IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Hallan muerta a una mujer en Georgia tras enviar $2,385 dólares a su hija junto a un escalofriante mensaje: "No me dejarán ir"

Debbie Collier salió de su casa, cerca de Atlanta, de forma "inusual", según su marido, en un vehículo alquilado con una radio que fue clave para localizar posteriormente su cadáver.

Una mujer de Georgia fue hallada muerta tras enviar 2,385 dólares a su hija con una nota que decía "No me van a dejar ir, te amo", según informó la Oficina del Sheriff del condado de Habersham.

Debbie Collier, de 59 años fue vista por última vez el 10 de septiembre en su casa en la ciudad de Athens, a 70 millas al este de Atlanta. Su cadáver fue encontrado al día siguiente, a una hora de distancia, cerca una camioneta alquilada y en una zona boscosa.

De acuerdo a los investigadores, su muerte se está tratando como un homicidio y no como un suicidio. Además se contempla la posibilidad de un secuestro, según la estación de NBC en Georgia.

Momento en el que las autoridades recuperan el auto alquilado de la víctima.
Momento en el que las autoridades recuperan el auto alquilado de la víctima.Afiliada de NBC en Georgia

La hija de Collier, Amanda Bearden, aseguró a los policías que su madre salió de la casa en el auto alquilado, porque el suyo estaba siendo reparado, portando su licencia de conducir y una tarjeta de debito, según informa la estación local.

Esa misma tarde, según Bearden, recibió una transferencia de 2,385 dólares, que no había solicitado, a través de la app Venmo, acompañada por el mensaje: "No me van a dejar ir, te amo”.

La hija intentó llamarla pero no logró comunicarse con su madre porque esta nunca le contestó. De acuerdo a la revista People también le habría indicado a su hija que había una llave de la casa debajo de una maceta azul.

El auto Chrysler alquilado por la mujer estaba equipado con una radio SiriumXM por satélite, lo que permitió localizarlo.Las autoriades usaron perros rastreadores para dar con el cuerpo de la mujer.

Collier trabajaba como gerente de la empresa inmobiliaria Carriage House Realty en Athens, y estaba casada con su esposo desde 2013.

De acuerdo People, el marido aseguró que era "inusual" que la mujer saliera de esa forma de su casa.