Este hombre sobrevivió a nueve disparos, luego su exesposa planeó otro ataque mortal

Baron Li, de 48 años, sufrió una emboscada en Bellevue, Washington, planeada por su expareja quien contrató a dos adolescentes para matarlo. "Sabía de dónde venía la amenaza. No fue una sorpresa", aseguró Li.
Un hombre apunta con un arma a una persona.
Un hombre apunta con un arma a una persona.Getty Images/EyeEm
/ Source: Telemundo

Baron Li estaba caminando de su departamento a su coche para ir al trabajo, cuando, de repente, escuchó un fuerte ruido. Al darse la vuelta, vio a un adolescente delgado con un arma.

El joven le disparó en total nueve veces a quemarropa en el estacionamiento del complejo de departamentos donde vive Li. Era la mañana del 10 de julio, en Bellevue, cerca de Seattle, en Washington.

Tras recibir dos disparos, uno en la pierna, otro en el brazo, el hombre de 48 años, gerente de ventas de automóviles, cayó al piso.

Pero el adolescente no se cansó y le disparó otras siete veces mientras estaba enroscado en el piso. Las balas lo alcanzaron también en el torso y la cadera pero ninguna lo tocó en alguna parte del cuerpo que pusiera en riesgo su vida.

Li sobrevivió a la emboscada. Pero no estaba seguro de quién había intentado matarlo.

[Hallados en California los restos de una pareja latina desaparecida misteriosamente hace tres años]

El misterio fue resuelto esta semana. Los fiscales del condado de King acusaron el martes a su exesposa Shaerin Rose Kelley, de 30 años, de ser la autora intelectual del ataque.

Otros dos jóvenes de 17 años, Joseph Good y Quincy Méndez, fueron arrestados esta semana por intentar matar a Li a cambio de 13,000 dólares. Y comparecieron por primera vez ante el tribunal este viernes, según los fiscales.

Li pasó una semana en el Centro Médico Harborview, en Seattle, y estuvo postrado a una silla de ruedas durante un mes, luego de ser dado de alta del hospital.

Él y su exesposa llevan tiempo librando una agria batalla por la custodia de su hijo de 6 años que tiene una discapacidad. La policía asegura que puede haber un motivo financiero detrás del intento de asesinato y Li confirmó al periódico The Seattle Times que su hijo tiene un fondo fiduciario de necesidades especiales que contiene "bastante dinero".

"Sabía de dónde venía la amenaza. No fue una sorpresa. Sabía que estaba en su camino por lo que quería y que era capaz de hacerlo", dijo al medio citado. Kelley pidió el divorcio de Li en agosto de 2015, menos de cinco años después de su boda.

De acuerdo con la fiscalía, cuando Kelly supo que Li había sobrevivido, comenzó a planificar con al menos uno de los menores la manera de "completar el trabajo" y matarlo.

"El trabajo sin terminar tendrá que completarse a menos que se resuelva por sí mismo en el próximo mes", escribió Kelley, según los registros de la corte obtenidos por The Washington Post.

"¿Segura? Estoy bastante seguro de que lo terminé bien", dijo Good. Ella le respondió que Li sobrevivió "desafortunadamente".

"Su fracaso en matar a la víctima no fue por falta de esfuerzo", dijeron los fiscales en un memorando, según reporta The Washington Post, en el que pedían a un juez que fijara una fianza para los tres.

El cargo de intento de asesinato contra Kelley incluye un agravante por violencia doméstica. Uno de los menores, Good, fue acusado por intento premeditado de asesinato en primer grado y por posesión ilegal de un arma de fuego, luego de que la policía registrara su casa y encontrara una escopeta cargada bajo su cama y un rifle de calibre 22 en su armario, según los documentos de la fiscalía.

[Las denuncias por violencia doméstica en EE.UU. aumentan durante la pandemia]

Pese a que Kelley tenía inicialmente una fianza fijada de dos millones de dólares, la fiscal adjunta superior Jessica Berliner pidió que Kelley fuera detenida sin fianza y un juez estuvo de acuerdo, según los registros del tribunal y de la cárcel a los que tuvo acceso The Seattle Times. De ser condenada, se enfrenta a una posible cadena perpetua.

Good y Méndez, que están siendo acusados como adultos, permanecen bajo custodia en el Centro de Justicia para Niños y Familias de la jueza Patricia H. Clark. Cada uno tiene una fianza de 2 millones de dólares, según los cargos.

Este no es un caso aislado de violencia doméstica. El condado de King ha visto un incremento de asesinatos este año por violencia doméstica.

Casey McNerthney, portavoz de la Oficina del Fiscal del condado de King, aseguró que el condado ha tenido 15 homicidios por violencia doméstica en 2020, más que los dos años anteriores juntos. Y estos, menos uno, ocurrieron durante la pandemia, precisó McNerthney a The Washington Post. Los datos también fueron reportados por nuestra cadena hermana NBC News.

Los homicidios por violencia doméstica están en aumento en muchas ciudades del país. En Memphis, Milwaukee y Jefferson Parish, un suburbio de Nueva Orleans, los homicidios por violencia doméstica han igualado o superado el total del año pasado (con datos de hasta el 13 de octubre), según reporta NBC News. En el condado de Tarrant, Texas, donde se encuentra Fort Worth, se duplicaron con creces.

Los expertos atribuyen gran parte del alarmante aumento a la presión social y económica provocadas por la pandemia de coronavirus.

[Siga nuestra cobertura sobre la pandemia del coronavirus]

"Es imposible obtener datos nacionales concretos, pero sabemos que la violencia doméstica va en aumento", dijo a NBC News Ruth Glenn, directora ejecutiva de la Coalición Nacional contra la Violencia Doméstica.

"Mi mayor preocupación son las [víctimas] que no se reportan, particularmente durante este tiempo en que las cosas son aún más aterradoras y es potencialmente letal llamar".

Pero, a diferencia de este caso, la enorme mayoría de las víctimas son mujeres.

Abogados y defensores que luchan contra la violencia doméstica en ocho ciudades aseguraron a NBC News que durante los encierros las víctimas han tenido menos oportunidades de denunciar el abuso o de buscar ayuda.

Con información The Washington Post, The Seattle Post y NBC News.