IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Madre de una joven asesinada por un presunto miembro de la banda MS-13 demanda al Gobierno

Kayla Hamilton, una joven con autismo, fue violada y estrangulada en una vivienda en Aberdeen, Maryland, el 27 de julio de 2022. Su madre, Tammy Nobles, preesentó una querella por $100 millones.

Una madre de Maryland, cuya hija fue violada y asesinada por un presunto miembro de la banda MS-13, está demandando al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y de Salud y Servicios Humanos (DHHS) por muerte negligente y reclama una suma de 100 millones de dólares, según medios locales.

Kayla Hamilton, una joven con autismo, fue violada y estrangulada en una vivienda en Aberdeen, Maryland, el 27 de julio de 2022.

Tammy Nobles, madre de la joven asesinada, testificó el pasado jueves ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes del Congreso.

Tammy Nobles, madre de Kayla Hamilton, testifica en el Congreso el 23 de mayo de 2023.
Tammy Nobles, madre de Kayla Hamilton, testifica en el Congreso el 23 de mayo de 2023.Getty Images

El sospechoso del asesinato, cuya identidad fue protegida porque era menor de edad en el momento del crimen, fue acusado a principios de 2023 por un gran jurado de Maryland de 11 cargos por el homicidio, entre ellos asesinato en primer grado, robo y violación y será juzgado como adulto.

Muestras de ADN recogidas en la escena del crimen llevaron al arresto del sospechoso, de nacionalidad salvadoreña.

De acuerdo con un relato de los hechos publicado por el diario conservador Washington Examiner, el día que fue asesinada, Hamilton llegó a la vivienda después de trabajar toda la noche, justo cuando su novio salía hacia el suyo.

[Biden afirma que está dispuesto a hacer “cambios masivos” en la frontera y el sistema de asilo]

A su regreso del trabajo, el novio de la joven la encontró muerta y llamó a la policía.

Según las autoridades, Hamilton había sido estrangulada con el cable de un cargador de un teléfono móvil. La joven había hecho una llamada a su novio que fue al buzón de voz, donde supuestamente quedó registrado el ataque, indicó el semanario.

Tras el arresto del sospechoso, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas confirmó que el detenido era miembro de la banda MS-13 y se encontraba ilegalmente en el país.

El sospechoso había cruzado ilegalmente hacia Estados Unidos desde México en marzo de 2022 y fue detenido por agentes de la Patrulla Fronteriza en la ciudad de Río Grande, en Texas, informó la policía de Aberdeen, citada por el Washington Examiner.

La policía local de Aberdeen, Maryland, confirmó previamente que el sospechoso había cruzado ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México y fue detenido por agentes federales de la Patrulla Fronteriza en Rio Grande City, Texas, en marzo de 2022..

Las primeras investigaciones revelaron que el sospechoso había alquilado una habitación en una casa móvil donde Hamilton y su novio tenían un cuarto.

[El secretario de Estado brinda con la canciller mexicana por mejoras con la crisis migratoria]

En un mensaje publicado en la página Facebook, Brian Claypool, abogado de la familia Hamilton, indicó que "el asesino tenía un tatuaje relacionado con la banda MS-13. El protocolo del DHS pide a los agentes que busquen estos tatuajes", afirmó al hacer el anuncio de la demanda.

"El asesino había sido arrestado en El Salvador en 2020 por estar asociado con una pandilla ilícita. Todo lo que el DHS tenía que hacer era una llamada telefónica para verificar esto y Kayla estaría viva", aseguró.

El abogado dijo que Salud y Servicios Humanos permitió que el sospechoso se quedara con un patrocinador "no verificado", que según él no era un miembro de la familia, de acuerdo con un reporte de ABC Baltimore.

"DHHS imprudentemente permitió que el asesino se quedara con un patrocinador 'no verificado' que no era un miembro de la familia", de acuerdo con Claypool, citado por la estación local. "Al cabo de un mes, huye y alquiló una habitación en una casa móvil donde estaban Kayla y su novio".

En un comunicado sobre el caso, el DDH indicó "nuestros corazones están con la familia de la sra. Hamilton. No hacemos comentarios sobre litigios pendientes. Los hombres y mujeres del DHS se toman muy en serio su responsabilidad de asegurar nuestro país".

Por su parte, el DHHS indicó en el caso que se encontraba profundamente entristecido por la trágica pérdida, y que tampoco no iba a hacer comentarios sobre posibles litigios.

La madre de la joven, indicó en una entrevista con el Washington Examiner el año pasado que "todo el mundo debería saber cómo [el sospechoso] llegó hasta aquí. Todas las personas implicadas que condujeron a su muerte [...] deberían ser responsables".

"Sólo era una niña feliz que quería vivir la vida, y se la llevaron. No hacía nada. Tenía dos trabajos. Intentaba entender la vida siendo autista", añadió.

Nobles testificó anteriormente ante el Subcomité de Integridad, Seguridad y Control de la Inmigración de la Cámara de Representantes, en mayo de 2023.