IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La policía investiga si el tirador del Club Q, en Colorado, había sido arrestado por amenazar a su madre con una bomba

En junio del 2021, un hombre con el mismo nombre y edad del sospechoso de disparar en un club gay el sábado, protagonizó un incidente que obligó a la evacuación de 10 casas en un suburbio de Colorado Springs.

Las autoridades están investigando si el atacante que disparó y mató a 5 personas en un club nocturno gay de Colorado la noche del sábado, es la misma persona que fue arrestada en 2021 durante un incidente con una bomba casera, que obligó a la evacuación de al menos 10 casas en un suburbio de Colorado Springs.

En junio del año pasado, oficiales del departamento del Sheriff de el condado de El Paso arrestaron a un hombre con el mismo nombre y edad que el sospechoso de abrir fuego en el Club Q el sábado, informó el diario local Colorado Springs Gazette.

[Arrestan al sospechoso del tiroteo masivo en un club gay de Colorado que dejó al menos 5 muertos y 25 heridos]

El hombre, identificado como Anderson Lee Aldrich, de 22 años, está bajo custodia en un hospital local, informó la policía durante una conferencia de prensa este domingo por la mañana.

Según el reporte del diario, el caso del año pasado fue desestimado, por lo que no se presentaron cargos formales y el expediente fue declarado confidencial. Las autoridades no confirmaron si Aldrich es la misma persona arrestada en ambos incidentes, aunque un agente federal citado por el diario The Washington Post dijo que la fecha de nacimiento del tirador del Club Q coincide con la del sospechoso de la amenaza de bomba en 2021.

Una persona llora durante una ceremonia en honor de las víctimas del ataque al Club Q celebrada en la iglesia unitaria All Souls de Colorado Springs, Colorado, el domingo 20 de noviembre de 2022.
Una persona llora durante una ceremonia en honor de las víctimas del ataque al Club Q celebrada en la iglesia unitaria All Souls de Colorado Springs, Colorado, el domingo 20 de noviembre de 2022. Parker Seibold / AP

En el incidente del año pasado, la madre del hombre llamó a la policía para denunciar que su hijo la había amenazado con una bomba y otras armas. Cuando pidió ayuda, la madre dijo que no sabía dónde estaba el sospechoso, según un comunicado de la oficina del Sheriff citado por el Colorado Springs Gazette.

La policía logró ubicar al hombre, quien se atrincheró en la casa de su madre durante varias horas hasta que los negociadores lograron que saliera y fue arrestado.

Dos bartenders murieron

En el caso de este sábado, la policía respondió a las primeras llamadas de auxilio a eso de las las 11:57 pm (hora local de Colorado). El Club Q celebraba el sábado un espectáculo de “Drag Divas” seguido de música punk y alternativa y de una fiesta de cumpleaños, según su página de Facebook.

El atacante llegó con un rifle y comenzó a disparar a la multitud. Mató a 5 personas y dejó a 25 heridas antes de que varios clientes del bar lograran controlarlo. Dos de las personas fallecidas eran Daniel Davis Aston y Derrick Rump, bartenders del club nocturno, según reportaron varios medios. Rump también era uno de los copropietarios del local, reportó el Colorado Springs Gazette.

[Los “heroicos clientes” que enfrentaron al atacante que abrió fuego en un club gay de Colorado y salvaron vidas]

Poco a poco ha trascendido la identidad de algunas personas heridas, entre ellas Jerecho Loveall, de 30 años, quien recibió un balazo en una pierna. Su padre, John Loveall, dijo al diario The Washington Post que su hijo estaba en el club apoyando a un primo que se presentaba esa noche. Contó que su familiar lo llamó pasada la medianoche para decirle que le habían disparado.

Otra de las personas heridas fue identificada como DJ T-Beatz, quien estaba trabajando en la puerta del club. Fue tiroteado en el estómago y apéndice, y este domingo se recuperaba de la cirugía.

Las autoridades han elogiado la rápida acción de las personas que controlaron al atacante. Adrian Vasquez, jefe del Departamento de Policía de Colorado Springs, señaló que “dos personas heroicas” se enfrentaron con el tirador y detuvieron el ataque. “Tenemos una gran deuda de agradecimiento con ellos”, dijo, “sus acciones claramente salvaron vidas.

[“Hay que votar por nuestras vidas”: la comunidad hispana LGBTQ explica qué le motiva a participar en esta elección]

“Agradecemos las rápidas reacciones de los heroicos clientes que sometieron al agresor y pusieron fin a este ataque de odio”, publicó el Club Q en su página de Facebook.

El tiroteo ocurrió la noche antes de que el Club Q celebrase un evento para conmemorar el Día Internacional del Recuerdo de las Personas Transgénero. En su página de Facebook había anunciado un show para el domingo a las 8 p.m.