IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La jueza Esther Salas dice que el sospechoso de matar a su hijo también tuvo en la mira a la jueza Sotomayor

Roy Den Hollander, un abogado misógino, preparó una emboscada en la casa de Salas: allí mató presuntamente a su hijo Daniel Anderl, de 20 años, y dejó herido a su esposo Mark. El día siguiente, el presunto agresor se suicidó.

El hombre sospechoso de matar al hijo de la jueza federal Esther Salas el pasado verano, antes de suicidarse, también estuvo rastreando y recopilando información sobre la jueza de la Corte Suprema Sonia Sotomayor, según dijo Salas en una entrevista para el programa '60 minutes' de la cadena CBS. Estaba programada para ser emitida este domingo, pero se adelantó un fragmento el viernes. 

Roy Den Hollander preparó una emboscada contra Salas y su familia al camuflarse de repartidor de FedEx y llegar hasta la casa en la que vivían, contó la propia jueza, que trabaja para el distrito de Nueva Jersey y consideran las autoridades. El sospechoso era un abogado de derechos de los hombres con un historial de escritos antifeministas. 

[Una pionera latina: la jueza Esther Salas es descrita como una mentora tras el asesinato de su hijo en su propia casa]

Daniel Anderl, de 20 años, falleció tras ser alcanzado por disparos. Mark Anderl, el esposo de Salas, resultó herido de gravedad. La jueza federal estaba en otra parte de la casa en ese momento y resultó ilesa.

Den Hollander, de 72 años, fue hallado sin vida por un disparo autoinflingido el día después de la emboscada a Salas y su familia. El FBI encontró que el hombre tenía un documento con información sobre cerca de doce juezas del país, la mitad de ellas de origen hispano como Salas y Sotomayor

La jueza de la Corte Suprema Sonia Sotomayor, en una imagen de 2019. AP / AP

La jueza dijo que cuando el FBI encontró la documentación que llevaba Den Hollander, se dio cuenta de que no era la única en su mira. "Encontraron otra pistola, una Glock, y más municiones. Pero lo más preocupante que encontraron fue una carpeta con datos sobre la jueza Sonia Sotomayor", dijo, un dato que le pareció “espeluznante”. 

[Hallado muerto un abogado al que la policía vincula al tiroteo contra la familia de una jueza latina en Nueva Jersey]

Cuando el entrevistador del programa, Bill Whitaker, le preguntó si pensaba que el sospechoso persiguió a Sotomayor como hizo con ella, Slas contestó: "¿Quién sabe qué pudo haber pasado? Pero debemos entender que los jueces están en riesgo". Y agregó: "Nos ponemos en gran peligro todos los días por hacer nuestro trabajo".

Después de que saliera la declaración de Salas, tanto la Corte Suprema como el FBI se negaron a ofrecer comentarios, según AP. "No hablamos de seguridad como una cuestión de política de la Corte", dijo la portavoz de la Corte Kathy Arberg en un correo electrónico.

Salas ha pedido más privacidad y protección para los jueces, incluida la eliminación de información personal de Internet, para hacer frente a las crecientes amenazas cibernéticas contra estos profesionales de la justicia. 

El Servicio de Alguaciles, que garantiza la protección de unos 2,700 jueces federales, dijo que hubo 4,449 amenazas y comunicaciones inapropiadas en 2019, frente a los 926 incidentes de este tipo en 2015.

Una ley que lleva el nombre del hijo de Salas y que facilitaría proteger la información personal de los jueces no fue aprobada por el Senado en diciembre, pero podría reintroducirse este año.

Con información de CBS 60 Minutes y AP.