IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Dos de las tres víctimas fatales del tiroteo en la Universidad de Nevada son identificadas como profesores

Patricia Navarro-Velez, de 39 años, y Cha Jan, 'Jerry', Chang, de 64, fallecieron el miércoles durante el ataque. El agresor había buscado trabajo en el instituto desde hacía años y llevaba consigo una lista con nombres de miembros del profesorado, incluidos algunos de otra universidad.

Dos de las víctimas fatales del tiroteo en la Universidad de Nevada, en Las Vegas, que dejó tres muertos y un herido el miércoles fueron identificadas por las autoridades como Patricia Navarro-Velez, de 39 años, y Cha Jan, Jerry, Chang, de 64, quienes eran profesores de la institución.

La identidad de la tercera víctima fatal no fue revelada porque sus familiares aún no han sido notificados, dijo la policía en una conferencia de prensa el jueves por la tarde.

El hombre gravemente herido, un profesor visitante de 38 años, se encuentra fuera de peligro tras recibir atención médica en un hospital local, agregaron las autoridades.

Police on the UNLV campus.
La policía en la escena del tiroteo en la Universidad de Nevada, en Las Vegas, el 6 de diciembre de 2023. Madeline Carter / Las Vegas Review-Journal via Getty Images

El sospechoso de abrir fuego el miércoles en el campus había solicitado un puesto de trabajo en el centro de altos estudios, pero no fue contratado, según dos altos cargos de las fuerzas de seguridad informados del caso.

Los funcionarios identificaron al atacante como Anthony Polito, de 67 años, quien murió por disparos de la policía tras un enfrentamiento a las puertas de la universidad. Las fuentes afirmaron que Polito no solicitó el puesto recientemente, de manera que no está claro el motivo concreto del tiroteo.

Polito había sido profesor en el Departamento de Mercadeo y Gestión de la Cadena de Suministro en la Universidad de Carolina del Este, en Carolina del Norte, de 2001 a 2017, según un comunicado publicado el jueves por la escuela. Dimitió en enero de 2017 como profesor titular asociado.

El presidente de la universidad,  Keith E. Whitfield, dijo en una carta enviada a los estudiantes este jueves que el tiroteo en la Escuela de Negocios había sido "el día más difícil en la historia de nuestra universidad", según la agencia de noticias The Associated Press.

Withfield agregó que Navarro-Velez era una profesora de contaduría con un doctorado en esa materia, y quien se dedicaba a la investigación sobre la ciberseguridad y el análisis de datos.

Chang era un profesor asociado de negocios que había impartido clases en la institución desde 2001. Tenía títulos universitarios de Taiwán, la Universidad Central de Michigan y Texas A&M, así como doctor en informática por la Universidad de Pittsburgh.

Ningún estudiante resultó herido, según Withfield.

Durante una rueda de prensa el jueves en la tarde, las autoridades indicaron que Polito, a quienes siempre se refirieron como el sospechoso, poseía un arma de 9 mm que había sido adquirida legalmente en 2022.

La policía afirmó que no se sabe cuántos disparos hubo.

Durante la conferencia de prensa, las autoridades también mostraron un video en el se ve al sospechoso después del ataque cuando es confrontado por un agente de la policía, quien procedió a eliminarlo.

La balacera comenzó en la cuarta planta del edificio Beam Hall y luego continuó en “múltiples” otras plantas antes de que el sospechoso fuera “neutralizado” fuera del edificio, contó el sheriff de la Policía de Las Vegas, Kevin McMahill.

La policía no ha podido determinar todavía la secuencia de los disparos, debido a que en los edificios donde tuvieron lugar los hechos no hay cámaras.

En el vehículo del sospechoso fue hallada una cámara, que le ha permitido a las autoridades reconstruir sus pasos. Precisaron que antes de lanzar el ataque, el sospechoso estuvo en una oficina de correos y envió 22 cartas.

También tenía una lista con nombres que miró al ingresar a la institución, que incluía a personas de la Universidad del Este de Carolina, en Carolina del Norte, donde había trabajado, indicó McMahill.

Una de esas cartas, indicaron la policía, contenía un polvo blanco que está siendo analizado.

Pidieron a todas las personas que reciban un sobre sin remitente que no lo abran y se pongan en contacto con las autoridades.

Afirmaron que dejó un suerte de testamento, además de que fueron halladas armas.