IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Nuevo video revela que el joven latino al que la policía disparó en California no estaba armado

Las imágenes fueron filmadas por el dueño de un negocio. “Quiero justicia, quiero que castiguen al policía que mató a mi hijo”, dijo Maritza Padilla, madre de Leonel Chávez.

El abogado de la familia de Leonel Chavéz, el joven de 24 años que murió tras recibir siete disparos de un oficial de la patrulla de carreteras en Los Ángeles, reiteró en entrevista con Noticias Telemundo que no estaba armado en el momento en que le dispararon el pasado 28 de septiembre, según muestra un video publicado este lunes.

El video que publicaron, filmado por el dueño de un negocio, lo demuestra: “Leonel no tenía ni una pistola ni un cuchillo. No presentaba ninguna amenaza ni para el público ni para los oficiales. Ellos no tenían justificación para haber usado este tipo de fuerza letal”, explicó el abogado Christian Contreras.

Los oficiales “escalaron de una situación, que nada más era un choque de dos autos, a la muerte de Leonel”.

Leonel Chávez trabajaba como guardia de seguridad.
Leonel Chávez trabajaba como guardia de seguridad.Cortesía de Christian Contreras

Chávez volvía del gimnasio, camino a su casa, cuando chocó su Honda Civic contra un Chevrolet Camaro en la intersección entre las calles Indiana y Medford, en el barrio El Sereno, en el este de Los Ángeles.

Dos agentes de la Patrulla de Carreteras de California (CHP por sus siglas en inglés) llegaron hasta ahí el 28 de septiembre, luego de haber recibido una llamada alrededor de las 3:15 pm reportando el accidente, como informa el diario Los Angeles Times.

El oficial de la CHP, Robert Ruiz, confirmó la llamada y la hora del incidente en una rueda de prensa la semana pasada, pero no ofreció ningún detalle sobre lo que ocasionó el tiroteo o por qué los agentes procedieron de esa forma.

Tampoco dijo si Chávez estaba armado o si se encontró un arma en la escena, según reporta la cadena local de televisión Fox 11.

El fiscal general de California, Rob Bonta, también anunció la semana pasada que ya inició una investigación sobre la muerte de Chávez.

La familia pide cargos criminales contra los policías

Leonel Chávez era un guardia de seguridad que vivía en la urbanización Ramona Gardens, asistía a un community college y le gustaba ir al gimnasio.

Contreras dijo que de hecho él y su colega Humberto Guizar, quien también está a cargo del caso, lo conocieron ahí. “Era un buen muchacho, no tenía un historial de crimen. No tomaba ni usaba drogas”, detalló.

Dalilia Méndez, una testigo que habló con Los Angeles Times, dijo que le pareció que Chávez “estaba un poco borracho”, que por eso tropezó y que fue entonces cuando los agentes le dispararon.

[Un joven latino recibe una brutal golpiza a la salida de un concierto en Texas]

Contreras habló con esa misma testigo y le preguntó si estaba segura de lo que vio. “Me dijo que no tenía evidencias”, indicó el abogado. “No estoy diciendo que no pueda ser verdad, pero no hay evidencias para apoyarlo. Su familia, además, dice nada que nada de eso era parte de su carácter”.

Agregó, sin embargo, que los agentes dejaron tirado a Chávez y que antes de dispararle lo habían atacado con una pistola paralizante (taser, en inglés), según otros testigos.

“Quiero justicia, quiero que castiguen al policía que mató a mi hijo… y cargos criminales”, dijo Maritza Padilla, madre de Chávez, en entrevista con Noticias Telemundo. “Yo estoy muerta, me dieron un dolor muy grande”.

[California elimina la palabra ‘alien’ de todas sus leyes estatales]

Contreras confirmó que están exigiendo al fiscal del distrito de Los Ángeles, George Gascón, que presente cargos criminales contra los oficiales que mataron al joven “sin justificación”.

Este sábado 9 de octubre, a la 1:00 p.m. (hora local), está prevista una manifestación frente al departamento de la Patrulla de Carreteras de California para pedir justicia para Leonel Chávez.