IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Hialeah pagará $500,000 a la familia de un hombre hispano que fue baleado más de 120 veces

Lester Machado, de 24 años, fue detenido y perseguido por la policía por un supuesto incidente de tráfico menor en 2017. Ese mismo año, la policía disparó a 179 personas mientras estaban en vehículos.

La ciudad de Hialeah, en Florida, pagará 500,000 dólares a una familia que presentó una demanda por muerte injusta luego de que seis policías dispararan a un conductor más de 120 veces en 2017.

Ese año, Lester Machado, de 24 años, manejaba su Honda Civic por la ciudad cuando los policías lo detuvieron por una supuesta parada de tráfico menor.

El incidente terminó con una persecución por la carretera en la que Machado tuvo que orillar su auto y los policías abrieron fuego más de 100 veces, según reporta el periódico The Washington Post.


Los seis policías involucrados no reconocieron sus culpas y fueron absueltos de delitos.
Los seis policías involucrados no reconocieron sus culpas y fueron absueltos de delitos.Randy Faris / Getty Images

La demanda fue presentada por Yolaisy Pérez, madre de Machado, quien la ganó cinco años después de lo ocurrido.

Según una copia del acuerdo legal obtenido por el diario citado, la defensa de la víctima alegó que el tiroteo forma parte de un patrón de fuerza excesiva y "justicia callejera" por parte de la policía.

Los oficiales, quienes no admitieron su culpabilidad y fueron absueltos de delitos poco después del incidente, aseguraron que detuvieron a Machado porque tenía una luz de la matrícula rota. Los abogados de la familia, sin embargo, aseguraron que la luz funcionaba.

[Este hombre manejó su auto en Florida a gran velocidad para ser frenado por la policía. Un gesto con la mano salvó su vida]

Luego del tiroteo, según recoge el Post, Machado dio marcha atrás a su vehículo en dirección a los agentes.

Carl Zogby, sargento de la policía de Hialeah, dijo que los policías entonces "saltaron de nuevos a sus vehículos por su propia seguridad, y entonces él aprovecha y se aleja a toda velocidad”.

Fue entonces cuando lo persiguieron durante 10 minutos y se detuvieron cuando Machado se chocó contra un pilar del servicio de trenes Metrorail. Allí empezaron a disparar. Machado, según los archivos judiciales, recibió al menos siete impactos de bala; incluso en el estómago y la cabeza.

Fue encontrado muerto en el asiento trasero del lado del pasajero.

La política del departamento de policía de Hialeah señala que los agentes no deben perseguir a las personas por infracciones de tráfico menores. Los oficiales, no obstante, justificaron la persecución y tiroteo diciendo que Machado había utilizado el auto como un arma mortal.

"Es evidente que después del choque, y de la lluvia de disparos dirigidos a él, Machado buscaba refugio y protección de los disparos, y no se resistió, ni intentó huir o tomar represalias de ninguna manera contra la abrumadora potencia de fuego", dijeron los abogados de la familia, quienes aclararon que Machado tampoco estaba armado.

[Un oficial de Florida es investigado tras detener a un conductor negro y hacerse viral en TikTok: “Así es como los matan”]

En 2017, año en que Machado fue asesinado, la policía disparó a 179 personas en vehículos, la mayor cantidad de cualquier año desde que The Washington Post comenzó a hacer un seguimiento de este tipo de muertes.