IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Este médico fue acusado de dar recetas fraudulentas y contrató a un sicario para silenciar a un testigo. Pero no era quien creía

El doctor, acusado de lucrarse con recetas peligrosas para la salud, pasó unos días en la cárcel y decidió que no quería regresar jamás. Así que contactó a un conocido con un plan macabro.
/ Source: Telemundo

Un médico de Connecticut fue acusado de recetar de manera fraudulenta un analgésico opioide y ahora está en la cárcel por recurrir a una temible pandilla para silenciar para siempre a quienes podían incriminarle. 

Anatoly Braylowsky fue arrestado en junio de 2020 acusado de fraude sanitario por recetar oxicodona a pacientes sin realizar los exámenes médicos necesarios para cobrar así 1,600 dólares, de hacer declaraciones falsas sobre asuntos sanitarios, y de dos cargos relacionados con la distribución de sustancias controladas, según el diario New Haven Register.

Tras pasar cinco días en prisión, el doctor fue puesto en libertad bajo fianza de 750,000 dólares, pero confinado en casa y vigilado mediante un dispositivo electrónico a la espera del juicio.

[Cadena perpetua para Cristhian Bahena Rivera, el migrante acusado de matar a la estudiante Mollie Tibbetts en Iowa]

Los cinco días que pasó en una cárcel de New Haven fueron "los peores de su vida" y estaba desesperado por evitar volver a poner un pie dentro, dijo supuestamente a un conocido, según una demanda penal presentada por los fiscales federales el pasado viernes y citada por el diario The Washington Post.

El testimonio de un testigo amenazaba con llevarlo a prisión de nuevo. Así que Braylovsky ideó un plan macabro: para impedir que hablara, el médico pidió a un conocido, que creía relacionado con el grupo de moteros Hells Angels, considerado una organización criminal por el Departamento de Justicia, que contratara a un miembro  para intimidarlo... o matarlo.

"Este tipo tiene que desaparecer", le dijo supuestamente el médico.

Pero en vez de llamar a los Hells Angels, su conocido llamó a la policía y esta puso en marcha una operación encubierta para atraparlo en una trama de asesinato por encargo, según una declaración jurada del FBI.

["Estoy en un quirófano": un cirujano plástico opera mientras asiste a un juicio por Zoom]

Un agente encubierto se hizo pasar por un sicario. "Soy un profesional [...] y si necesito encontrar a alguien lo encuentro", dijo el agente a Braylovsky el 24 de agosto, según la declaración jurada. Los hombres se vieron y discutieron el plan para atacar al testigo y evitar que pudiera prestar testimonio sobre las conversaciones grabadas que tuvo con el médico.

Tres días más tarde, Braylovsky fue detenido otra vez. Y en esta ocasión fue acusado de intentar obstruir a la Justicia.

El médico se encuentra ahora en el centro de detención deferal en Central Falls, Rhode Island. Su juicio está previsto para octubre.