IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

"Me apuñalaste”: este niño sobrevivió una masacre familiar de la que su padre es el sospechoso

Ronnie Oneal III enfrenta cargos por los homicidios de su esposa y su hija discapacitada. Asumió su propia defensa y le permitieron interrogar a su hijo. “¿Te lastimé aquella noche?”, le preguntó al niño en la sala. Su respuesta fue estremecedora.

Un niño de 11 años, el único sobreviviente de una masacre familiar, relató en una corte de Tampa, Florida, los pormenores del ataque donde murieron su madre y su hermana mayor, quien sufría de parálisis cerebral y era muda, presuntamente a manos del padre.  

El hombre, Ronnie Oneal III, enfrenta dos cargos de homicidio por la muerte de su novia Kenyatta Barron, de 33 años, y de su hija Ron, de 9, y otro por intento de homicidio contra el niño el pasado 18 de marzo de 2018, cuando este tenía ocho años de edad.

En su testimonio de 20 minutos, el menor describió también cómo pudo escapar de su casa en llamas, un incendio que la Fiscalía asegura cometió Oneal.      

[Las muertes de latinos a manos de la policía son muchas más de las que se pensaba: han fallecido al menos 2,600 desde 2014]

Según las autoridades, Oneal mató a su novia con un arma de fuego y luego golpeó y utilizó un machete para quitarle la vida a su hija discapacitada. Inmediatamente después, según la acusación, hirió a su hijo con un arma punzante y le prendió fuego a la casa.  

Sin embargo, el acusado, quien asumió su propia defensa legal, declaró que esa versión difiere de los hechos y que la evidencia revelará que se trata de “una mentira” y de una versión “prefabricada y ficticia jamás vista”.

Mientras se dirigía al jurado durante su discurso de apertura en el juicio, que empezó esta semana, Oneal alzó la voz mientras gesticulaba y caminaba de un lado a otro.   

Ronnie Oneal III asumió su propia defensa legal en el juicio en su contra por la muerte de su novia y de su hija de 9 años, ocurrido el 18 de marzo, 2018. NBC News / vía WFLA

“Parece que estoy solo, pero tengo el respaldo de Dios todopoderoso”, gritó el acusado, quien tuvo la oportunidad de interrogar a su propio hijo.

“¿Te lastimé aquella noche?”, le preguntó al menor, quien respondió que “sí”. “¿Cómo te lastimé?”, le preguntó nuevamente. “Me apuñalaste”, respondió el hijo.

El jurado pudo escuchar la grabación de la llamada de auxilio que hizo Barron al número de emergencias 911.

[Un avión lo rescató de una montaña en Colorado hace casi 40 años. La policía ahora lo acusa de haber matado a dos mujeres esa misma noche]

“Ok, Ronnie, lo siento. Lo siento. Ayúdame, no puedo mover mi brazo. Me disparaste en el brazo, por favor, Ronnie”, se escucha decir a Barron.    

Pero Oneal asegura que su novia fue quien atacó a los menores y que la mató en defensa propia. También acusó a los detectives de plantar evidencias y de instruir a su hijo para que declarase en su contra.

Las pruebas demostrarán que yo amo a mis hijos, y no demostrarán que mi hijo me vio golpear a su madre hasta la muerte, como tampoco me vio disparar a su mamá. De hecho, él no presenció mucho”, declaró Oneal.

De ser hallado culpable, el hombre podría enfrentar la pena de muerte.

Con información de AP y The Washington Post