IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La policía aclara el misterio de la mujer ensangrentada que gritaba en un camión

Un testigo denunció que un camionero había escapado tras meter en su vehículo a una mujer, quizá latina, que intentaba huir. Pero la historia no es tan siniestra como parecía. 

Por Marlene Lenthang - NBC News

La policía de Nueva Jersey ha resuelto aparentemente el misterio de la mujer que fue vista ensangrentada y gritando en la cabina de un camión blanco: fue localizada tras 26 horas de búsqueda, está a salvo y su historia no es tan siniestra como en un inicio aparentaba.

La investigación se inició el miércoles, cuando un testigo reportó haber visto a una mujer sangrando y al conductor del vehículo metiéndola al camión alrededor de las 2 de la tarde en la ruta 130, según informó este jueves la policía del municipio South Brunswick.

Las autoridades publicaron grabaciones del incidente pidiendo la colaboración ciudadana y lograron localizar el vehículo a las 5 de la tarde del jueves. El conductor del camión y la mujer, de unos 50 años, son un matrimonio, según explicó el subcomisario Jim Ryan a NBC News. La mujer estaba sangrando tras golpearse la cabeza dentro del vehículo y trató de salir por la ventana por su susto.

En las imágenes de cámaras de vigilancia se ve cómo el camión acelera cuando un hombre se acerca al vehículo; según la policía, el camionero aceleró para acudir a pedir ayuda médica.

La policía aseguró haber recibido pistas de distintas partes del país, pero quien les ayudó a localizar a la pareja fue Gabrielli Truck Sales, un concesionario de camiones ubicado en la ruta 130, cerca de donde sucedió el incidente, que le proporcionó un video clave.

[Buscan un camión blanco en Nueva Jersey con una mujer ensangrentada secuestrada]

Las autoridades buscaron en los condados de Middlesex y Union y observaron a un hombre que coincidía con la descripción realizada por un testigo; hallaron a la mujer en el mismo lugar, y ambos accedieron a acudir a la estación policial para ser interrogados.

El hombre detuvo el vehículo sin aviso, según su testimonio, y su esposa “se cayó hacia adelante y se golpeó la cabeza”, explicó Ryan.

“Él la tomó del hombro cuando vio que se golpeó la cabeza. Ella vio la sangre y entró en pánico porque pensó que era grave, por eso empezó a gritar por ayuda, mientras quería presionar la herida. Cuando él detuvo el camión y vio la sangre, se dio cuenta que debían buscar atención médica”, siguió Ryan.

“No se percató de la presencia del testigo ni notó que alguien más hubiera presenciado el incidente”, agregó, para explicar por qué aceleró el camión. El conductor dijo que el sangrado cesó y que fueron a un local Rite Aid para conseguir un vendaje para la mujer.

Un video en el interior del camión confirma la versión de la pareja. Los detectives dijeron que encontrarlos fue “buscar una aguja en un pajar”. Recibieron pistas desde Texas, California y Washington. La policía contó con ayuda del FBI.

“Usualmente nuestras historias son tan tristes y trágicas, esta tiene un final positivo porque muchas personas se involucraron rápidamente y encontramos las respuestas”, concluyó Ryan.