que Singletary, que les había gritado a los niños en varias ocasiones desde que se mudó al barrio, entró en su casa a por una pistola y empezó a disparar mientras los padres intentaban frenéticamente poner a salvo a sus hijos.

“En cuanto le vi salir disparando grité a todo el mundo que se agachara y se metiera dentro”, relató Robertson.

Kinsley White, de 6 años, resultó alcanzada por una bala en la mejilla; fue dada de alta tras ser atendida en un hospital, según su familia. "Ni siquiera conocemos al hombre", dijo la niña a la estación WSOCTV, y añadió: "¿Por qué nos disparaste a mi papá y a mí? ¿Por qué disparaste al papá de una niña?".

[La ley de legítima defensa justifica toda reacción armada]

Su padre, Jamie White, que había corrido en su ayuda, recibió un disparo en la espalda. Permanece hospitalizado con heridas graves, incluyendo daños en el hígado, según el abuelo y vecino de Kinsley, Carl Hilderbrand. La madre de la niña, Ashley Hilderbrand, resultó herida en el codo: "Fue muy aterrador", lamentó la mujer.

La policía dice que Singletary disparó contra otro hombre, pero falló.

“Vivimos en un país que, cada vez más, dispara primero y hace preguntas después. Creo que la gente está molesta y asqueada ante esto”, opinó John Feinblatt, presidente de Everytown for Gun Safety, una organización que apoya medidas para el control de las armas, al referirse a recientes eventos en que varias personas han resultado heridas tras cometer pequeños errores. “Creo que los padres se están preguntando: ¿Mi hijo es el próximo?”, agregó.

El presunto autor de los disparos, Robert Louis Singletary.
El presunto autor de los disparos, Robert Louis Singletary.Policía del Condado de Gaston

Ocho de cada 10 estadounidenses opinan que la violencia armada estaba en aumento, y uno de cada tres lo consideran un gran problema, según un sondeo de 2022. En una encuesta publicada este año, la mayoría aseguró que ellos o un miembro de su familia habían sufrido la violencia armada.