IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La atención pública se centra en los padres de Brian Laundrie tras el hallazgo de los restos mortales del novio de Gabby Petito

Los investigadores analizan el cuaderno de notas del joven, al que vinculan con el asesinato de su prometida. La cooperación de los padres fue esencial para encontrar su cuerpo.

Por Antonio Planas y David K. Li — NBC News

Después de buscar durante más de un mes, las autoridades al fin encontraron en un pantano de Florida los restos óseos de Brian Laundrie, quien estaba considerado como persona de interés en el asesinato de su prometida, Gabby Petito. Y fue gracias a sus padres.

Los investigadores localizaron restos humanos el miércoles en la reserva Carlton, un extenso refugio de vida silvestre de Florida que fue el último lugar en el que se sabe que estuvo Laundrie, de 23 años. Los restos fueron identificados como suyos gracias a los registros dentales, según anunció este jueves el FBI.

Brian Laundrie, de 23 años, novio de Gabby Petito. @gabspetito / vía Instagram

El hallazgo se produjo después de que los padres de Laundrie dirigieran a los agentes del FBI y a la policía de North Port a una zona en la que se encontraron “algunos artículos pertenecientes a Brian”, según una declaración del abogado de la familia, Steven Bertolino.

Añadió que los padres encontraron los artículos “en una zona en la que inicialmente habían avisado a las fuerzas del orden de que Brian podría estar”.

Algunos objetos que se cree que pertenecían a Laundrie, entre ellos un cuaderno, “se encontraron en una zona que hasta hace poco había estado bajo el agua”, dijo Michael McPherson, agente especial a cargo de la oficina del FBI en Tampa.

David Thomas, que trabajó durante 20 años como oficial de policía en Michigan y Florida, dijo que es probable que los padres de Laundrie hayan tomado la decisión de implicarse públicamente en la búsqueda bajo la dirección de su abogado.

“Si eres inteligente, dejas que tu abogado hable. No lo haces tú. Y ellos se pusieron en manos de un abogado de inmediato”, dijo Thomas, profesor de estudios forenses en Universidad de la Costa del Golfo de Florida. “Sospecharía que cualquier movimiento que hicieron, como cuando el padre salió y les ayudó con la búsqueda... cualquier cosa que les veas hacer, no creo que lo hicieran sin el consejo de su abogado”, agregó.

Los padres de Laundrie han dicho que las especulaciones de que ayudaron a su hijo a escapar son “simplemente erróneas”, según una declaración de Bertolino de finales de septiembre.

El abogado rechazó responder a las preguntas sobre el momento en que ambos padres se involucraron en la búsqueda durante una entrevista con NBC News Now tras la identificación de los restos.

“No hubo ningún acuerdo”, dijo Bertolino, “ciertamente hubo conversaciones, como es de esperar que ocurra en todos los casos penales. Siempre hay conversaciones con los fiscales... pero no se llegó a ningún acuerdo”.

Los padres han cooperado con las autoridades a nivel local como federal desde el primer día con respecto a Brian, agregó el letrado.

El abogado descartó las especulaciones sobre por qué se tardó tanto en encontrar los restos y las pertenencias, e insistió en que la zona donde se encontraron las pruebas el miércoles estaba previamente sumergida y era inaccesible.

“Cuándo se acaban... estas conjeturas, estas teorías, gente que no tiene conocimiento de primera mano y concretamente con los hechos de ayer”, dijo Bertolino. “Tienes gente con conocimiento de primera mano que te dice cómo se desarrolló esto. Y aún así la gente no se lo cree”, agregó.

La exagente del FBI Bryanna Fox, profesora de criminología en la Universidad del Sur de Florida en Tampa, dijo el miércoles que el procesamiento de un cargo de ayuda e instigación u obstrucción de la justicia es un listón muy alto que requiere la prueba de un “conocimiento del acto ilegal y la intención de ayudar”.

Las autoridades policiales no han acusado a los padres de cometer infracciones.

El teniente retirado Thomas Nolan, un veterano de 27 años del Departamento de Policía de Boston, dijo que es “ciertamente justo cuestionar lo que pudo haber ocurrido entre las fuerzas del orden, los fiscales y los padres”.

“Las autoridades se mueven por una línea muy fina en términos de alienar a los padres y no recibir ninguna información o cooperación de ellos en absoluto; es un equilibrio delicado”, agregó.

Laundrie, de North Port, Florida, estaba considerado como una persona de interés en la desaparición de Petito, que fue encontrada muerta en Wyoming el mes pasado.

El cuerpo de la joven, de 22 años, fue descubierto el 19 de septiembre en la zona de acampada de Spread Creek, en el Bosque Nacional Bridger-Teton. El forense dictaminó que la muerte se debió a un homicidio por “estrangulamiento manual”.

Petito y Laundrie estaban en un viaje por carretera por el país, relatando sus viajes en redes sociales, antes de que él regresara a la casa de sus padres en North Port, Florida, el 1 de septiembre sin su prometida, dijo la policía.

Los padres de Laundrie han mantenido un perfil bajo desde entonces, y dijeron a los investigadores que su hijo se fue de excursión dos semanas más tarde y nunca regresó, lo que provocó una persecución nacional.

El pasado fin de semana, los padres de Petito acusaron a los Laundrie de ocultar información crucial sobre su muerte y su misteriosa desaparición.

En una entrevista concedida a 60 Minutes Australia, la madre de Petito, Nicole Schmidt, denunció a la pareja de Florida que iba a convertirse en la familia política de su hija.

“Creo que el silencio dice mucho. Creo que probablemente saben, si no todo, la mayor parte de la información”, dijo Schmidt. “Me encantaría simplemente, cara a cara, preguntar: ¿Por qué hacen esto? Solo díganme la verdad”, imploró.

La familia de Laundrie dijo que el joven fue de excursión a mediados de septiembre en la Reserva Carlton, la reserva de 25,000 acres que había sido registrada en múltiples ocasiones antes del descubrimiento del miércoles.

Los padres de Petito han acusado a los Laundrie de no cooperar cuando buscaban a su hija y de ocultarles información después de que Laundrie volviera a casa sin ella.

Joseph L. Giacalone, sargento retirado del Departamento de Policía de Nueva York que supervisaba una unidad de casos sin resolver en el Bronx, dijo: “La mayoría de los padres harían exactamente lo que tienen que hacer”.

“Puede ser moral y éticamente incorrecto, pero entendemos lo que harán las madres, lo que harán los padres. Estoy seguro de que esperaban algo extraño, cuando él llega a casa con el coche y ella no está”, dijo, refiriéndose al regreso de Laundrie tras el viaje por carretera.

Pero como los restos fueron identificados positivamente como los  de Laundrie, eso podría complicar la investigación de la muerte de Petito.

Ahora que las autoridades identificaron los restos como los de Laundrie, Giacalone dijo que espera que el caso termine como una “aclaración excepcional”, lo que significa que incluso si la policía sospecha que Laundrie mató a Petito, la investigación terminaría.

“Como está muerto, no pueden hacer nada al respecto”, dijo, y añadió que el caso podría terminar con una “expectativa insatisfecha”, especialmente para los padres de Petito, que quizá nunca sepan exactamente qué ocurrió antes y después de la muerte de su hija.